Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ITALIA-ESPAÑA | JUEVES, 20:45 HORAS

Italia y España disputan un clásico con aires de venganza

  • Tres meses después se reencuentran en Turín dos equipos que han cambiado su cara

Lopetegui saluda.

Lopetegui saluda.

Julen Lopetegui.

ARCHIVO
Actualizada 05/10/2016 a las 15:50
  • EFE. TURÍN
España e Italia protagonizan este jueves en Turín un duelo convertido en clásico europeo, con recientes triunfos de la Roja en su etapa de gloria, que vengó la 'azzurra' en la Eurocopa 2016, en un nuevo capítulo con el liderato de grupo en juego y la exigencia de un único pase a la gran cita de Rusia.

La nueva España de Julen Lopetegui quiere 'vendetta' en honor de Vicente del Bosque. El fin de la era más gloriosa de la historia del fútbol español, lo selló Italia en los octavos de final de la Eurocopa 2016 con un duelo de una intensidad en París, que jamás pudo igualar la Roja.

Tres meses después se reencuentran dos equipos que han cambiado su cara. Nuevos seleccionadores, relevos generaciones, futbolistas que renuevan plantillas pero mantienen la misma esencia de sus combinados. España sigue apostando por su estilo del éxito y espera una Italia calcada a la que tanto le hizo sufrir en París.

Lopetegui lleva pensando en esta cita desde que se hizo cargo de la selección. Ha estudiado el encuentro de Saint Denis y espera un planteamiento similar. Un duelo táctico, de alta exigencia en ritmo competitivo, en el que debe tener soluciones ante la defensa poblada italiana que se forma con su 3-5-2 que pasa a defensa de cinco en fase defensiva. Su primera opción sería comenzar con laterales de largo recorrido y extremos. Con Vitolo, uno de los grandes ausentes de la Eurocopa, como la clave para abrir el campo.

Con la portería entregada desde el inicio a David De Gea, la defensa parece definida también con la vuelta de Dani Carvajal al lateral derecho junto a los insustituibles Sergio Ramos, Gerard Piqué y Jordi Alba. Tanto como el ancla de la selección, Sergio Busquets, deseoso de huir de un momento bajo y asumiendo parte de culpa de la irregularidad que sufre el Barcelona.

Unas molestias musculares modifican el primer plan de Lopetegui. Thiago dejará su sitio a un futbolista que pide paso, Koke Resurrección, en un momento excelente como líder del juego del Atlético de Madrid jugando más centrado.

La línea de tres que debe generar el peligro la formará un Andrés Iniesta que regresa con el indiscutible papel de gran referente más Vitolo y David Silva. El pulso por el 9 entre Álvaro Morata y Diego Costa caería del lado del delantero del Chelsea, que ante Liechtenstein despejó con goles las dudas eternas hacia su figura en la selección española. Su dulce estado goleador no lo quiere desaprovechar Lopetegui, que desde el principio dejó claro que retoma una apuesta de su antecesor en el cargo.

Después del estreno con gran sabor de boca en Bruselas ante Bélgica (0-2) y el vapuleo a Liechtenstein en el duro camino que espera al Mundial de Rusia (8-0), la selección italiana representa el primer gran examen a Lopetegui. El calendario juega en su contra y de golpe encara las dos salidas más difíciles de dos años de clasificación: Italia y Albania.

La dureza de Italia lo muestra su racha de récord de 51 partidos de clasificación para una gran fase final sin perder. Recibirá en la segunda jornada del grupo G a España con el objetivo de confirmar el triunfo logrado en junio en la Eurocopa ante un equipo que considera como uno de los mejores del mundo.

El nuevo seleccionado italiano, Giampiero Ventura, que ganó 3-1 en su visita a Israel en la primera jornada, no podrá contar en el Juventus Stadium con el defensa Giorgio Chiellini, expulsado en el último duelo. Tras sustituir en julio a Antonio Conte tras su fichaje por el Chelsea inglés, Ventura realizó pocos cambios en el estilo de juego y siguió apostando por un 3-5-2 basado en la solidez defensiva y en la densidad en el centro del campo.

En las últimas sesiones de entrenamiento, realizó pruebas con el defensa del Fiorentina Davide Astori en la línea de tres, un jugador que ya conoce ese sistema táctico al haberlo practicado en su club. Así, por delante del arquero y capitán Gianluigi Buffon, que llegará a los 164 partidos con la "azzurra", Italia debería salir con los juventinos Andrea Barzagli y Leonardo Bonucci al lado de Astori.

El centro del campo es la zona en la que Ventura aportó más cambios tácticos, apostando por la habilidad en el juego en vertical de Giacomo Bonaventura, acompañado por Daniele De Rossi y Marco Parolo. El medio del PSG Marco Verratti, que fue uno de los mejores en el partido contra Israel, debería empezar el duelo desde el banquillo, ya que el seleccionador italiano prefiere encomendarse a jugadores de más peso defensivo para contener a los rápidos centrocampistas españoles.

En los dos carriles actuarán Mattia De Sciglio y uno entre Antonio Candreva y Alessandro Florenzi, con favoritismo para el primero. Candreva, uno de los mejores especialistas en los centros del campeonato italiano, es una pieza fundamental para la táctica italiana, ya que actúa casi de lateral en la fase defensiva y acompaña constantemente a los delanteros una vez recuperada la posesión. Y los dos delanteros serán los mismos a los que se enfrentó España en la última Eurocopa, Graziano Pellé y el nacionalizado Eder, que tanto daño hicieron.

A pesar de que no se trate de jugadores de gran nivel internacional, los dos delanteros llevan ya más de dos años jugando juntos y destacan por una gran afinidad.

Pellé, que juega en el Shandong Luneng chino, fue protagonista con un gol y una asistencia en el primer partido de la fase de grupos; mientras que Eder siempre se lució por su trabajo táctico, al ser el primero en presionar a los defensas rivales y al proporcionar asistencias para su compañero.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual