Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín Marathon

La San Fermín Marathon ofrece un nuevo recorrido más llano y céntrico

La bajada de la calle Curia se recorrerá este año sólo en los tramos finales de 42K, 21K y el último relevo.

La bajada de la calle Curia se recorrerá este año sólo en los tramos finales de 42K, 21K y el último relevo.

DN
17/06/2017 a las 06:00

Diez kilómetros por vuelta. Ésa es la distancia aproximada que cada corredor del IV EDP San Fermín Marathon afrontará por vuelta en el nuevo recorrido que estrenará este año la carrera. Un trayecto que, para cuadrar al máximo las distancias (y aunque éstas no están homologadas oficialmente), tendrán una variación en el tramo final. Así, en la última de sus vueltas, al llegar por la calle Zapatería a la Plaza Consistorial, los corredores de 42K, 21K y el último relevista tendrán que girar a la izquierda para descender por Santo Domingo para afrontar ese último trayecto.

Al final, subidas

Tras recoger las opiniones de diversos corredores -sobre todo maratonianos- en las ediciones anteriores, la organización de la prueba decidió cambiar el itinerario, buscando otro “más llano, rápido y céntrico” que apostase por el asfalto como superficie principal y evitase algunos de los puntos más desangelados que los corredores encontraban años atrás como podía ser algunas calles de Irunlarrea, el paso por el polígono de Landaben y algunos tramos del Paseo Fluvial del Arga.

Un cambio que conlleva, eso sí, un mayor desafío piscológico al tener que dar vueltas y el abandonar uno de los puntos más exigentes, pero también carismáticos de la carrera en otros años, como era la subida por el Portal de Francia. Un punto que, en esta ocasión, no se subirá pero que sí verán -bajando por la calle del Carmen para subir al mirador del Caballo Blanco- los corredores de 42K, 21K y el último relevista en los tramos finales de sus distancias.

Pero que nadie se lleve a engaño. Hay dos cuestas exigentes. Dos dificultades, de unos 150 metros cada una, que los maratonianos y participantes en la media maratón afrontarán en la variación final, en los últimos kilómetros, y que les obligará a guardar una pequeña reserva de fuerzas si no quieren que se les atraganten.

El nuevo diseño busca, además de facilitar el esfuerzo de los corredores, permitir a los acompañantes de los deportistas y al público en general un mejor seguimiento de la prueba, pudiendo verla en distintos puntos sin tener que andar mucho y en pocos minutos.

La salida se mantendrá en la Plaza del Castillo y la llegada en la Plaza de Toros pero el circuito -al que los maratonianos darán cuatro vueltas, dos los de 21K y una los de 10K y cada uno de los integrantes de los relevos- mantendrá a los corredores en la meseta de la capital. Así, y por el Ensanche, visitará los barrios de Iturrama y San Juan antes de volver y recorrer buena parte del Casco Viejo.

Dos zonas marcadas

Este nuevo circuito presenta dos zonas muy marcadas. Unos primeros siete kilómetros por calles amplias, bastante rectas y asfaltadas que permiten correr cómodo y coger ritmo aunque, tanto en la avenida del Ejército como en Monasterio de Irache, hay un ligero desnivel positivo que puede notarse en las piernas, sobre todo en el caso de los maratonianos.

Esa cara del circuito cambiará a partir del paso por el portal de la Taconera desde la calle Bosquecillo. A partir de ese punto la carretera, entre árboles, se estrecha y da paso a las calles del casco antiguo de la ciudad. Allí los corredores encontrarán más giros, cambios en algunos tramos del asfalto al adoquín y la loseta, pero también un ambiente especial. Son los kilómetros donde, posiblemente, más animación puedan encontrar. Mayor, Nueva, Zapatería, Mercaderes, Chapitela... serán calles que llevarán a los corredores a laPlaza del Castillo, donde o bien seguirán dando vueltas al recorrido o, según el caso, se dirigirán ya a meta.

Precisamente, los participantes en las distancias más largas tendrán que estar atentos en su vuelta final ya que afrontarán una variación en la Plaza del Ayuntamiento para cuadrar lo máximo posible sus distancias. En su vuelta final (2ª para 21K y 4ª en 42K, así como el cuarto relevista), al llegar al Ayuntamiento girarán a la izquierda para bajar por Santo Domingo y, tras pasar por un punto de control y el avituallamiento, afrontar las dos grandes dificultades de su carrera. Dos tramos de ascenso que les subirán al Archivo General y, tras descender la calle Carmen, al Caballo Blanco.

A partir de la plazuela de San José, y acortando por Curia a Mercaderes en el caso de los participantes en el Medio Maratón, los maratonianos afrontarán un tramo final de callejeo antes de retomar el recorrido común por Mercaderes y Chapitela hacia la Plaza de Toros.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra