Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CUARTOS | FRANCIA-ALEMANIA (18 HORAS/GOLT)

Alemania y Francia reviven viejas batallas en Maracaná

  • La agresión de Schumacher a Battiston en el Sánchez Pizjuán aún indigna a los galos 32 años después

Maracaná

Maracaná

AGENCIAS
0
04/07/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • AGENCIAS. RÍO DE JANEIRO
Épica, dramatismo, polémicas y un buen puñado de batallas jalonan la larga historia de duelos entre Alemania y Francia, que ahora trasladan un pulso planetario al templo de Maracaná. No hay mejor escenario posible para la gran contienda entre un favorito al que le entraron las dudas después de tener que soportar hasta la prórroga la viveza de los 'zorros del desierto' argelinos y un candidato que rezuma tranquilidad cuatro años después de motines y peleas que atentaron contra el orgullo galo y humillaron al altivo Raymond Domenech.

Las alarmas han saltado en los germanos, ya que un virus afecta a siete jugadores, entre ellos el goleador Thomas Müller. No parece nada grave pero el mutismo es sintomático. Una consecuencia, según los médicos de la 'Mannschaft', de los aires acondicionados que se programan en Brasil a temperaturas invernales y a los contrastes climáticos entre unas zonas y otras del país.

Pero además del estado físico de los jugadores, con Hummels aparentemente ya recuperado de esa gripe que le dejó fuera de combate ante los magrebíes, inquieta el estado de forma de un jugador clave como Özil. Marcó un gol frente a Argelila, pero no está cómodo. Apenas participa y no disfruta escorado a la banda derecha.

La otra duda se traslada desde el Bayern de Guardiola y es relativa posición de Lahm como mediocentro, "irrenunciable" también para Joachim Löw. El capitán cumple en el eje, pero como lateral aparecía en todas las selecciones mundiales y de centrocampista es uno más.

Los galos, en cambio, exorcizaron sus demonios desde la remontada ante Ucrania en la repesca de Saint Denis. A raíz de ese 3-0, han completado ocho partidos invictos y en seis de ellos no encajaron goles. Se han mostrado como un equipo unido, con un esquema claro, que cada vez se siente más fuerte.

Deschamps disfruta del respeto casi reverencial de unos jóvenes que admiran su trayectoria de campeón del mundo y le dio galones a Benzema, quien en ausencia de Ribery parece haber asumido la condición de líder. Los 'bleus' parecen una balsa de aceite.

Estos dos clásicos se miden por cuarta vez en una fase final del Mundial y hasta ahora los germanos tienen mejores recuerdos por sus victorias en las semifinales de 1982 y 1986. Esos dos duelos se recuerdan con especial amargura en el lado francés, ya que supusieron la muerte cerca de la orilla de grandísimas generaciones.

Desde el lejanísimo primer encuentro celebrado en Colombes en 1931, con victoria 1-0 para los 'bleus', se han enfrentado en categoría absoluta en 25 ocasiones y el balance es ligeramente favorable para Francia, con 11 triunfos, ocho para Alemania y seis empates, aunque uno de esos últimos cayó luego para el bando teutón en los penaltis.

Un duelo inolvidable

Fue en el estadio Sánchez Pizjuán, y en el Mundial del hortera 'Naranjito', donde ambas selecciones protagonizaron el duelo más recordado, un choque agónico en el que no faltó de nada: goles, polémica, tensión, dramatismo, una prórroga cruel y unos penaltis agónicos.

Fue la madre de todas las guerras, presenciada por un público que se quedó anonadado ante uno de los mejores partidos de la historia de los Mundiales que 32 años después todavía se recuerda con indignación en el bando galo. Vencieron los teutones en los penaltis tras 120 minutos de desenfreno.

Se medían la Francia de Platini, Tigana, Rocheteau y Giresse a la gran Alemania de Littbarski, Magath, Breitner y Rummenigge. Dos monstruos del Mundial cara a cara en un asalto que daba un billete para la final ante Italia, que horas antes había eliminado a la romántica Polonia de Boniek.

Alto ritmo y muchas alternativas en 90 minutos duros. Se adelantó Alemania en la primera parte, por obra de Littbarski, pero empató Platini, de penalti. No se movió el marcador hasta un tiempo extra de ensueño.

Muchos antes, a los 62 minutos, la tragedia sobrevoló Sevilla con una acción brutal del portero Harold Schumacher sobre Battiston, que acababa de saltar al campo, recibió un pase de Platini y fue arrollado por un tren de mercancías.

Battiston se quedó en el suelo inconsciente e inmóvil ante la desesperación de sus compañeros. El árbitro no señaló nada. Y mientras Schumacher jugueteaba con el balón alejado de la escena, Battiston se retiró en camilla con dos dientes rotos, una vértebra fracturada y conmoción cerebral. Aquella acción marcó la prórroga. Francia se lanzó a por el partido y marcaron Tresor y Giresse. 3-1 para los galos y todo decidido. Pero, como dijo Lineker, "el fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania". Por eso, Rummenigge y Fischer acertaron. En la lotería, Stielike para los germanos, pero Six y Bossis lloraron junto a toda Francia su desgracia. Alemania luego terminaría perdiendo en la final ante Italia (3-1), en el Santiago Bernabéu.

Para desgracia de España, la Francia de Platini consiguió dos años más tarde, levantar el trofeo en la Eurocopa que disputó en casa y se presentó como campeona continental a la siguiente cita, el Mundial de México'86, donde el destino volvió a cruzar a ambos equipos en semifinales. En esa ocasión, Alemania no tuvo tantos problemas como en España y venció 2-0 en Guadalajara, con goles de Andreas Brehme y Rudi Völler. Luego, la Argentina de Diego Maradona (3-2) evitó de nuevo el triunfo germano en el cita clave.

Pero esos dos duelos de los años ochenta no fueron los únicos mundialistas entre los dos vecinos y rivales europeos. El primero se produjo en la edición de Suecia'58 y allí la victoria fue para Francia pero en un partido de menos importancia, ya que se trataba de la final de consolación.

La gran figura de ese enfrentamiento en el estadio Ullevi de Gotemburgo fue el mítico Just Fontaine, autor de cuatro tantos en la victoria 6-3 de los suyos.

En tiempos recientes han jugado varios amistosos, aunque sólo uno desde la llegada de Didier Deschamps al banquillo de Francia en julio de 2012.

Fue en febrero de 2013 en el 'Stade de France' y allí la Alemania de Joachim Löw venció 2-1. Valbuena adelantó a los locales, pero en la segunda mitad Müller y Khedira remontaron. Maracaná muestra el camino.

Alineaciones probables:

Francia: Lloris, Debuchy, Varane, Sakho, Evra, Cabaye, Pogba, Matuidi, Valbuena, Griezmann o Giroud y Benzema.

Alemania: Neuer, Boateng, Mertesacker, Hummels, Höwedes, Lahm, Schweinsteiger, Götze, Kroos, Özil y Müller.

Árbitro:
Néstor Pitana (Argentina).

Estadio: Maracaná.

Hora:
18.00 (GolT).



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra