Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FÚTBOL

La hora del adiós de Xavi, un número uno sin Balón de Oro

  • El centrocampista anunciará este jueves que deja el Barça para jugar en Catar tras 17 años y 23 títulos (pueden ser 25) con el primer equipo y el sábado será homenajeado en el Camp Nou ante el Deportivo

Xavi Hernández.

Xavi Hernández.

Xavi Hernández.

EFE
0
21/05/2015 a las 06:00
  • P. RÍOS (COLPISA). BARCELONA
No es el Fútbol Club Barcelona una entidad que se haya caracterizado por saber despedir por la puerta grande a los jugadores que han hecho historia con la camiseta azulgrana, aquellos que comenzaron de niños en el fútbol base y llegaron a ganarlo todo con el primer equipo. Entre los casos más recientes, Víctor Valdés se marchó enfadado con todo el mundo, con una carta a los aficionados como única y última señal de vida culé, y Carles Puyol, aunque sí tuvo un acto institucional a su altura, no pudo decir adiós en el césped debido a las lesiones y a los malos resultados de las últimas semanas de la pasada temporada. Xavi Hernández sí va a poder vivir ese momento ideal, se lo merece, aunque a punto estuvo también de salir por la puerta equivocada al término de la pasada temporada.

Xavi llegó a comunicar su marcha vía 'WhatsApp' a los más allegados, periodistas de distintos medios de comunicación incluidos, cuando todavía no se había acabado el Mundial de Brasil, España ya estaba eliminada y el Barça vivía un proceso de reconstrucción. Se avecinaba otro adiós gris. Pero el destino, si se quiere ser romántico, o las circunstancias económicas, con un poco más de realismo, le invitaron a quedarse un año más. No pudo elegir mejor. Se ha ganado todavía más el cariño de los socios y aficionados por saber ayudar al equipo de Luis Enrique a través de un papel secundario y humilde, algo que siempre llega a los corazones. Podrá despedirse en pleno momento ganador: tras conquistar la Liga y antes de las finales de Copa y Liga de Campeones. Y lo hará siguiendo los pasos del mejor de los homenajes: este jueves, rueda de prensa en la que anunciará lo que ya no es un secreto; el sábado, cita con la afición y con el trofeo de Liga en el Camp Nou tras el Barça-Deportivo que jugará de titular; y antes de Berlín, el gran acto institucional.


"No toques las pelotas"

Posiblemente, si el Barça de Luis Enrique no hubiese funcionado, hoy se estaría criticando a Xavi por comprometerse con el Al Sadd de Catarcon la temporada todavía en juego, viajando allí a mitad de temporada y siendo incluso anunciado por su futuro club (luego rectificó), o por cobrar el año de contrato que tiene firmado hasta 2016. En junio del pasado año no renunció a los ingresos de las dos temporadas que le quedaban entonces, el club tampoco quiso abonarlos y el centrocampista, en el último momento, hizo cuentas con lo que iba a cobrar en el New York City y decidió seguir en el Barça con el argumento de que "Luis Enrique me ha convencido". Luego trascendió que el técnico, que antes fue su compañeros, le dijo que contaba con él, pero que no garantizaba titularidades ni minutos y le soltó una frase brutal: "Si te quedas, para mí perfecto, pero si no te pongo no me toques la pelotas". Sabía el asturiano que Xavi tiene mucha ascendencia sobre sus compañeros y un gran control del entorno periodístico, lógico después de tantos años en el club, sobreviviendo a todo tipo de situaciones lamentables y liderando otras más felices. Un Xavi a disgusto podría haber sido una amenaza para su poyecto. El de Terrassa aceptó y ha acabado siendo muy importante en momentos puntuales, un cambio vital en numerosos encuentros, una referencia en el vestuario que ha ayudado a limar asperezas entre Luis Enrique y Messi. Ha sido un ejemplo y, aunque le habría gustado jugar más, no ha puesto malas caras como sucedió al final de la pasada Liga con el Tata Martino o durante el Mundial con Vicente del Bosque.

En el fondo, con Xavi se va a vivir un acto de justicia poética porque nadie como él representa el estilo del Barça, el ADN del club, la esencia de La Masia, el modelo que no sólo ha dado éxitos, sino también una imagen futbolística admirada en todo el mundo. Y lo mismo ha pasado en la selección española. En 17 temporadas como profesional ha ganado 23 títulos con el Barça (pueden ser 25 si cae el triplete) y tres con la selección: 8 Ligas, 2 Copas, 3 Ligas de Campeones, 6 Supercopas de España, 2 Supercopas de Europa, 2 Mundiales de clubs, 1 Mundial de selecciones y dos Eurocopas. No existe otro palmarés igual en el mundo del fútbol. Además es el jugador que ha vestido más veces la camiseta del Barça en partido oficial. Va por los 764, podría llegar a los 767 si participa ante el Deportivo y en las dos finales, aunque si se quedara otro año alcanzaría los 800 porque es un motor diesel que seguiría sumando y aportando. Sólo sufrió una grave lesión en su carrera, de rodilla en diciembre de 2005, y le sirvió para aprender a estirar, muscular, nutrirse, descansar. Se perdió la final europea de París en 2006, pero se quitó la espina en 2009 y 2011.


Lluvia de elogios

Como dice Bartomeu, "Xavi se ha ganado el derecho a decidir sobre su futuro". Y su futuro no sólo es el suyo, también el de su familia. Por eso ahora, con 35 años, sí acepta Qatar, país que siempre intentó seducirle, con una contrato de tres años muy bien pagados, tiempo para comenzar a entrenar a jóvenes en la Academia Aspire en un contrato que incluye a su padre, a sus dos hermanos y a su hermana, todos con conocimientos futbolísticos. Será embajador del Mundial de Catar2022. Todo servirá también para compensar las pérdidad de un ambicioso negocio familiar inmobiliario que no salió bien. Y vivirá en la casa que habitó Raúl durante su etapa en el mismo club entre 2012 y 2014.

Entre las alabanzas que le han dedicado sus compañeros del mundo en los últimos días, quizás la mejor sea la de uno de sus mejores amigos en el mundo del fútbol, Joseba Etxeberria, rival en el Athletic pero un hermano en la selección: "Si analizamos el fútbol como deporte colectivo es el jugador más influyente que jamás he visto. Otros mueven a sus equipos, pero sólo he conocido a uno, que es él, que ha hecho moverse a los 22 que hay en el campo como él quiere, a su ritmo. Entiendo que se premien los goles, pero que un jugador como Xavi no haya tenido un Balón de Oro me parece un insulto al fútbol, la verdad. Es un jugador que para anularle hay que ponerle dos, no lo consigues con un marcaje individual. Es algo unánime, no es porque nos caiga bien: pregunta a cualquiera que haya jugado contra él y te dirá lo mismo". Las referencias a ese Balón de Oro que el fútbol le ha negado son constantes en los últimos días. A falta de ese trofeo, sí tendrá un adiós de oro con agradecimientos como el de Juan Mata: "Simplemente gracias por tu trato y por tu fútbol. El pase adecuado, en el momento justo. Fue un honor".



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual