Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FÚTBOL NAVARRO

Javier Beorlegui y Pablo Alonso, los hombres del 'hat-trick'

  • Javier Beorlegui (Valle de Egüés) y Pablo Alonso (Subiza) anotaron sendos ‘hat-trick’ en los triunfos de sus respectivos equipos

0
Actualizada 09/11/2015 a las 19:35
  • FERMÍN ASTRÁIN. PAMPLONA
En once jornadas, únicamente se había firmado un ‘hat-trick’, el conseguido por Mikel Nieto ante el Beti Onak en la jornada 8. Este fin de semana, dos futbolistas han sido capaces de marcar tres goles en un mismo partido. Estos han sido Javier Beorlegui, que anotó los tres goles en apenas media hora; y Pablo Alonso, que volvía a capitanear la goleada del Subiza en casa.

Los dos son jugadores de ataque que conviven con el gol, pero muy diferentes entre ellos. Javier Beorlegui es delantero puro, es más ariete. Lleva desde los 19 años jugando en Tercera y ha tenido épocas de pelear por ser el máximo anotador del grupo. Mientras que Pablo Alonso, tras su debut con el Lagunak en Tercera, cumple su segunda temporada completa en Tercera con el Subiza. Suele jugar en segunda línea a las órdenes de César Sánchez, quien le conocía de su paso por el Infanzones, aunque tiene un buen olfato goleador.

Anotar tres goles en un partido para Javier Beorlegui (13/06/1979), conocido futbolísticamente como ‘Hugo’, no es nada nuevo. Sin embargo, es cierto que en los últimos tiempos su idilio con el gol parecía no pasar por su mejor momento. Este veterano futbolista anotó tres dianas en los 14 partidos que disputó el año pasado con el Valle de Egüés, el equipo de su vida, donde lleva 17 años de forma ininterrumpida. “Cuando salí del Promesas temía claro que quería estudiar y he estado 12 años en la facultad entre una carrera, otra y la especialización. Aquí estaba muy bien. Nunca me ha tentado salir a Tafalla, Estella o Tudela”, indicó Beorlegui.

El sábado le metió tres goles al Huarte en apenas media hora que disputó tras salir desde el banquillo en el minuto 56. “Fue cuestión de suerte. Hay días que tienes mejor suerte que otros y el otro día tuve fortuna. Porque tampoco que estuviera súper acertado, ni que hiciera un gran partido. Pues las rematé mejor y me las pusieron mejor desde la banda. Unas veces entran y otras no. La verdad es que este año ya llevaba dos o tres palos y los porteros me habían hecho alguna parada buen y estaba teniendo mala suerte”, indicó Beorlegui.

El delantero del Valle de Egüés, que anotaba sus primeros goles esta temporada este sábado, no sabe la última vez que anotó tres tantos en un mismo encuentro. “Ni me acuerdo cuándo fue mi último ‘hat-trick’, pero lo comentaba con excompañeros como Xabi (Fernández de Arcaya) o Fernando (Hernández) que tampoco he sido muy de meter tres goles en un partido. Lo que sí me han recordado es que hace 15 años le hice otro al Huarte, casualidad. Era más de meter uno en varios. Y hace un ‘hat-trick’ en media hora, pues creo que nunca, claro”, confesó. “He estado algún año peleando por el pichichi, pero creo que no lo he ganado nunca. Muchos años también he jugado por detrás del delantero, de Maiza, de Nubla o de Eder. Tampoco es algo que me quite el sueño el meter goles”, indicó.

A sus 36 años, sigue siendo un jugador importante en las segundas partes para Ignacio Fanlo. “No me puedo comparar con Mikel Sola o con Jonathan Larráyoz. Yo ya he asumido mi rol e intento aprovechar lo que me ponga Ignacio (Fanlo). Unos días cinco minutos, otro día que se atreve a ponerme 45. Incluso tampoco me puedo comparar con Goren o Pablo Orbaiz, que son súper atletas. Pablo ha estado a muy alto nivel profesional y eso se nota. En el caso de Goren, como cada año está más flaco… Cada constitución es diferente y yo he sufrido una operación de pubis y tengo que vigilarme más. Conforme llega el invierno me voy desengrasando”, bromeaba el delantero del Valle de Egüés. “Además, yo voy todos los días de partido y hay que ir a entrenar después de 10 horas de trabajo”, aseveró.

Beorlegui ha estado varios años cerca de dejar, pero hasta la fecha siempre se ha reenganchado con el Valle de Egüés. Ahora no piensa en la retirada, aunque es consciente de que no está muy lejos. “Yo voy año a año, como el Cholo –bromeaba-. Sé que está más cerca que nunca. Este año lo iba a dejar, pero me llamaron a falta de semana y media que estaban justos de gente y decidí seguir. De momento, sigo bajando dos o tres días a gusto a entrenar y el fin de semana. Sgo disfrutando. Aunque ya estoy más para los campos como Sangüesa, Baztan o Subiza, los que me recuerdan al antiguo campo de Egüés”, sentenció.

Pablo Alonso (11/01/1988) lleva un total de seis dianas hasta la fecha. Es un jugador muy importante en el esquema de César Sánchez, quien confió en él desde principio del año pasado, aun cuando se encontraba lesionado. Para el Subiza, un futbolista de segunda línea que vaya tan bien de cabeza y cuente con tanta llegada es vital. Sobre todo en Sotoburu.

“Yo creo que no he metido nunca tres goles en un partido. El año pasado estuve un par de veces cerca, pero no lo conseguí. Y el otro día metí los dos primeros goles pronto y pensé que aún tenía partido para meter otro. Y lo conseguí, así que contento no, estoy contentísimo”, comentó Pablo Alonso.

Este centrocampista es un jugador de ataque que siempre ha hecho 10 ó 12 goles por temporada, pero nunca ha jugado como delantero centro. En Subiza tampoco actúa en punta, pero su aportación anotadora es muy importante. “César confía en mi porque ya me conocía. Estoy haciendo lo que me pide y sabe que soy más un jugador para ir para adelante que para atrás. Suelo meter goles, pero no todo el trabajo es marcar. Ahora estoy contento porque están llegando los goles, pero si no llegan espero estar igual de contento con el trabajo. También cuenta otro trabajo”, expresó.

Después de debutar en Tercera con el Lagunak, Alonso pasó cinco años en el Infanzones antes de triunfar en la máxima categoría del fútbol navarro con el Subiza. “En Obanos estaba muy a gusto y nos quedamos unos cuantos hasta cuando bajamos la primera vez a Primera Regional. Ya con 26 años pensé que si no salía en ese momento, no iba a tener otra oportunidad. Ahora que estoy aquí, que esto siga. Aunque el físico cada vez aguanta menos y las piernas van pesando más. A estas alturas parece que no te recuperas hasta el jueves y el fin de semana ya tienes otro partido…”, bromeó Pablo Alonso, que va y viene todos los días a San Adrián a dar clases.

El domingo, los tres goles de Alonso sirvieron para que el Subiza sumara los tres puntos ante el Baztan y alcanzara los 20. El conjunto de la Cendea de Galar se encuentra en una cómoda situación tras la disputa de 12 jornadas, aunque allí no se piensa en otra cosa que no se la permanencia. “Esto es muy largo. El objetivo nuestro lo tenemos muy claro, la permanencia. Intentar sacar 40 y tantos puntos cuanto antes y luego si podemos quedar lo más arriba posible mejor. El año pasado nos salvamos más o menos holgadamente y al final no ganamos partido y parece que pasamos más apuros de los que realmente pasamos”, aseveró. Ahí en Subiza, Alonso se encuentra muy cómodo. “La gente es muy cercana, te tratan muy bien y están muy pendientes de ti. El campo lo cuidan ellos, siempre hay gente animando, se preocupan mucho de ti… Tenemos cenas a menudo y el que viene se acopla enseguida. Somos un buen grupo”, concluyó Alonso.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual