Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
OSASUNA-ALBACETE | 1-0

Las individualidades dan tres sufridos puntos a un Osasuna más líder

  • El portero Nauzet, excepcional durante todo el partido y providencial al detener un penalti, salvó dos puntos
  • Martín hizo debutar en la segunda parte a dos jóvenes de 17 años: Antonio Otegui y Javi Martínez

Nino dedica a la grada el tanto conseguido ayer.

Las individualidades dan tres sufridos puntos a un Osasuna más líder

Nino dedica a la grada el tanto conseguido ayer.

SESMA
2
Actualizada 18/10/2015 a las 13:11
  • DN.ES. PAMPLONA.
Osasuna no funcionó este sábado en El Sadar como en sus mejores tardes de esta temporada. Durante muchos minutos, fue un equipo ahogado por el Albacete, mareado por el buen trato al balón de los manchegos y débil en los flancos de la defensa. Sin embargo, el equipo rojillo se acostó más líder, con 19 puntos ya en el bolsillo, y lo consiguió gracias a que allí donde no brilló el colectivo, sí lo hicieron las individuales: Nauzet y sus paradas, penalti incluido; Nino y su eterno idilio con el gol, y Javier Flaño, disfrazado por un día de extremo filigranero en la acción del tanto rojillo.

Pero si hay dos nombres propios que no olvidarán el partido contra el Albacete, esos son Antonio Otegui y Javi Martínez. Dos chicos de 17 años que ayer debutaron en Segunda División. Dos productos de la cantera en los que el técnico, Enrique Martín Monreal, confió cuando más apretaba el rival. Dos "nenes", como les calificó Martín en rueda de prensa, llamados a disfrutar de minutos en este Osasuna que, más que nunca, mira a Tajonar.

Antonio Otegui es un mediocentro de físico poco desarrollado, más ágil que rápido, si bien poseedor de una calidad que llena los ojos en los entrenamientos en Tajonar: controles de balón exquisitos y, sobre todo, los milimétricos cambios de juego, con un golpeo fácil, natural, son sus señas de identidad.

Javi Martínez comparte con Otegui un físico todavía por hacer y, futbolísticamente, parece estar más lejos de dar el salto definitivo al primer equipo. De momento, entre semana muestra descaro, una buena zancada y la técnica necesaria para desenvolverse entre defensas mucho más duros y experimentados que él.

Los minutos de juego de estos canteranos pusieron la guinda a la sexta victoria de la temporada en lo que, sobre el papel, debería ser un momento idílico para los aficionados rojillos. Sin embargo, ni los tres puntos ni los debuts pueden ocultar que Osasuna no fue, ni mucho menos, superior a su rival. Una certeza que debe servir para espantar euforias y recordar que el camino por la Liga Adelante no va a ser, precisamente, un paseo.
 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual