Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FÚTBOL

"Hoy es un día histórico para todo el fútbol español"

  • El Secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, celebra la aprobación del Real Decreto Ley que regulará los Derechos de televisión

Un cámara de televisión, en el Santiago Bernabéu.

El Gobierno aprueba la venta centralizada de los derechos de TV

Un cámara de televisión, en el Santiago Bernabéu.

ARCHIVO
0
01/05/2015 a las 06:00
  • AGENCIAS. MADRID.
El Secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, mostró su satisfacción tras la aprobación este jueves, por parte del Consejo de Ministros, del Real Decreto Ley que regulará los Derechos de televisión en el futuro, y la calificó como "una medida histórica y necesaria".

"El plan de reformas que comenzó con la implantación del control económico financiero culmina hoy. El fútbol español ha acometido una transformación extraordinaria y puede encarar el futuro con optimismo. El campeonato será competitivo y no alejará del nivel de las grandes Ligas europeas", apuntó Cardenal.

El fútbol español ya respira. La medida del Gobierno permitirá no sólo un reparto más equitativo y solidario entre los clubes de Primera y Segunda División, sino también la viabilidad de las entidades con mayores dificultades económicas.

Aunque con meses de retraso, el Consejo de Ministros dio luz verde antes del final de temporada a la normativa reclamada "con carácter urgente" por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Federación Española de Fútbol (FEF). Con esta medida imprescindible, considerada de salvación, la patronal de clubes espera recaudar y distribuir alrededor de 1.000 millones de euros por campaña, a partir de la 2016-2017.

En la actualidad, la cantidad ingresada por los derechos audiovisuales del fútbol profesional tan sólo alcanza los 750 millones por temporada, de los cuales Real Madrid y Barcelona se embolsan 140 millones anuales cada uno -el vigente campeón, el Atlético, 50-, con una enorme desigualdad entre poderosos, clase media y modestos.

"Con la regulación de la venta centralizada de los derechos se trata de responder a una demanda de todos los actores implicados, para garantizar la viabilidad de los equipos y el equilibrio de la competición y apoyar también al fútbol aficionado. Habrá aspectos que gusten más a unos que a otros, pero esta normativa tiene el punto de equilibrio que se exigía", destacó este jueves el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

Un sistema "anómalo"

"El 45% de los ingresos se los reparten ahora cuatro equipos y el ratio era de 1 a 7, totalmente anómalo en Europa. El sistema individual de los clubes con los operadores televisivos daba lugar a una conflictividad. España era hasta ahora la única que no tenía regulada la comercialización de los derechos audiovisuales, y con esta venta centralizada se mejorará la competencia", reconoció Wert, quien confía en que la Liga también se verá recompensada con al menos otros 400 millones por los derechos internacionales de su campeonato.

Gracias al real decreto tan ansiado por la LFP y que ha provocado que se intensifique la guerra con la Federación, entre Javier Tebas y Ángel Villar, e incluso un ultimátum al Gobierno antes de convocar una huelga, el fútbol español se equiparará así al resto de las grandes ligas europeas. Aun así, quedará muy lejos de la Premier, que se ha garantizado hasta 2.300 millones por temporada.

Dentro de un año, el 90% de los ingresos televisivos irán destinados a los clubes de Primera y una 10% a los de Segunda. El 50% del dinero obtenido por la comercialización conjunta de los derechos se repartirá a partes iguales entre los clubes de Primera; otro 25% según los resultados deportivos de las cinco últimas temporadas; y el 25% restante por criterios de implantación social, es decir, por su repercusión, reflejada, entre otros aspectos, por recaudación en taquilla.

En Segunda, sin embargo, será el 70% el que se repartirá equitativamente entre todos las las entidades, con el 15% según resultados sólo de la última campaña, y el 15% por apoyo de aficionados. La FEF, que exigió, como organizadora de la Copa del Rey y la Supercopa, una parte más elevada de la tarta televisiva, para beneficiar al fútbol aficionado y al femenino, se garantizará al menos el 2%.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) también dispondrá de un porcentaje mínimo (el 0,5%) que responda a sus pretensiones. Incluso se destinará un 1% al Consejo Superior de Deportes (CSD), para costear la Seguridad Social de deportistas de alta competición, de cualquier disciplina, que no hayan cotizado nunca.

El Athletic, en contra

Después de que el presidente de la Liga, Javier Tebas, asegurase el pasado mes de noviembre que la venta colectiva tendría vía libre "próximamente" y de que se cumpliese 2014 sin una respuesta satisfactoria, la asamblea extraordinaria de clubes aprobó el 6 de febrero, "por unanimidad", con el único voto en contra del Athletic, que la comercialización de los derechos de televisión fuese centralizada.

La LFP ya exigía entonces a la Administración que solucionase "cuanto antes" dicha aprobación para no perjudicar al fútbol español en su competencia con el resto de campeonatos del continente y, en concreto con el inglés. Ha tenido que transcurrir casi medio año desde las primeras promesas, con insultos y descalificaciones de por medio, pero, aunque haya sido demasiado tarde, se ha cumplido ya un objetivo que la Liga estima fundamental para la supervivencia.



 



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual