Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FÚTBOL | TERCERA DIVISIÓN

El comienzo de la jornada 36 se adelanta a este jueves

  • Este jueves habrá dos partidos, mientras que para el domingo no hay señalado ninguno

0
Actualizada 30/04/2015 a las 18:39
  • FERMÍN ASTRÁIN. PAMPLONA.
Nueva jornada adelantada en Tercera División. Ningún partido se disputará el domingo 3, y la mitad de la misma se disputarán entre jueves y viernes.

En esta jornada 36 se podrán decidir muchas cosas. Por ejemplo, la Peña Sport será campeón si vence al Valtierrano en casa. El Promesas certificaría su presencia en la Fase de Ascenso ganando a la Mutilvera. Si el Izarra vence y lo hace también el Promesas, la Mutilvera se quedaría ya sin opciones de estar entre los cuatro primeros. Y por abajo, si el Idoya pierde y vencen Beti Onak y Ardoi, también estaría todo decidido.

Sin embargo, seguramente, la jornada 36 acabe con algo por decidir. Así que esperan dos jornadas más con cierto interés.

Este jueves dará comienzo la jornada con la disputa de dos encuentros a partir de las 20.30 horas: Burladés-Valle de Egüés y Txantrea-Corellano. Ninguno de los cuatro equipos se juega nada en este fin de semana.

El Burladés quiere seguir siendo uno de los mejores equipos de la segunda vuelta para acabar lo más arriba posible la temporada. Se encuentra a cuatro puntos del Cortes y a seis de Oberena. A pesar de que ha empatado sus dos últimos compromisos como local, el Burladés no pierde en su feudo desde el 3 de diciembre ante el Izarra.

Por su parte, el Valle de Egüés quiere resarcirse de la pobre imagen ofrecida el sábado pasado ante el Ardoi. Sin embargo, fuera de casa no ha obtenido demasiada renta este año el conjunto de Fanlo, únicamente 13 puntos. En las últimas tres salidas, sólo ha sumado un punto.

En la Txantrea, los del barrio querrán trasladar el ambiente festivo del barrio al campo y lograr así otra victoria consecutiva. Los de Raúl Marco han sumado cuatro victorias y un empate en las siete últimas jornadas y se encuentran en un buen momento de forma. Sobre todo en casa, donde han sumado tres triunfos en los últimos cuatro compromisos.

Por otro lado, el Corellano llega a Pamplona tras romper una mala dinámica y vencer en casa al Valtierrano. Eso sí, desdendido hace ya algunas semanas. El conjunto de Iñaki Sádaba sólo ha conseguido un triunfo a domicilio esta temporada y quiere acabar la temporada dejando las mejores sensaciones posibles.

Varios partidos transcendentales se disputarán el viernes, festividad del primero de mayo.

Abrirá la jornada del viernes el Osasuna Promesas-Mutilvera (11.30 horas). Un choque especialmente relevante en la pelea por entrar en Fase de Ascenso. A priori, estos dos equipos eran dos de los mejores equipos y dos de los favoritos a jugar la Fase. Llegados a esta jornada 36, es el Promesas quien dispone de cinco puntos de ventaja sobre los de Mutilva. Una victoria local supondría la clasificación matemática del filial rojillo para la disputa de la Fase de Ascenso. Un triunfo visitante apretaría aún más la clasificación por arriba.

El Promesas viene de cosechar la primera derrota de la era David García y después de 10 jornadas sin perder. Fue en Cortes el fin de semana pasado. Para el filial rojillo, esta es una auténtica final, puesto que los dos últimos partidos servirían para preparar con tranquilidad los partidos más exigentes del año. Una derrota les obligaría a remar hasta el final. A pesar de que ha cedido mucho empate en casa, los de David García no pierden en Tajonar desde el 23 de noviembre ante el Izarra. Desde entonces, cuatro empates y seis victorias.

Enfrente estará un equipo que llega en un estado de forma envidiable. Tras golear al líder en Mutilva, los de Moncayo han sumado cuatro victorias y un empate en las cinco últimas jornada. Es decir, que ha obtenido 13 de los últimos 15 puntos. Sin embargo, este equipo llega con la necesidad de los puntos y no puede pensar en otra cosa que no sea la victoria.

Por la tarde se celebrarán dos encuentros a la misma hora, las 17.30 horas. Estos son el San Juan-Huarte y el Cirbonero-Pamplona.

El San Juan-Huarte no recaba mayor importancia, puesto que el San Juan ya ha asegurado la segunda posición, mientras que alcanzar a la Peña Sport parece prácticamente imposible. Mientras que el Huarte ya certificó la permanencia hace unas jornadas y se encuentra en mitad de la tabla.

A priori, Alfredo Ibero puede dar descanso a los jugadores que más minutos han disputado y ceder la alternativa a quienes menos oportunidades han tenido. Eso sí, con la mente puesta en la tercera Fase de Ascenso consecutiva de los pamploneses. Mientras que el objetivo del Huarte es que Alberto Mendióroz sea el máximo artillero del grupo a final de temporada.

En el Cirbonero-Pamplona sí que hay algo en juego. Aunque el Cirbonero con 40 puntos se encuentra salvado, el Pamplona todavía está en zona de peligro. Aunque la distancia con el Idoya es considerable, de siete puntos a falta de tres jornadas. Incluso perdiendo, el conjunto de Unai Jáuregui podría estar salvado.

En una temporada irregular, el Cirbonero quiere acabar lo mejor posible. Para ello, deberá hacer valer el factor campo en este tramo final, puesto que jugará dos encuentros como local. Es precisamente en casa donde mejor se ha encontrado el conjunto ribero, habiendo conseguido en el San Juan un total de 31 de los 40 puntos que posee. Encadena cinco encuentros sin perder en su feudo (tres victorias y dos empates).

El Pamplona no ha ganado a domicilio desde el 18 de enero. Desde entonces ha sumado cuatro empates y tres derrotas. Fuera de casa, este equipo sólo ha sumado 13 puntos. Este es el primer partido de Unai Jáuregui en el banquillo del Pamplona después de que se hiciera oficial su fichaje por la Mutilvera.

Para el sábado hay señalados cinco partidos

Mucho en juego en cuatro de los cinco partidos que se jugarán el sábado. Ardoi, Idoya y Beti Onak se juegan la permanencia en casa. El Ardoi recibe a Cortes; el Idoya, al Subiza; y el Beti Onak, al Izarra.

El Ardoi, que será el más tempranero (16.00 horas), busca alejarse del Idoya en casa, donde ha sumado la mayoría de los puntos que posee (29 de 35). En su feudo se han dejado puntos tres de los cuatro primeros clasificados, por ejemplo. Aunque lo cierto es que el equipo de Iban Romo encadena cinco partidos sin ganar, dos de ellos en casa y sin marcar.

Su rival será el Cortes, que llega de vencer al Promesas en casa y en una buena dinámica de resultados (ocho victorias en diez jornadas). Eso sí, el conjunto ribero ha perdido por idéntico resultado (2-0) en sus dos últimas salidas (Mutilva y Peña Sport). El Cortes, únicamente se juega el intentar dar alcance a Oberena en la sexta plaza.

El Idoya recibe a un salvado Subiza en Iturtxipia a partir de las 17.00 horas. Es probable que el Idoya siga teniendo opciones matemáticas aún perdiendo este fin de semana, pero la victoria se antoja vital para acercarse a sus rivales. Y es que Ardoi y Beti Onak no tienen encuentros sencillos. El conjunto de Oteiza se encuentra a cuatro puntos de sus máximos rivales, así que no debe dejar escapar más puntos. Únicamente Txantrea y Peña Sport han conseguido ganar al Idoya en Iturtxipia en esta segunda vuelta. El resto, han sido seis triunfos locales.

Por su parte, el Subiza llega a Oteiza con todos los deberes hechos y sin ningún riesgo. A disfrutar de uno de los campos con más ambiente de la Tercera División después de haber cuajado una gran temporada. Los de César Sánchez encadenan cinco salidas sin ganar (tres derrotas y dos empates).

El otro choque en el que se están jugando el descenso es el que medirá a Iarra y Beti Onak en el Lorenzo Goikoa de Villava a partir de las 17.30 horas del sábado. Tras vencer en Subiza y romper así una nefasta racha de 12 jornadas sin ganar, el Beti busca refrendo en casa ante uno de los equipos más potentes del grupo. Una victoria podría dejar la permanencia vista pare sentencia e incluso certificada, dependiendo del resultado del Idoya. El Beti sólo ha sumado un triunfo en casa en esta segunda vuelta.

Enfrente estará el Izarra, un equipo en una situación crítica también tras la derrota de la semana pasada en casa ante el Burladés en el estreno de Barrena y Diego Prendes en el banquillo. Los de Estella se juegan la cuarta posición y lo hacen con numerosas e importantes bajas. Una victoria podría asegurarle la presencia en la Fase de Ascenso, mientras que una derrota podría complicarle mucho el tramo final de temporada. Este Izarra encadena cuatro jornadas sin ganar.

A las 18.00 horas, un partido intrascendente y otro en el que está el título de liga en juego

La Peña Sport recibe al Valtierrano con el título de liga en juego. Un triunfo de los de David Ruiz proclamaría a la Peña Sport campeona del grupo a falta de dos jornadas para el final. Por ello, la directiva ha hecho un llamamiento a la afición para llevar en volandas al equipo hasta poder cantar el alirón al término del encuentro. De los 17 compromisos que ha disputado en casa el conjunto de Tafalla, sólo ha cedido cinco puntos (un empate y una derrota).

El Valtierrano, ya descendido, nada se jugará en Tafalla. Aún así, los de Tiko Iriarte buscan acabar la temporada lo mejor posible y sin dejarse llevar para no sufrir más en estos últimos encuentros. Encadena cuatro salidas seguidas perdiendo y 16 sin gana (14 derrotas y dos empates).

Por último, el Oberena-Iruña. Encuentro que servirá como comienzo de las celebraciones de la sección del fútbol del 75 aniversario de Oberena. Antes del choque se realizará un homenaje a sus expresidentes y sus exentrenadores.

Oberena, el cuarto mejor equipo como local, quiere seguir en casa en la misma línea de toda la temporada. No ha podido pelear hasta el final por la cuarta plaza, aunque la campaña ha sido excepcional. Los manguiverdes han obtenido tres victorias y un empate en sus cuatro últimos compromisos en su feudo.

El Iruña encadena ocho salidas sin ganar. Desde el 19 de diciembre, momento en que llegó el último triunfo a domicilio (en la Txantrea), los de Txiki Acaz no han vuelto a vencer. Desde entonces, cinco derrotas y tres empates.

Ambos equipos practican un fútbol parecido y, a priori, será un choque atractivo. Los dos querrán tener la posesión del balón y previsiblemente presionarán la salida desde atrás de su contrincante.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual