Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
OBERENA

Tomás Pascualena, la cabeza de un club familiar

  • Conoce al presidente de Oberena, uno de los equipos más asentados en Tercera División.

Tomás Pascualena, presidente de Oberena

Tomás Pascualena, la cabeza de un club familiar

Tomás Pascualena, presidente de Oberena

FERMIN ASTRAIN
2
Actualizada 13/09/2011 a las 18:55
  • Fermín Astrain. Pamplona
Hay varios clubes en Pamplona de cantera y todos ellos tienen una filosofía y una forma de ser distinta. Chantrea, San Juan, Pamplona… La de Oberena siempre se ha caracterizado por ser un club familiar, como así lo expresó su presidente Tomás Pascualena . “Esa es la idea, intentar que Oberena sea una gran familia. Aunque cada vez sea más difícil. Este tinglado está montado de tal forma que es cada vez más complicado. Oberena tiene que ser un sitio donde los chavales se sientan a gusto, un complemento para la educación… además de intentar sacar futbolistas, por supuesto. Que Oberena sea un grupo, una piña era uno de mis objetivos cuando llegué. El otro día nos reunimos los 50 entrenadores de la categoría y alguno se quejaba. Qué menos que reunirnos todos tres veces al año para conocernos, para vernos las caras… Oberena tiene que ser eso, sin olvidar nunca el apartado deportivo y competitivo”, aseguró el presidente.

Sin embargo, no siempre se entiende la forma de trabajar. No todo el mundo está de acuerdo con las decisiones y entonces llegan las críticas, sobre todo por parte de algunos padres. “Los padres son un mal necesario. Si ellos no nos confían a sus hijos, esto no tendría razón de ser. Gran parte de los padres comprende nuestro trabajo y nos lo agradece. Alguno siempre hay que no está de acuerdo y siempre hace más ruido- pero, afortunadamente, no hemos tenido problemas. Puntualmente sí que hemos tenido algún desencuentro, sobre todo con alguna baja. Sé que duele, pero la mayoría de los padres lo han entendido. Eso sí, este año hemos intentado dar el menor número de bajas posibles. Pero no por no enfrentarnos a la gente, sino porque soy de los que opina que un chaval de 9 años todavía tiene recorrido, todavía tenemos tiempo para verle si es buen jugador o no. Tengo grabado en la mente que con 8 años a mí me dijeron que no valía para jugar a fútbol y terminé jugando en Tercera hasta los 30 años”, comentó el presidente de la sección de fútbol.
Oberena siempre se ha caracterizado por sacar siempre futbolistas de su cantera, siempre caía algún jugador del Promesas o de algún otro equipo. En época de crisis y en la que Oberena no ha hecho clasificaciones excesivamente buenas, las cosas cambian.

Así lo relata Pascualena: “Traer jugadores es cada vez más complicado. De todas formas, moriré con la idea de que el Tercera se tiene que nutrir de jugadores de nuestra cantera. Y espero morirme con Oberena en Tercera. La razón del Tercera es que sean nuestros jugadores los que nutran el equipo. La intención es que haya cuantos más jugadores nuestros mejor. Este año han subido cuatro y podían haber sido siete. Llevamos tres jornadas de liga y ya han debutado dos juveniles… Aunque cada vez es más difícil convencer a un entrenador de que apueste por los chavales. A Carlos lo hemos convencido. Ahora bien, no tiene ninguna presión de ningún tipo. Claro que queremos estar arriba y cuanto más mejor. Esta temporada he dicho que hay tres equipos muy superiores y el resto nos llevamos una uña. Puedes quedar el cuarto o el decimoséptimo”.

El trabajo de la Junta que dirige Pascualena es reforzar y cuidar la base para que continúe dando sus frutos. Y más con la que está cayendo en el mundo del fútbol. “Cada año cuesta un poco más atraer a chavales porque los padres nos hacemos comodones. Si mi hijo está jugando en el patio del colegio donde estudian, para qué los vas a llevar a Oberena. Pero mi propuesta fue la de no obsesionarnos con traer gente sino con trabajar con la que ya tenemos. De todas formas, Oberena todavía vende. La marca Oberena todavía atrae mucho. Cuesta algo más que otros años porque hay mucho mercado, pero aún engancha Oberena porque tiene muy buena imagen. Lo que tenemos que hacer es seguir cuidando esa imagen. Ahora jugar en Oberena cuesta dinero –como en todos los clubes- cuando antes era gratis. Pero es que por jugar hay que pagar. Incluso hay gente que trabaja para que todo esto funcione y también debería cobrar y no lo hace. Yo siempre pongo el mismo ejemplo. En Oberena, por jugar a tenis hay que pagar 500 euros al año y el socio entorno a 300. En el fútbol se cobra 60 euros al socio. No quiero que se entienda mal. A sección del tenis cobra eso porque tiene que hacerlo, pero si nosotros lo hacemos parece que se ve mal. Aquí en Oberena ningún entrenador ha cobrado nada históricamente. Pero para siempre, Dios. Ahí sí tenemos más problemas, para traer entrenadores. De hecho, hemos cerrado el último entrenador el jueves pasado (por el jueves 8 de septiembre)”, aseveró Tomás Pascualena.

Sin embargo, en Oberena hay uno fiel, Carlos Mendívil, al que Pascualena tiene mucho aprecio. “Sería muy complicado encontrar a un entrenador para el Tercera si no estuviera Mendívil. He hablado con la Junta que a Mendívil hay que estarle muy muy agradecido. Estoy convencido de que si no fuera por él, no sé si tendríamos entrenador. Creo que los entrenadores deberían de cobrar, pero esto está montado así. Al final, el entrenador es parte importante del espectáculo que se monta en un campo de fútbol. Si un campo de Tercera genera dinero un domingo, ¿por qué no va a cobrar uno de los actores que genera ese espectáculo? Como en el cine o el teatro”, confirmó.

PASCUALENA LLEGÓ TRAS EL REVUELO FORMADO CON LA SALIDA DEL ANTERIOR PRESIDENTE

Tomás Pascualena cumple su primer año al frente de la sección de fútbol de Oberena. Llegó tras una etapa algo convulsa que comenzó y terminó con la salida de Javier Pelegrín, el anterior presidente. “Al principio no estaba por la labor de coger el club. Hablé con Juanma (Urtasun) para ver cómo estaba el tema. Lo que sí hicimos fue movernos porque teníamos inquietud para ver quién podía coger las riendas. Queríamos que Oberena fuera un sitio de encuentro no de enfrentamiento. Hablamos con la Junta de la Sociedad y Armando (el presidente de al Sociedad) nos comentó que para nada se iba a ir en contra del fútbol o se iba a suprimir la sección. Todo lo contrario. Armando nos dijo que el fútbol tendría total libertad como cualquier otra sección de Oberena; eso sí, tendría que llevar un control económico. Lógicamente. Entonces empecé a pensarlo. Hablé con gente que había pasado por el club y que, por diversas circunstancias, ya no estaban en el club. Gente con la que coincidí cuando era crío, delegados y personas que ya estaban entonces”, aseguró Pascualena. Por aquel entonces había otra persona interesada en coger las riendas del club, pero el actual presidente fue bien claro. “Si quería –prosiguió Tomás-, estaba dispuesto a traspasarle todo mi programa y toda la gente que yo había aglutinado. Lo que tenía claro es que no me iba a presentar a unas elecciones, me parecía absurdo. Al final, él me dijo que siguiera yo y me tiré a la piscina”, afirmó.

Hace aproximadamente un año, cuando surgió todo el problema institucional, aparecieron rumores catastróficos para el fútbol en Oberena. Presagiaban lo peor. Pero el presidente actual estaba tranquilo. “Es imposible que desaparezca. Es una sección con 400 personas y que tiene un peso específico en la Sociedad. Es la más grande. Su desaparición haría más daño que beneficio a Oberena. Pero en la vida nos gusta ser sensacionalistas en general y surgió ese rumor. La prueba está en que yo he traído ocho personas conmigo –la Junta- y un director deportivo. El resto de la gente que trabaja para el club, que son muchos, son los mismos. Ya había mucha gente trabajando por la sección de fútbol de Oberena. Ahí también hay que reconocer la importante labor de Juanma, que fue el que contuvo a toda esa gente durante tres meses. Él aguantó la sección durante ese tiempo”, expresó agradecido Pascualena.

PASCUALENA HA SIDO JUGADOR, ENTRENADOR Y PRESIDENTE

En Oberena pasó por todas las categorías, tanto como jugador tanto como entrenador. Y ahora cierra el círculo siendo el presidente de la sección. “He pasado desde los 10 años a los 28 por Oberena. Estuve jugando hasta el Tercera y entrené a todas las categorías menos al Tercera. Como he ido de la mano siempre de Nacho Arbeloa… “, comentó. Pascualena confiesa que siente cierta envidia ahora que lo ve desde fuera. “Desde luego, siento envidia. Como mejor se vive el fútbol es como jugador. Pero antes no estaba montado como está montado ahora. Me dan mucha envidia por la repercusión que ahora se da en los medios de comunicación. Antes no había todo esto. Eso sí, la Tercera era mucho más bonito que la de ahora. Ahora los jugadores tienen el aliciente de la radio, de la prensa, de vosotros para seguir jugando. A mí se me quedó una espina clavada. Me quedó la cosilla de que no tuve suerte. Pasé de entrenar con el Promesas a no contar en Tercera el mismo año”, se lamentó.

También ejerció de entrenador en las categorías inferiores de Oberena. Un hombre de la casa, vamos. Y también supo sacarle partido. “Como entrenador te quedas con los chavales. Te quedas con que les has podido enseñar cosas. Siempre he estado en equipos B por mi carácter. Claro que me gusta ganar, pero siempre he sido más educador. Lo que pasa es que empecé a entrenar pronto (14 años) y me cansé pronto. Con 24 años ya me había cansado. Con 26 años ya llevaba un equipo de juveniles”, afirmó.

Y ahora, para finalizar el ciclo, es el presidente de la entidad a la que ha dedicado tantos años. Sin duda, la labor más ingrata de las tres. Aunque el presidente de la sección parece verlo todo con optimismo. “No se me quitan las ganas de seguir. Sí que tienes preocupaciones. Al final somos una familia de 400 personas, pero me lo paso bien. Quieres que los 400 estén bien, pero es imposible. El año pasado viví algo especial con el Liga Nacional. Me hicieron volver a sentir un vestuario, que lo tenía olvidado. Hace seis años que dejé de entrenar y estaba apartado completamente. Viví sus abrazos, sus lloros el último día… Son vivencia que tienes como presidente que me gustan mucho”, sentenció Tomás Pascualena.

TOMÁS PASCUALENA, EN PRIVADO
Fecha de nacimiento: 10 de agosto de 1970
Profesión: Profesor en Escolapios.
Un libro: La sombra del viento
Una película: Vacaciones en Roma
Un equipo : (duda) Athletic, aunque cada vez más rojillo, bromea.
Un jugador: Iniesta.
Un deseo: Que mis hijos sean felices.


  • ferdinan
    (16/09/11 16:20)
    #2

    Completamente de acuerdo y lo sé por experiencia, soy socio y sufridor de lo que ha pasado

    Responder

  • club de pamplona
    (14/09/11 09:05)
    #1

    Buenos dias; este club lo unico que esta haciendo es arrasar por el futbol base de nuestra comunidad fichando hasta 4 jugadores de un mismo equipo y sin hacer una simple llamada para comunicar que se los va a llevar(si eso es trabajar bien...),luego dice que se han intentado no dar bajas,es verdad,pero el año que viene por ejemplo en infantiles van a tener que dar la baja a 20 chavales de un tiron o vais a seguir sacando 2 equipos...no creo que sea una filosofia muy buena tener equipos que no pueden entrenar en oberena porque no hay horas en sus propias instalaciones para ellos...

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual