Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
RUNNING

Un total de 2.618 familias acudieron en 2013 a los roperos sociales de Cruz Roja

  • La demanda de este servicio, tanto en el local de la calle Tejería de Pamplona como en el de Azagra, ha crecido notablemente en los últimos años por la crisis

0
Actualizada 07/04/2014 a las 09:39
Etiquetas
  • DN. PAMPLONA
El ropero social que Cruz Roja dispone en un local municipal en Pamplona (calle Tejería , 27 bajo) se ha quedado "pequeño". También cuenta con otro en Azagra y, próximamente, se abrirá un tercero en Estella. La demanda de este programa de Cruz Roja, enmarcado en otro de lucha contra la pobreza, se ha "disparado" en los últimos años. "Antes ya existían pero, con la crisis, ha aumentado enormemente el número de personas con este tipo de demanda", afirma Conchi Igea, responsable del área de intervención social.

De hecho, el pasado año, fueron 2.618 unidades familiares las que acudieron a los roperos sociales de la entidad, aunque los beneficiados fueron muchos más. "Normalmente quien viene, y dentro del máximo permitido de seis prendas por semana, coge también ropa para sus hijos o para su mujer si los tiene... Hay personas de todo tipo. Y cada vez más. La mayoría están con la renta básica o han agotado ya todas las prestaciones. Pero más personas de las que pensamos acuden, quizá no a un ropero social, pero sí a tiendas de segunda mano", explica Igea, quien dice que, ahora, lo que más necesitan "son ropa y calzado para hombre".

Eso sí, quienes acuden al ropero social tienen que pasar unos mínimos trámites previos a conseguir la tarjeta con la que tendrán derecho a prendas. El principal, mantener un encuentro con los responsables de Cruz Roja para que estos conozcan su situación y sus necesidades y puedan asesorarle o explicarle otra serie de programas de la entidad. Unos servicios que el pasado año utilizaron 14.403 personas (5.747 en el de lucha contra la pobreza).

"No sólo es que pidan ropa y se les dé. Hay mucho más detrás. Planes de empleo, centros de acogida...", explica Igea, quien apunta a que antes de ofrecerlas "se revisan todas las prendas". "A veces es muy frustrante ver lo que traen. Todo es de agradecer, pero si está roto, con agujeros o en muy muy mal estado, no lo traigas. Tíralo. Nadie te obliga a dar nada. Así que si lo das, y sobre todo si es para niños, trata de que esté bien, limpio y sea digno. Las personas que lo van a recibir están necesitadas pero también les gusta llevar cosas que estén bien o estrenar si es posible. Si es algo nuevo se recibe de otra forma, sobre todo los niños", afirma.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual