Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
COPA CONFEDERACIONES

Paseo de España en Maracaná

Declaraciones de Javi Martínez tras el 10-0 a Tahití

El futbolista navarro Javi Martínez atiende a los medios de comunicación tras la goleada de España a la selección de Tahití en la Copa Confederaciones 2013 (10-0).

ATLAS
Fernando Torres (centro) celebra con Sergio Ramos y ante César Azpilicueta, Nacho Monreal y Javi Martínez uno de los goles anotados por España

Goleada de España a Tahití en la Copa Confederaciones

Fernando Torres (centro) celebra con Sergio Ramos y ante César Azpilicueta, Nacho Monreal y Javi Martínez uno de los goles anotados por España

AFP
10
Actualizada 21/06/2013 a las 12:38
Etiquetas
  • EFE. RÍO DE JANEIRO (BRASIL)
La selección española está virtualmente en semifinales de la Copa de las Confederaciones, tras plasmar la abismal diferencia de calidad con Tahití en la mayor goleada de la historia de la competición y Maracaná, endosando diez tantos con Fernando Torres y David Villa como grandes protagonistas.

El nivel de España, campeona del mundo y de Europa, dependería de la motivación de los jugadores y de su hambre de mejorar sus números como internacionales. Para hacer partícipes a todos, Vicente del Bosque cambió por completo la cara del equipo titular. Tan sólo Sergio Ramos repetía y por obligación.

Avisó tanto España en la víspera de que el respeto a Tahití lo mostraría compitiendo y sin levantar el pie, que al final comenzó haciéndolo inconscientemente. Era un duelo de profesionales contra aficionados. Tanta distancia entre dos selecciones, que la grada se lo tomó a broma. Abucheó a los españoles de salida y se volcó con la selección oceánica, la 'cenicienta' del torneo.

Después de 63 años, la Roja regresaba a Maracaná. Los jugadores con emoción de jugar en un escenario con tanta historia. Soñando con volver a hacerlo con la final deseada ante Brasil. Comenzaron con precipitación, alejándose de su estilo al sentirse tan superiores que abusaron por momentos del juego directo. Condujo a la precipitación.

Fernando Torres abrió el marcador a los cinco minutos, tras combinar con Mata y engañar al portero para superarle por su palo, pero pasaron 26 minutos hasta que llegó el segundo. La imagen siempre está en juego y España no se podía permitir ir al descanso con muestras de dejadez. Falto de velocidad en el toque y desmarque.

La movilidad de Cazorla, Silva y Mata comenzó a dar resultado según fue apareciendo el cansancio en el rival. La falta de calidad de Tahití fue comiendo terreno a su ilusión y los goles se fueron sucediendo. Se había protegido con defensa de cinco. De nada serviría cuando los defensas no veían los desmarques.

Villa y Torres querían goles que ensanchasen su leyenda en la Roja. No debían ser egoístas. El tiempo les daría sus ocasiones. Torres se ganó la recriminación del 'Guaje' cuando fue individualista a los diez minutos. Desde entonces le buscó. Tahití tenía más posesión que Uruguay en el debut. No lo podían permitir.

Bastó un grito de Del Bosque para la reacción. Villa vio el pase al espacio de Silva que colocó con la zurda el disparo pegado al palo para marcar el segundo. En ocho minutos la Roja marcó cuatro goles para cambiar el panorama al descanso.

Torres encontró espacios para exhibir su fútbol. Picó el balón a la salida del espacio y marcó a puerta vacía el tercero. Villa lograba el cuarto a placer tras pase de Silva. Y al borde del descanso llegaba el único disparo a puerta de Tahití. No fue ni intencionado. Un centro de Aitamai se envenenó y lo detuvo Reina.

La entrada en escena de Jesús Navas aumentaría la tensión competitiva en la segunda parte. España jugó como quiso ante un rival para el que sólo estar en la Copa de las Confederaciones ya es un motivo de fiesta. Los goles fueron enlazándose. Villa a pase de Monreal. Torres a servicio de Navas.

España mostraba su respeto al torneo al no bajar el pistón. Villa encontraba un regalo del portero para hacer el séptimo. A Roche se le escapó el esférico en su salida y dejó al 'Guaje' marcar a puerta vacía. El octavo lo recibió de Mata. Pero de nada le importaban los goles recibidos, celebró como victorias el fallo de un penalti de Torres, que chutó al travesaño, y una buena parada a falta de Villa.

Del Bosque tuvo un gesto con Iniesta. El genio del fútbol español no se podía ir de Maracaná sin jugar. La afición brasileña le recibió en pie. Un reconocimiento a su bello fútbol y a la selección española. Era el broche del partido. España dejaba su nombre inscrito en la historia al firmar la máxima goleada en el mítico estadio y de la Copa de las Confederaciones. Torres marcaba el noveno y Silva cerraba el festival.

10 - España: Reina; Azpilicueta, Sergio Ramos (Navas, m.46), Raúl Albiol, Monreal; Javi Martínez, Cazorla (Iniesta, m.76); Silva, Mata (Cesc, m.69), Villa; y Fernando Torres. 

0 - Tahití: Roche; Aitamai, Jonathan Tehau, Nicolas Vallar, Ludivion, Lemaire (Vero, m.74); Caroine, Bourebare, Vahirua, Alvin Tehau; y Chong Hue (Lorenzo Tehau, m.69).

Goles: 1-0, m.5: Torres. 2-0, m.31: Silva. 3-0, m.33: Torres. 4-0, m.39: Villa. 5-0, m.48: Villa. 6-0, m.57: Torres. 7-0, m.64: Villa. 8-0, m.66: Mata. 9-0, m.78: Torres. 10-0, m.89: Silva.

Árbitro: Djamel HAIMOUDI (ALG). Mostró cartulina amarilla a Cazorla (44) por España.

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada del Grupo B, disputado en el estadio Maracaná ante la presencia de 71.000 espectadores.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual