Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
FÚTBOL FEMENINO

El descenso del Lagunak, una "lástima", pero no inesperado

  • Los últimos entrenadores y responsables del Lagunak coinciden en que podían intuir este desenlace del conjunto de Barañáin

Las jugadores de Lagunak, en el partido contra el San Juan

Las jugadores de Lagunak, en el partido contra el San Juan

Las jugadores de Lagunak, en el partido contra el San Juan

J.M. COLOMO
0
Actualizada 09/04/2014 a las 11:27
  • FERMÍN ASTRÁIN. PAMPLONA
Los tres últimos entrenadores del Lagunak femenino y los coordinadores de la sección en su última etapa en Primera División coinciden prácticamente en el análisis de lo sucedido en estos dos años en Lagunak. En resumen, todos ellos se sienten muy apenados por las jugadoras del club, pero esta situación era algo que se intuían. Así lo vivió Álvaro Meoqui, el último entrenador en Primera. "Con mucha pena, aún a sabiendas de que esto podía suceder. Cuando empieza la decadencia, por la experiencia que tengo, se comienza descendiendo y se acaba en el hoyo. Al bajar de Primera hubo desbandada de jugadoras y se apostó por la cantera (algo que me pareció muy bien), pero no es fácil. El año pasado fue un año muy bueno en cuanto a ilusión, a pesar de los resultados y la verdad es que me da pena por las que se quedaron", aseguró Meoqui.

Patxi Izco, uno de los dos responsables de Doc Organización&Gestión (empresa que coordinaba el fútbol femenino en Lagunak), expresó también su lamento por el descenso del equipo a Regional. "Obviamente te da pena, mucha pena, cuando se confirma la noticia. El Lagunak ha sido tantos años referente del fútbol femenino en Navarra, que ahora duele verlo ahí. Desde sus inicios hasta hace dos años, ha sido el principal valedor del fútbol femenino", comentó Izco.

Tras lamentarlo igualmente, Jandro Gastaminza, que entrenó al club en la 2009/10, también coincide con el análisis de Meoqui. "El tema es complicado. Ya se barruntaba algo en mi etapa. Ese equipo lo sostenía un grupo de jugadoras veteranas de gran calidad y cuando se han ido yendo o retirando, el equipo lo ha notado mucho. El relevo era más justo técnicamente y eso se ha demostrado. En su día se habló de la posible fusión con San Juan y Osasuna, para haber intentado formar un grupo con las mejores jugadoras navarras, pero no llegaron a buen puerto las negociaciones", comentó.

Rubén Berrogui, técnico durante dos temporadas (10/11 y 11/12) también se lamentó. "Desde la distancia da bastante pena ver lo que era el club y en lo que se ha quedado. Siento un vacío importante después de haber vivido dos años muy interesantes en Superliga. Sin embargo, ya lo veía venir. Me da que había un gran desconocimiento a principio de temporada sobre el equipo que quedaba. Se hablaba de ascenso y el equipo ha terminado descendiendo. De hecho, en mi último año, ya vimos que podía suceder algo semejante porque comenzaron los problemas económicos y deportivos. Una estructura así no la podía soportar un club como Lagunak", aseveró.


Se mojan y apuntan dos causas

Dos son las principales causas a las que señalan los cuatro. El fuerte descenso presupuestario del equipo y la salida de jugadoras veteranas de calidad. "Por supuesto que el tema económico también habrá influido. En mi etapa, todavía alguna jugadora se podía traer de fuera. Se mantenía el bloque y se le ponía piso a alguna futbolista que te aportaba mucho. Cuando el presupuesto baja, eso desaparece y también habrá influido, por supuesto. Creo que coincidió que cuando muchos equipos fueron mejorando en Superliga y haciéndose más fuertes, el Lagunak fue cayendo. Con Álvaro Meoqui ya se produjo el mayor cambio, casi todas las jugadoras veteranas ya se habían marchado y eso se notó mucho", certificó Jandro Gastaminza.

Álvaro Meoqui también incidió en ello. "Mantener un equipo en Primera División no sólo se consigue con ilusión. Hace falta mucho más. Sobre todo, el esfuerzo económico es importante. Y cuando llegué yo, el club ya estaba asfixiado económicamente. En lo deportivo, también estaba bastante exprimido y varias de las jugadoras importantes se había marchado ya del club. Fue un año muy duro, pero me siento muy orgulloso de aquellas jugadoras y de la ilusión que mantuvieron toda la temporada", comentó. Patxi Izco, uno de los que mejor conocían la situación económica del club, también quiso ahondar una de las causas del declive del Lagunak. "Se habla mucho del apoyo al fútbol femenino, pero la realidad no es del todo así. Llamas a muchas puertas para buscar algo de ayuda y muy pocas te la conceden. A medida que han ido reduciéndose las subvenciones, el equipo ha ido cayendo. Era lógico", certificó.

El entrenador que más tiempo ha estado con las chicas en esta última etapa, Rubén Berrogui, quiso llegar más lejos. "La estructura no es la adecuada. No hay una estrategia ni una estructura clara en el fútbol femenino navarro, como sí la hay en el masculino. Falta una estructura sólida. Bastante hacen los clubes con sobrevivir en estas condiciones", sentenció.


La cantera para un futuro complicado

Para los técnicos que pasaron por el club, la solución no es fácil, pero pasa por apostar por la gente de casa. "Creo que ahora tampoco hay que volverse locos. La apuesta de Patxi (Izco) y Alfredo (Gutiérrez) por el fútbol femenino era fuerte cuando estaba yo. Ahora ellos ya no están y los responsables se tienen que plantear el futuro del club. Tienen que decidir cómo seguir adelante con esto. Considero que va a ser difícil porque cuando estás abajo, tienes pocos amigos. Será complicado, pero yo, si estuviera en esa situación, lo tendría claro. Apostaría por la base, trabajaría bien con ella y con paciencia, sin prisa. Montaría un equipo fuerte en Regional con gente joven y alguna veterana que quisiera quedarse", sentenció Meoqui.

Jandro también es de esa filosofía. "Ahora sólo queda seguir trabajando con la base. Parece que hay un buen bloque en Regional y supongo que buscarán juntar los dos equipos para conformar un buen equipo para volver a subir a Segunda cuanto antes", sentenció. Gastaminza aboga por un tema que ya salió en su día y que se desechó, la unión de los equipos más potentes de Navarra. "Sigo pensando que si hay realmente interés en Navarra por tener un equipo en Primera, los tres grandes clubes: Lagunak, San Juan y Osasuna deberían llegar a un acuerdo, pero creo que ahora es muy complicado. Si no se llegó en su día, ahora supongo que será prácticamente imposible", finalizó.

Berrogui es de la misma opinión que Gastaminza y va más allá. "No hay nadie que quiera apostar de verdad por soportar una estructura de fútbol femenino. Hasta que no se llegue a un acuerdo, no habrá nada que hacer. Eso sí, sin egoísmos. Hay que buscar un acuerdo por el bien del fútbol femenino en Navarra", finalizó.

Patxi Izco lamentaba además, la poca repercusión que ha tenido este club aun militando en la máxima categoría del fútbol español. "Me da mucha pena por la jugadoras –comentaba-, porque me da la sensación de que sólo las que han vivido eso valoraban realmente lo que tenían. Ellas han realizado muchos sacrificios para estar donde estaban. Esfuerzos que algunas jugadoras de Nacional no estaban dispuestas a hacer por jugar en Primera". Afirmaciones que secundó Meoqui.
Ninguno de todos ellos, que han aportado su grano de arena a forjar la historia del Lagunak, forma ya parte del club. Sin embargo, expresaron sus mejores deseos para las chicas. "Esperemos que pronto vuelvan a estar donde se merecen", en palabras de Patxi Izco.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual