Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
OSASUNA 0-0 GIRONA

Osasuna se reinicia tras un buen partido contra el Girona

  • El equipo rojillo encontró en Miguel Flaño y Vujadinovic una pareja de centrales de garantías
  • La intensidad defensiva y la movilidad en ataque permitieron a Osasuna sumar 8 remates a portería

Raoul Loé, contra el Girona

Raoul Loé, contra el Girona

Stefan D.G.S.
0
Actualizada 02/12/2014 a las 00:57
Etiquetas
  • JOSÉ MIGUEL SÁNCHEZ. PAMPLONA
Tras la aprobación de la Ley Foral para la reestructuración de la deuda de Osasuna, y después de que Luis Sabalza y Javier Zabaleta presentaran sus candidaturas a la presidencia del club, el equipo rojillo recibía al Girona con la necesidad de abrir también un tiempo nuevo en lo deportivo.

Agitado por la inestabilidad institucional que sufre el club tras el descenso a Segunda División, el futuro de Osasuna empieza lentamente a aclararse, un factor que podría ser decisivo en el horizonte deportivo de los rojillos.

Visitaba El Sadar uno de los equipos más peligrosos de la categoría, el Girona, segundo clasificado y en un gran estado de forma. Osasuna, por su parte, vivía atrapado por la incertidumbre, después de caer con justicia la jornada pasada contra el colista, el Albacete (2-0).

El director deportivo de Osasuna, Pedja Vasiljevic, agitó la actualidad del club cuando, en rueda de prensa, expresó que la plantilla estaba compitiendo "al 50%". Algo que no sentó bien ni a los jugadores rojillos ni al propio Jan Urban, que así lo hizo saber ante los medios.

Todos estos factores (la llegada de 'cierta' paz institucional y las críticas directas a la plantilla de Ibero y Vasiljevic) provocaron que los jugadores de Osasuna mostraran una nueva imagen sobre el césped, más intensa, más aguerrida, más ambiciosa. Así, Osasuna saltó al terreno de juego de El Sadar sin miedo, a por la victoria, con una imagen que no se recordaba desde aquel primer partido de la Liga Adelante contra el Barcelona B.

El equipo de Jan Urban cuajó seguramente la mejor primera parte -y la más realista en comparación a la plantilla de la primera jornada- de esta temporada. Por fin, el técnico polaco encontró una pareja de centrales de garantías, con Miguel Flaño en la derecha y Nikola Vujadinovic en la izquierda. Los dos incorporaron una mejor salida de la pelota desde atrás, que pronto encontró la contribución de Javad Nekounam en la medular y el buen criterio defensivo de Raoul Loé. Por primera vez esta temporada, Osasuna tuvo equilibrio entre la defensa y el ataque, con un buen Javier Flaño en la derecha y un luchador Sisi en el lateral izquierdo, posición en la que ha sido reconvertido con acierto en las dos últimas jornadas. Cadamuro se quedó en el banquillo.

Arriba, Ansarifard realizó su mejor partido desde que está en Osasuna. El iraní, al que le ha costado coger la forma, aportó muchas soluciones en ataque, aprovechando su velocidad y creando peligrosas ocasiones de gol.

Pero si el equipo mejora, casi siempre suele hacerlo cuando Miguel De las Cuevas tiene ganas de hacer un buen partido. El alicantino está sobrado de calidad y, cuando suma a su juego la actitud, es un jugador desequilibrante. Un pastel que acaba encontrando la guinda con la intensidad y la brega de Nino y Kenan Kodro.

Si este sábado Osasuna no ganó, fue por falta de suerte y efectividad. El equipo rojillo sumó hasta un total de 8 remates a puerta y numerosas ocasiones claras de gol -como un disparo a puerta vacía de Nekounam que se marchó alto-.

En la segunda parte, el equipo rojillo acusó las revoluciones de la primera parte, y sufrió en los minutos finales en los que Santamaría realizó dos paradas de mérito. Cedrick, que salió para romper el partido, apenas pudo hacer daño por la izquierda y sólo José García, que mostró atrevimiento, mejoró en parte la imagen de un Osasuna que no se conformó con el empeta pero que sacó un buen punto contra el Girona (0-0).

Como dijo Urban tras el partido, este es el camino a seguir. Si el equipo conserva el hambre, y si la situación institucional vuelve a la calma, el futuro del club puede ser esperanzador. Tras esta semana, Osasuna se reinicia.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra