Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
BARCELONA-BAYERN | MIÉRCOLES, 20.45H (C+LC)

Una pelea por el balón con los sentimientos a flor de piel

  • El Barça recibe al Bayern en la ida de una semifinal apasionante por la coincidencia de estilos futbolísticos y por el alto contenido emocional del regreso de Guardiola al Camp Nou

Javi Martínez, en el Camp Nou.

Javi Martínez, en el Camp Nou.

Javi Martínez, en el Camp Nou.

EFE
0
06/05/2015 a las 06:00
  • COLPISA. BARCELONA
Desde que Pep Guardiola se marchó del Barça en 2012, estaba claro que un día volvería al Camp Nou como entrenador rival. No sucedió en la temporada 2012-13 porque se tomó un año sabático en el que, entre otras cosas, aprendió alemán, ni en la 2013-14 porque, ya en el Bayern, los sorteos de la Liga de Campeones fueron esquivos. Pero ha llegado el momento nada más y nada menos que en una semifinal europea.

El entrenador que ganó 14 títulos de 19 posibles entre 2008 y 2012, marcando además un estilo futbolístico reconocido en todo el mundo, vuelve a casa con la intención de eliminar al equipo de su corazón y también del corazón de su padre, Valentí, quien ya ha avisado que se atiborrará de tila para superar los más relajado posible un trance tan complejo en lo emocional. Y no sólo la familia Guardiola lo vivirá al borde de la esquizofrenia. Todo el Camp Nou se prepara para marcar la diferencia entre lo que es un recibimiento cariñoso al técnico, y exjugador, más querido de la historia, con ovación y lo que haga falta, para a continuación tensar las cuerdas vocales con el objetivo de animar con todo al Barça de Luis Enrique, que también ha conectado con las exigencias del socio culé.

Los dos equipos tienen presión. Están diseñados para reinar en Europa, y no aparecer el 6 de junio por Berlín en la final de la Liga de Campeones sería un palo. El Barça no la juega desde 2011, cuando la conquistó en Wembley con Guardiola al mando frente al Manchester United. En 2012 perdió la semifinal ante el Chelsea con mucha mala suerte y en 2013 fue aplastado en la penúltima ronda precisamente por el Bayern, quien con Jupp Heynckes endosó un humillante global de 7-0 al entonces equipo de Tito Vilanova antes de levantar el trofeo. La pasada temporada, el Barça del Tata Martino cayó en cuartos ante el Atlético y el Bayern, en el primer año de Guardiola, sucumbió en la semifinal ante el Madrid con otro doloroso global de 5-0.

Será una batalla futbolística de primer nivel entre dos equipos que sólo saben jugar con el balón en su poder, por lo que el esférico será un tesoro. Tanto Luis Enrique como Pep Guardiola, eso sí, han evolucionado hacia un fútbol con más recursos, menos previsible. El Barça actual ha demostrado que sabe defender muy bien y salir a la contra si es necesario, mientras que Guardiola no ha sido tan pretencioso en el Bayern como para cambiar totalmente una forma histórica de jugar: posesión, sí, pero poniendo la directa cuando es preciso.

El Bayern es tan superior a sus rivales en la Bundesliga (la conquistó hace dos semanas) que la Liga de Campeones se ha convertido en un objetivo principal, especialmente tras caer en la semifinal de Copa frente al Borussia Dortmund en los penaltis. Los bávaros ya no tienen posibilidad de triplete, algo a lo que todavía aspira el Barça, aunque en cambio no tiene ningún título asegurado. Con el Madrid a dos puntos, le quedan tres finales en la Liga (Real Sociedad, Atlético y Deportivo) y el 30 de mayo disputa la final de Copa ante el Athletic. Puede ganarlo todo, pero también puede perderlo todo, como recordó Luis Enrique en la rueda de prensa. Si ya fuera campeón de Liga, quizás tendría menos urgencias en Europa. Pero las tiene.


Duelo entre hermanos

Llega mucho mejor el Barça a la cita tanto en lo deportivo como en lo anímico o en lo físico. El equipo azulgrana atraviesa su mejor momento de juego en el mes decisivo, con el tridente formado por Messi, Luis Suárez y Neymar entendiéndose a la perfección y decidiendo partidos con sus goles. Además, sólo tiene una baja, el central francés Mathieu, con unas molestias en el tendón de Aquiles. No apuntaba a titular, pero sí es un jugador clave en caso de emergencias tanto en el eje de la zaga como en el lateral zurdo.

Lo del Bayern es mucho más preocupante: no podrá alinear por lesión a sus jugadores más desequilibrantes en las bandas, Robben y Ribéry, ni tampoco a su todoterreno preferido, Alaba. El central Badstuber, titular en cuartos en la remontada ante el Oporto, es el cuarto lesionado. Lewandowski sí jugará con una máscara que protegerá su nariz y mandíbula rotas. Y Javi Martínez, que reapareció el sábado en una derrota intrascendente en Leverkusen, está en condiciones de competir.

A su favor, el Bayern tiene la capacidad de Guardiola de sorprender con algún truco táctico y con su poder de convicción para que algunos jugadores rindan a un extraordinario nivel en posiciones que no conocen. El 3-5-2 parece que será su apuesta, con un exazulgrana, Thiago, como líder en la media. A él le aplaudirán menos: canterano, no tuvo paciencia y decidió irse al Bayern por una cuestión económica. Su hermano Rafinha será su rival, aunque comenzará en el banquillo.

Robben y Ribéry, precisamente, fueron dos de los verdugos en la semifinal 2012-13, muy dolorosa para el Barça por la manifiesta superioridad del rival, la concesión de tres goles ilegales en el 4-0 de la ida que decidió la eliminatoria y la impotencia por tener que alinear a jugadores tocados e incluso lesionados, como Messi, que en la ida pisó el césped del Allianz Arena sólo para intimidar y que en la vuelta (0-3) ya se quedó en el banquillo. A los jugadores no les gusta emplear la palabra revancha o venganza, pero ese sentimiento existe, mucho más que el ánimo de querer demostrar al extécnico, Pep Guardiola, con el que no todos acabaron bien, que se puede ganar una Copa de Europa sin él.


Alineaciones probables:

​Barça: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

Bayern: Neuer; Benatia, Boateng, Rafinha; Lahm, Xabi Alonso, Thiago, Schweinsteiger, Bernat; Müller y Lewandowski.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia)

Hora: 20.45 h. Camp Nou

TV: (Canal + Liga de Campeones)



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual