Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FÚTBOL

Gareth Bale, tres semanas de baja

  • El galés sufre su sexta lesión en el sóleo, su punto débil

Gareth Bale, en el momento de su lesión.

Gareth Bale, en el momento de su lesión.

Gareth Bale, en el momento de su lesión.

EFE
0
Actualizada 18/01/2016 a las 20:27
  • EFE. MADRID
Gareth Bale estará tres semana de baja por una lesión en el gemelo, la sexta del galés en el sóleo, su punto débil que corta su momento más dulce en el conjunto madridista.

En cinco ocasiones se ha lesionado Bale el sóleo de la pierna izquierda, la de golpeo. Ante el Sporting de Gijón llegó la primera vez, en la que fue el derecho el afectado, justo cuando se había ganado el respeto de la afición del Santiago Bernabéu que en los últimos partidos premiaba su esfuerzo con ovaciones.

Probablemente será Bale el futbolista más destacado de la irregular temporada del Real Madrid. En los últimos encuentros de Rafa Benítez fue quien tiró del carro y su rendimiento se ha mantenido con el cambio en el banquillo y la llegada de Zinedine Zidane. A su triplete al Deportivo de la Coruña le sumó un nuevo tanto de cabeza -es el futbolista que más marca con la testa en la Liga BBVA-, antes de que se viese obligado a parar de nuevo cuando se acercaba el descanso.

El calvario de Bale en sus sóleos comenzó un 15 de diciembre de 2013 tras sufrir un golpe en un entrenamiento en la ciudad deportiva de Valdebebas. Estuvo tres semanas de baja, que coincidió con el parón navideño, lo que ayudó a que tan sólo se perdiese un duelo copero ante un rival de otra categoría, el Olimpic de Xátiva, y un encuentro liguero contra el Valencia en Mestalla (2-3).

Fue el momento en el que comenzó un problema que se convirtió en casi crónico. Sin la recuperación correcta reapareció Bale, todo indica que antes de tiempo, en el primer partido de 2014 ante el Celta. Tan sólo veinte días después recaía de la misma lesión. El 25 de enero se vio obligado a parar en pleno partido ante el Granada. Ocho días más de baja, en una semana importante para el Real Madrid y que saldó con un empate en San Mamés ante el Athletic Club y dos victorias coperas ante Espanyol (1-0) y Atlético de Madrid (3-0).

Cuando adquirió continuidad, reaparecieron sus fantasmas. Nada más comenzar un encuentro de Liga ante el Málaga, a los cuatro minutos, Bale sintió el mismo pinchazo en su gemelo izquierdo el 18 de abril de 2015. En esa ocasión fue medio mes su periodo de baja, en el que el conjunto madridista firmó dos victorias en la competición doméstica (2-4 al Celta en Balaídos y 3-0 frente al Almería) y su ausencia permitió a Carlo Ancelotti jugar con cuatro centrocampistas en un derbi madrileño a vida o muerte en la vuelta de cuartos de final de Champions ante el Atlético de Madrid (1-0).

Sus percances en la misma zona se dispararon en la presente campaña, en la que ya son tres veces las que ha estado de baja. El 15 de septiembre, en Liga de Campeones ante el Shakhtar Dontesk, dejó su sitio al croata Mateo Kovacic a la media hora de partido. Fue la ocasión en la que su gemelo más sufrió y necesitó un mayor tiempo de baja. Hasta 18 días fuera de los terrenos de juego estuvo Bale, ausente de los triunfos ligueros ante Granada (1-0) y Athletic Club(1-2), el pinchazo frente al Málaga en el Santiago Bernabéu (0-0) y la visita europea al Malmöe (0-2).

Se repitió la historia y al poco de regresar sufrió una recaída en el sóleo izquierdo que no sentó bien en el club blanco. Después de reaparecer en el derbi madrileño del Calderón ante el Atlético de Madrid el 4 de octubre, jugando tan solo los últimos 25 minutos del empate a uno, se marchó para jugar con su selección dos encuentros completos, ante Bosnia y Andorra, especialmente dañino el último en el que Gales ya no se jugaba nada una vez certificada su histórica clasificación a la Eurocopa 2016.

A su vuelta fue sustituido en el encuentro ante el Levante, según Rafa Benítez por "fatiga", que horas después pasó a ser un nuevo problema muscular que le impidió jugar el doble duelo por el liderato de grupo de Liga de Campeones ante el PSG francés más los partidos de Liga contra Celta en Balaídos (1-3) y Las Palmas (3-1).

En esta ocasión, cuando mejor era su rendimiento con trece goles en Liga, llega la primera lesión en el sóleo derecho que se confirmará en la resonancia que el Real Madrid realizará cuando se cumpla al menos 24 horas del momento en el que tuvo que parar, a los 44 minutos del choque frente al Sporting. Zinedine Zidane admitió que no tiene buena pinta. Comienza a hacerse a la idea de la ausencia del galés en los próximos encuentros. Real Betis, Espanyol y Granada con el objetivo de que vuelva a estar al máximo en las primeras citas grandes para Zizou: el Roma y Atlético de Madrid.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual