Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FÚTBOL NAVARRO

Duelo por el liderato en un sábado con nueve partidos de Tercera

Únicamente el Iruña-San Juan se celebrará el domingo, y será en horario matinal, a las 12.00 horas.

Morillas, en el último River Ega-Promesas.

Morillas, en el último River Ega-Promesas.

Morillas, en el último River Ega-Promesas.

J.A. GOÑI
Actualizada 19/02/2016 a las 14:24
  • FERMÍN ASTRÁIN. PAMPLONA
La jornada 26 se disputará prácticamente en su totalidad en una breve pero intensa tarde de sábado. El partido que abra la jornada, el Burladés-Erriberri, lo hará a las 15.30 horas, mientras que para las 18.30 horas ya se habrán disputado los nueve choques señalados para ese día. Únicamente el Iruña-San Juan se jugará el domingo, será al mediodía.

Exceptuando a Osasuna Promesas, que recibirá en Tajonar al Cantolagua, el resto de los cinco primeros clasificados jugará a domicilio este fin de semana. La pelea por el título se encuentra en un momento álgido, puesto que los cuatro primeros están en una horquilla de tres puntos.

El líder, Osasuna Promesas, vuelve a jugar en casa ante el Cantolagua, equipo que ocupa el puesto de descenso en cascada. No puede fallar otra vez en casa el conjunto entrenado por José Manuel Mateo ante un rival teóricamente inferior, como sucediera el fin de semana pasado ante el Subiza. El filial rojillo es el tercer mejor equipo como local, con una sola derrota en Tajonar, aunque se convertiría en el mejor si vence este sábado en casa. El Cantolagua, por su parte, es uno de los cuatro equipos que aún no conocen la victoria a domicilio, donde ha cosechado cuatro empates y ocho derrotas y sólo ha anotado seis dianas. Para más inri, los de Iván Zaratiegui encadenan 13 jornadas sin ganar. Eso sí, han empatado cuatro de sus cinco últimos choques.

Al parecer, José Manuel Mateo no podrá contar con Antonio Otegui, que puede ser citado por Martín, después de que haya sido titular en tres de los últimos cuatro encuentros del Promesas.

El choque dará comienzo en Tajonar a las 16.00 horas y será arbitrado por Iker Berjano.

El colíder, la Mutilvera, disputará un complicado encuentro en Beitikuntzea ante un Pamplona que ya vendió muy cara su derrota en Mutilnova. Este choque será especial para varios futbolistas del Pamplona, que vuelven a casa, aunque sobre todo lo será para su técnico Unai Jáuregui, que cumple su primera experiencia fuera del club franjiverde. Sin duda que será un partido muy emotivo para el preparador de la Mutilvera. Sin embargo, ninguno de los dos equipos se puede detener en sentimentalismos, puesto que ambos necesitan los puntos para intentar asegurar sus respectivos objetivos.

La Mutilvera posee 53, los mismos que Osasuna Promesas, y no puede fallar si quiere seguir marcando el ritmo de la competición. Más aún después de la derrota de la semana pasada en casa ante el Burladés. Es el mejor equipo a domicilio con 27 puntos de 36 posibles, y los de Jáuregui no pierden a domicilio desde la primera jornada de liga, cuando lo hicieron en la Agrupación Deportiva San Juan. Desde entonces, la Mutilvera ha sumado ocho triunfos y tres igualadas en once salidas. Es, además, el equipo más goleador del grupo con 56 dianas anotadas en 25 encuentros.

El Pamplona posee 32 puntos, diez más que el Cantolagua, que marca el cuarto puesto de descenso, y busca dar la campanada ante uno de los favoritos al título. Los de Iban Lumbreras han sumado la mayoría de los puntos ante los equipos de su liga, apenas ha cosechado tres empates ante equipos de la mitad alta de la tabla, tres empates ante Cortes, San Juan y Ardoi. Estos dos últimos en casa. Le cuesta llevar la iniciativa en casa, aunque en los últimos tiempos ha mejorado algo en Beitikuntzea, donde ha sumado 18 puntos de 39 posibles.

El partido dará comienzo también a las 16.00 horas y será dirigido por Fernando Parra.

El tercer clasificado, el Cirbonero, jugará a domicilio, como la Mutilvera. Tampoco tendrá una sencilla salida en Andosilla, donde espera el River Ega. Los de Sergio Vázquez buscan alargar su magnífica racha de resultados imponiéndose en Andola ante un rival que encadena tres derrotas consecutivas. El Cirbonero ha alcanzado los 52 puntos, uno menos que los líderes, tras enlazar once jornadas sin perder (sete triunfos y cuatro empates). Sólo ha perdido dos partidos esta temporada fuera de casa (Cortes y Osasuna Promesas) y suma cinco partidos sin perder como visitante (tres triunfos y dos igualadas). Es el equipo menos goleado, con 18 tantos recibidos en 25 jornadas, y sólo ha encajado cuatro dianas en los once últimos enfrentamientos.

Por su parte, los Óscar Resano quieren dejar atrás una de las peores rachas de resultados de la temporada, tres derrotas seguidas, acabando precisamente con la dinámica del Cirbonero. Los de Andosilla están protagonizando una gran temporada y suman ya 38 puntos a falta de 13 jornadas para el final. Pero los pupilos de Resano quieren continuar en la zona noble de la tabla hasta el final, por lo que deberían revertir esta mini crisis de resultados cuanto antes.

En el histórico, el Cirbonero se llevó el triunfo en los últimos siete enfrentamientos entre ambos. El choque está previsto para las 16.30 horas en Andola y será arbitrado por Alberto Labiano.

El cuarto en discordia por el título, el San Juan, jugará el domingo a las 12.00 horas en Tajonar, donde le espera el Iruña. Un derbi pamplonés en toda regla en el que seguramente habrá mucha intensidad.

El Iruña se encuentra en mitad de la tabla con 36 puntos y quiere definitivamente dar un salto hacia la mitad alta de la tabla. Para ello deberá sumar su tercer triunfo consecutivo, algo que únicamente ha conseguido una vez esta temporada. El conjunto de Txiki Acaz no ha encontrado una regularidad de resultados que le afiancen en una situación noble en la tabla, aunque al menos ya ha abandonado los puestos de cierto peligro.

Los verdes encadenan dos partidos sin encajar gol y han ganado tres de sus últimos cuatro compromisos como locales. No obstante, en Tajonar ya han dejado escapar 17 puntos de 39 posibles esta temporada (cinco derrotas y un empate).

Enfrente estará el San Juan, que viene de salir derrotado en casa ante el Cortes. Aun así, los de Alfredo Ibero se encuentran a tan sólo tres puntos del liderato. Obligado por las ausencias, algo que afecta a los dos equipos, Bebeto ha tenido que dar entrada a jugadores del juvenil y del filial, dando en ocasiones un estilo diferente al visto en otras temporadas. A pesar de ello, sigue siendo el segundo equipo menos goleado del grupo.

Con diez victorias y nueve empates en los 24 enfrentamientos entre ambos en Tercera, el San Juan es quien tiene desnivelada la balanza a su favor. A pesar de que el Iruña nunca se lo ha puesto fácil. De hecho, la mayor goleada fue del Iruña en 2005 (7-0). El trencilla del encuentro, que dará comienzo a las 12.00 horas del domingo, será Imanol Irurzun.

El único perseguidor de los cuatro de arriba que se encuentra a una distancia razonable es el Cortes, que no quiere perder comba en su visita al Baztan, quien se encuentra en descenso directo. A pesar de ello, no tendrá un partido sencillo el conjunto entrenado por ‘Chole’ Caudal.

El Baztan posee 17 puntos y se encuentra a cinco del Cantolagua y a ocho de la salvación directa. En las últimas semanas, el Baztan se encuentra en un buen momento de forma. Sobre todo en casa, donde sólo ha perdido en un compromiso de los seis últimos. En Giltxaurdi, donde ha ganado tres de sus últimos cuatro partidos, es donde más cómodo se encuentra este equipo. No en vano, allí ha sumado los 17 puntos que posee. Es el equipo más goleado del grupo con una media de 2,72 tantos recibidos por choque, aunque hasta siete rivales han anotado menos tantos hasta el momento.

El Cortes, por su parte, jugará el segundo de los tres partidos seguidos que debe disputar a domicilio. Tras lograr una magnífica victoria en la Agrupación Deportiva San Juan, los riberos encadenan dos triunfos consecutivos, algo que no conseguía desde el 24 de octubre. Asimismo, el conjunto entrenado por José Antonio Caudal ha logrado mantener la portería imbatida en estos dos compromisos. Se encuentra a seis puntos de la cuarta posición y no debe dejar escapar los puntos si no quiere ver cómo se le marchan los rivales directos.

El choque dará comienzo a las 16.30 horas en Giltzaurdi y será dirigido por Iñaki Osta.

La jornada comenzará a las 15.30 horas del sábado.

El primer partido de la jornada 26 se celebrará en el estadio Ripagaina, donde el Burladés recibe al Erriberri.

Con su victoria en Mutilva, el Burladés se queda en sexta posición con 40 puntos, diez menos que el San Juan, que es cuarto. Si quiere recortar distancias y acabar entre los cuatro primeros, los de Elías Tomé van a tener que hacer un tramo final de temporada prácticamente inmaculado. Para empezar, van a tener que recobrar la fortaleza en casa, donde San Juan y Cirbonero se han llevado los puntos en los dos últimos compromisos.

Enfrente estará un Errberri que está cuajando una sensacional temporada. A pesar de sumar tres partidos sin anotar un solo gol, los de Carlos Mendívil suman 33 puntos y se encuentran en mitad de la tabla, con 11 puntos de ventaja sobre el cuarto por abajo, que en estos momentos marcaría el descenso en cascada. El conjunto de Olite ya ha sumado 12 puntos a domicilio, a pesar de no haber marcado en sus tres últimas salidas. Es el conjunto menos anotador del grupo, pero ha mantenido la portería imbatida hasta en diez ocasiones. Un auténtico logro para un equipo ascendido esta temporada.


LA JORNADA ARRANCA A LAS 15.30 HORAS

Media hora más tarde, a las 16.00 horas, Ardoi y Oberena se verán las caras en El Pinar de Zizur Mayor con arbitraje de David Pérez García. Separados por once puntos, es Oberena quien más necesitado se encuentra en estos momentos. Aunque en las últimas fechas ha dado algún paso importante para dejar atrás la zona de peligro.

El Ardoi es séptimo con 39 puntos después de sendos empates a uno y de tres semanas sin ganar. Los de Zizur tienen la temporada encarrilada y está a apenas una victoria de asegurar la permanencia. Aunque el objetivo ahora es algo más ambicioso, el acabar entre los diez primeros del grupo. Situación en la que han estado prácticamente toda la temporada.

Por su parte, Oberena necesita los puntos para dejar atrás los puestos de peligro. En estos momentos, después de dos triunfos seguidos en casa, los manguiverdes poseen una ventaja de seis puntos sobre el descenso en cascada. Aunque no gana a domicilio desde el 26 de septiembre. Desde entonces ha encadenado siete derrotas y tres empates, y sólo sumado únicamente seis puntos fuera de casas en toda la temporada.

A las 16.15 horas, el Subiza recibirá en Sotoburu al Valle de Egüés, con el trencilla Martin Georgiev dirigiendo la contienda.

El Valle de Egüés ha entrado entre los nueve primeros clasificados y lo ha hecho con la intención de quedarse hasta el final de la temporada. Su gran trayectoria en las últimas semanas ha provocado que el Valle de Egüés dejara atrás posibles problemas y se haya instalado en la novena posición con 37 puntos, tres menos que el Burladés, que es sexto. Los de Iñaki Fanlo encadenan tres victorias y dos empates en las últimas cinco jornadas. De las últimas ocho salidas, sólo ha perdido en una. El resto fueron dos triunfos y cinco igualadas.

Le espera el Subiza en Sotoburu, un equipo que viene de empatar en Tajonar ante Osasuna y con la autoestima por las nubes. A pesar de las numerosas bajas con las uqe está contando César Sánchez en las últimas semanas. Para los de la Cendea de Galar es fundamental sumar los puntos de casa para lograr la permanencia por segundo año consecutivo. Algo inaudito en Subiza. Los últimos cuatro compromisos en casa se han saldado con dos triunfos y dos empates, con lo parece que ha vuelto a recobrar la fortaleza como local, donde ha sumado 22 de los 29 puntos que posee.

A las 16.30 horas se verán las caras en el estadio del barrio pamplonés Huarte y Txantrea.

El Txantrea ha perdido tres de sus últimos cuatro encuentros y no termina de dar el salto por encima de la barrera psicológica de la décima posición. Los de Raúl Marco poseen diez puntos sobre el Cantolagua y se encuentran en una situación desahogada, pero buscan seguir abriendo hueco con el conjunto de Sangüesa y con el propio Huarte, a quien podrían dejar diez puntos por debajo.

Por su parte, el Huarte busca lo contrario, intentar meter a más equipos en la pelea y acercase a cuatro puntos de los txantreanos. Amén de distanciarse más del Cantolagua. Para ello, los de Jaime Sánchez buscarán el triunfo en la Txantrea, una victoria que se les resiste a domicilio, puesto que sólo han sumado dos triunfos fuera de casa en 13 salidas. El árbitro de la contienda será Iñaki Azanza.

El Mendi-Beti Onak, duelo entre dos equipos en descenso, se vivirá a las 16.30 horas en El Pontarrón, bajo la batuta de Igor Garcés. Colista y vicecolista se ven las caras en un encuentro que podría ser prácticamente definitivo para uno de ellos, o incluso para los dos.

El Mendi es el último clasificado con 12 puntos y tres derrotas seguidas. Los de Peio Mascaray sólo han sumado cuatro puntos en los últimos 15 partidos y sólo han sumado nueve puntos en Mendigorría. Es el tercer equipo que más goles recibe y el segundo que menos anota.

Por su parte, el Beti Onak, que es el segundo más goleado, se encuentra en una buena dinámica de resultados, dos empates, dos triunfos y una sola derrota en los cinco últimos choques. Sin embargo, continúa en penúltima posición con sólo 15 puntos en su casillero.

La permanencia directa está en 25 puntos y cualquiera de los dos podrían quedarse este fin de semana demasiado lejos de la salvación entrando en el último tercio de temporada.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual