Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Mundial Brasil 2014

Cuatro hinchas heridos en la última jornada de Liga en Brasil

  • Un helicóptero irrumpió en la cancha para retirar a los heridos en el país que albergará el Mundial

Violencia extrema en un partido en Brasil

La violencia más cruda hizo aparición durante la última jornada de la liga brasileña de fútbol. Durante el partido que enfrentaba al Atlético Paranaense y al Vasco da Gama, uno de los equipos brasileños con más historia y que se jugaba el descenso, se desató una batalla campal en la grada. Los aficionados ultras del Vasco invadieron la grada de los locales y se enfrentaron con ellos a golpes, ante las escasas medidas de seguridad presentes en el estadio. Cuatro jóvenes aficionados se encuentran aún heridos en el hospital São José de Joinville. Tres de ellos llegaron a estar en coma, pero ya se encuentran estables y sin riesgo de muerte.

ATLAS
0
Actualizada 09/12/2013 a las 12:54
  • EFE. BRASIL
Un violento enfrentamiento entre hinchas del Atlético Paranaense y del Vasco da Gama dejó este domingo cuatro aficionados con graves heridas y provocó la suspensión temporal del partido de la última jornada del Campeonato Brasileño, que jugaban en la sureña ciudad de Joinville, ciudad del estado de Santa Catarina.

Los incidentes se registraron en el estadio Arena de Joinville en un partido decisivo para ambos equipos debido a que el Atlético Paranaense necesitaba ganar para clasificarse a la Copa Libertadores y el Vasco da Gama también para huir del descenso a la Segunda División.

La gresca, con brutales imágenes de violencia retransmitidas por la televisión y escenas de un helicóptero en medio de la cancha retirando los heridos, comenzó poco después de que el defensa Manuel puso en ventaja al Atlético Paranaense y ganó una rápida repercusión internacional, con numerosos medios recordando que Brasil será el anfitrión del Mundial del próximo año.

El árbitro suspendió el compromiso a los 17 minutos y lo reanudó una hora después, cuando la policía informó de que la seguridad estaba garantizada, y tras lo cual los locales terminaron imponiéndose por 5-1.

Un grupo de aficionados del Paranaense se enfrentó a otro de los rivales a puñetazos, patadas y pisotones, y la policía tardó en separar a los hinchas violentos, lo que hizo que las agresiones se repitieran de lado y lado.

Los cuatro heridos, dos hinchas locales y otros dos visitantes, fueron conducidos al Hospital Sao José de Joinville, en donde fueron declarados fuera de peligro pese a la gravedad de las lesiones y a que algunas informaciones indicaban que estaban en coma.

Los ingresados fueron identificados como Estevao Viana, de 24 años; William Batista, de 19; Gabriel Ferreira Vitael, de 29, y Diogo Cordeiro da Costa Ferreira, también de 29 y quien fue dado de alta en poco tiempo y se subió a un taxi para huir de la prensa.

Los tres primeros fueron sometidos a radiografías para evaluar la gravedad de las lesiones, especialmente las de William Batista, quien sufrió traumatismo craneanoencefálico pero quien está consciente y debe recibir el alta este mismo domingo.

Los incidentes se produjeron debido a la falta de policías en el estadio, ya que los uniformados estaban concentrados en las afueras del escenario.

"Es un evento privado y la seguridad tiene que ser garantizada por los guardias privados contratados por el Atlético Paranaense. Nosotros éramos responsables por la vigilancia externa", afirmó el portavoz de la Policía Militarizada, Adilson Moreira.

El presidente del Vasco, el exfutbolista Roberto Dinamite, pidió la cancelación del partido por falta de garantías y llegó a decir que uno de los aficionados había muerto en el enfrentamiento, pero la información fue desmentida por la policía.

"No están respetando lo más importante que son las vidas. No hay policías y eso preocupa a todo el mundo. No estamos pensando en Primera o Segunda División. Quiero retirar a mi equipo de la cancha por la falta de seguridad pero no lo hago porque podemos ser sancionados", afirmó el dirigente, visiblemente interesado en que la Confederación sancione al Paranaense para intentar quedarse con los tres puntos.

Los jugadores de ambos equipos tuvieron que volver al campo pese a que visiblemente estaban afectados por la violencia desatada en los graderíos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual