Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
C.A. Osasuna

Osasuna pone fin a la sequía de victorias en el mejor momento

Oier abraza a Silva a la conclusión del partido

Osasuna pone fin a la sequía de victorias en el mejor momento

Oier abraza a Silva a la conclusión del partido

EFE
0
05/04/2014 a las 06:00
  • europa press/dn.es. pamplona
Osasuna alivió su situación tras conseguir los tres puntos en su visita al Almería (1-2) gracias a una notable primera mitad en la que llegaron los goles de Oriol Riera y Alejandro Arribas, en el partido adelantado a este viernes de la trigésimo segunda jornada de la Liga BBVA.

El cuadro rojillo, que fue de más a menos, cogió aire a costa de un rival directo y salió del descenso de manera provisional, a la espera del resultado que cosechen este fin de semana Elche, Getafe, Rayo y Valladolid. Sea como fuere, Osasuna volvió a ganar en el mejor momento, seis jornadas después, y por primera vez como visitante desde diciembre.

Oriol Riera, el máximo goleador de los rojillos, inauguró el marcador culminando un rechace de Cejudo que se convirtió en asistencia de manera involuntaria. Los andaluces protestaron la acción, pero el exdelantero del Alcorcón estaba en posición reglamentaria. 

Y cuando Osasuna parecía conformarse con el primer gol se encontró con el segundo en un cabezazo de Arribas. Una falta en el costado izquierdo terminó siendo despejada por Verza, pero el esférico se quedó planeando el área de Esteban. El defensa osasunista ajustó al palo largo y colocó el 0-2 a la media hora.

El equipo de Francisco intentó reaccionar en la segunda mitad y acortaron distancias por medio del exrojillo Soriano. Sin embargo, entre Andrés Fernández y Flaño, que volvía a la alineación titular y estuvo rapidísimo al corte en un balón que Soriano iba a controlar al borde del área pequeña, desbarataron las ocasiones de los rojiblancos.

Asimismo, los cambios de Javi Gracia surtieron efecto en esta ocasión. Lobato se fabricó una gran oportunidad, Oier dio mayor consistencia al centro del campo -aunque el gol del Almería le pilló en frío- y Acuña demostró que en la disputa de balones divididos y con espacios por delante es un incordio para los defensas.

Este victoria trascendental viene a dar continuidad a la reacción protagonizada por Osasuna en los últimos minutos contra la Real Sociedad y debería enterrar la mala dinámica en la que se había metido el equipo, sentando las bases para que el equipo navarro dé otro pase de gigante hacia la permanencia el próximo viernes, en El Sadar, frente al Valladolid.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual