Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
BAYERN-FC BARCELONA | MARTES, 20:45H (TVE1)

El Barça quiere más ante un Bayern que quemará sus naves

  • Luis Enrique tiene claro que la mejor manera de no sufrir en Múnich es ir a ganar pese a un 3-0 de la ida que Guardiola y sus jugadores no consideran insuperable

Pedro, Messi y Luis Suárez.

Pedro, Messi y Luis Suárez.

Pedro, Messi y Luis Suárez.

AFP
0
12/05/2015 a las 06:00
Etiquetas
  • P. RÍOS (COLPISA). BARCELONA
En el minuto 75 del Barça-Bayern del pasado miércoles, contemplando la igualdad entre dos equipos que se buscaban en campo contrario y que mantenían una lucha descomunal por cada balón dividido con el objetivo de controlar el juego, la mayoría de aficionados del equipo azulgrana habría firmado el 0-0. No es que el equipo alemán creara demasiado peligro, pero sí comenzaba a imponer su toque y su fútbol posicional, uno de los sellos de Pep Guardiola. El conjunto de Luis Enrique, que sí había tenido las oportunidades más claras con un apuesta más vertical, parecía ya confuso cuando surgió Messi de la nada para lograr dos goles magníficos en apenas tres minutos que encarrilaron la semifinal de la Liga de Campeones antes de que Neymar, en el descuento, colocara un 3-0 en el marcador que nadie esperaba un cuarto de hora antes.

Viene bien recordar en voz alta cómo se produjo de forma inesperada un resultado tan favorable en la ida para silenciar a los que ya dan por hecho el pase a la final del Barça. Ese es el pensamiento de Luis Enrique, que está mentalizando a sus jugadores para prepararse para un acoso y derribo del Bayern en el Allianz Arena que conllevará de forma inevitable momentos de sufrimiento. Aunque no puedan jugar por lesión Robben, Ribéry, Alaba y Badstuber, un equipo con el 'enmascarado' Lewandowski, el imprevisible Müller o el intermitente Götze, héroe de Alemania en la final del último Mundial, es capaz de todo. El último, algo apagado en los últimos meses, no jugó de titular en el Camp Nou, pero parece llamado a ser la esperanza del equipo bávaro en la vuelta, bien surtido de balones por Thiago, Lahm, Xabi Alonso y Schweinsteiger.

El Bayern es un equipazo y tiene un entrenador capaz de inventar una variante, por extraña que parezca, que lo cambie todo. Pep Guardiola puede tener la llave de la remontada y, además, cuenta con la experiencia de lo sucedido la pasada temporada, cuando se traicionó a sí mismo -por lo menos eso es lo que cuentan sus allegados, siempre dispuestos a salvarle- al apostar por un fútbol más directo ante el Real Madrid, que en la ida había ganado 1-0. Escuchando a los jugadores con más experiencia del Bayern (Lahm, Schweinsteiger, Müller.), despobló el centro del campo en busca de fútbol más vertical, pero aquel 0-4 de la vuelta le servirá para no dejarse aconsejar. "Nos equivocaremos si queremos buscar el gol dejando a un lado el fútbol", dice Guardiola, contento de ver que su afición sigue al lado del equipo pese a las tres derrotas oficiales seguidas sin marcar y al empate que supuso el KO en la Copa, tras los penaltis, frente al Dortmund.

"El martes lo daremos todo, estamos con vosotros", se leyó el sábado en una enorme pancarta en el Bayern-Augsburgo. que acabó 0-1. Nunca el técnico catalán había perdido tres partidos seguidos oficiales como entrenador, eso sí, dos en una Bundesliga ya ganada. En el Barça, donde se le admira e idolatra tanto como se le respeta, creen que se está haciendo el muerto con ese último resultado.

"Podemos", asegura Guardiola. "No nos rendimos", avisa Müller. "Lucharemos hasta el final", garantiza Lewandowski. "En el fútbol existe lo increíble", afirma Scheweinsteiger. Si no fuera porque ex jugadores como Matthaus denuncian que "los futbolistas del Bayern han perdido la fe en Guardiola", todo parecería de color de rosa para la escuadra alemana.


El Bayern y mucho más

En el Barça nadie canta victoria, por lo menos de forma pública en declaraciones. Neymar ya prometió dejarse la piel para estar en una final de la Liga de Campeones, "un sueño desde niño", consciente de que el 3-0 no es garantía de nada. Y lo dijo él, que no vestía de azulgrana todavía en el 4-0 de la ida de la semifinal 2012-13, cuando el árbitro húngaro Viktor Kassai concedió tres goles ilegales a un Bayern que de todos modos los merecía por su superioridad. Xavi, Iniesta, Messi, Piqué, Busquets, Alba, Alves. Los que jugaron aquel partido saben que en el Allianz Arena no sólo se enfrentan al Bayern en el campo, también a una afición indesmayable en la grada y al peso de la historia de uno de esos clubes a los que en su campo, cuando juegan en el modo avalancha, es muy difícil que un árbitro les ponga barreras: faltas en una presión agresiva, bloqueos en los saques de esquina.

Por eso, dando por seguro de que Ter Stegen va a tener que intervenir más de la cuenta en su país, y pese a ese balance espectacular de 25 goles a favor y cero en contra en los últimos siete partidos, el Barça espera que Messi, el protagonista de la ida, Luis Suárez, fichado para estos partidos, o Neymar, con ganas de triunfar ya en Europa, aprovechen las ocasiones que tengan para marcar un gol que mine la moral de un Bayern tocado anímicamente y que ya se vería obligado a anotara cinco.

Con la Bundesliga ganada y sin Copa, puede quemar las naves en el intento de remontada, algo que el Barça no puede hacer porque todavía debe cerrar la Liga en el Calderón o en el Camp Nou ante el Deportivo. Y en cuartos ya superó el 3-1 de la ida en Oporto con un 6-1 bestial. Otro aviso que Luis Enrique recuerda muy bien y que le sirve para tener claro que su Barça no saldrá a defenderse sino a marcar más goles lo antes posible y a ganar por primera vez en Múnich. Como en la ida, el espectáculo vuelve a estar asegurado.


Alineaciones probables:

Bayern: Neuer, Benatia, Boateng, Rafinha, Lahm, Xabi Alonso, Thiago, Bernat, Müller, Götze y Lewandowski.

Barça: Ter Stegen, Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta, Messi, Suárez y Neymar.

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra)

Estadio: Allianz Arena

Hora: 20.45 h. (TVE-1, TV3)



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual