Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín Marathon

Amate Molina no se rindió ante la Esclerosis Múltiple y busca 12 maratones en 12 meses

Juan José Amate Molina, corriendo con la camiseta del reto que está realizando y que tendrá su ecuador mañana en Pamplona.

Juan José Amate Molina, corriendo con la camiseta del reto que está realizando y que tendrá su ecuador mañana en Pamplona.

CEDIDA
16/06/2017 a las 06:00

Sólo unos días antes de que le diagnosticasen Esclerosis Múltiple, Juan José Amate Molina (Jaén, 1968) había tomado parte en la carrera más popular de su ciudad, la Carrera de San Antón que tiene lugar el 16 de enero sobre 10 kilómetros. De aquello hace ya 9 años. “Por aquel entonces yo era deportista habitual. Solía jugar a squash, tenis, fútbol sala... No solía correr pero me apunté a esa prueba y quise prepararla un poco más en serio. Y me salió bien, muy bien”, recuerda Amate. Sin embargo, apenas dos semanas después, sufrió un brote y el médico le dio la noticia que le cambiaría la vida.

“Lo primero que me vino a la cabeza entonces, y aunque luego ves que no es así y que todo depende de los grados y de cada persona, fue el que me iba a quedar en una silla de ruedas”, afirma al referirse a lo que sintió cuando le dijeron que sufría Esclerosis Múltiple, la primera causa de discapacidad neurológica en adultos jóvenes. “Cuando le comenté al médico que había corrido en San Antón y que acabé tan bien, él fue claro: Olvídate de correr. No es compatible con tu enfermedad”, rememora.

Sin embargo, desde entonces, no ha parado. Incontables pruebas populares, cerca de 40 medias maratones -las dos primeras en 2008, el mismo año del diagnóstico-, una decena de carreras de 42 kilómetros, alguna ultra de más de 100 kilómetros... “No sé si fue por la rabia que me dio aquel comentario, por negar lo que me había ocurrido o por qué pero, y aunque me harté a llorar al principio, decidí salir a correr”, apunta este deportista, presidente del C.A. Az-zait y presidente de la Asociación de Clubes de Atletismo de Jaén, además de socio y colaborador de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Jaén (AJDEM).

Mañana correrá en Pamplona su sexta maratón en lo que va de 2017 y, aunque arrastrando una lesión en el talón, confía en poder acabar el que será el ecuador de su proyecto de 12 maratones en 12 meses. “Subir voy a subir a Pamplona y tomaré la salida. Tengo ya todo preparado. Luego ya veremos si es posible acabar la prueba”, indica.

Se trata de un proyecto que busca dar a conocer la Esclerosis Múltiple, sensibilizar a la sociedad sobre las dificultades y limitaciones que produce pero también mostrar a los afectados que “sufrir esta enfermedad degenerativa no es sinónimo de silla de ruedas o incapacidad”, asegura.

Ahora mismo él corre ya 5 días a la semana y “metiendo muchos kilómetros”. El deporte sigue siendo una parte clave de su vida y crucial en su actual estado. “Desde entonces he sufrido un par de brotes más pero, ahora mismo, con la medicación estoy bastante controlado. La única pega que tengo es que, al día siguiente de tomarla, estoy mal y no suelo salir a correr”, asegura.

“Desde que me diagnosticaron ha evolucionado todo mucho. Ahora hasta recomiendan hacer ejercicio físico y no quedarse apoltronado en el sofá”, afirmá, antes de añadir rotundo: “Dentro de lo posible, y siempre según el grado de afección, no hay que quedarse en casa. No hay que resignarse y hay que tratar de llevar una vida lo más activa que se pueda”.

Después de Murcia, Sevilla, Barcelona, Madrid y Vitoria, el EDP San Fermín Marathon es su próxima parada. “La verdad es que he tenido de todo en esas carreras. Carreras muy buenas, como en Barcelona que acabé en 3h16, pero también muy mala, en Murcia. Fui acompañado por unos amigos y la acabé en 3h51 y muy sobrecargado. No fueron las mejores sensaciones para empezar este reto...”, reconoce entre risas.

Un reto que surgió después de que, precisamente en la Carrera de San Antón, lograse que 300 personas corrieran con las camisetas que él había preparado para ayudar a la AJDEM. “¿Y después de esto qué puedo hacer para ayudar y dar a conocer a la asociación? Y se me ocurrió esto”.

Ahora, un espolón calcáreo pone en riesgo el sexto capítulo de su apuesta en este 2017. Pero no se desanima. “Rendirse no es una opción”, el lema que lleva tatuado en su gemelo derecho desde hace ya años, es algo que este jienense no deja de poner en práctica.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra