Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CICLISMO

Una Irati Xtrem sudadísima

Los más de 1.500 participantes de la marcha ciclista más dura de Navarra portaron un dorsal extra, de color negro, en apoyo a la campaña “Ni uno menos”, que pretende concienciar sobre la seguridad de los ciclistas en carretera

Una espectadora anima a uno de los ciclistas justo antes de llegar al punto de avituallamiento en el alto de Larrau.

Una espectadora anima a uno de los ciclistas justo antes de llegar al punto de avituallamiento en el alto de Larrau.

Actualizada 16/06/2017 a las 12:48

Su belleza es ‘xtrem’, sus paisajes son ‘xtrem’, su dureza es ‘xtrem”. Así definen sus organizadores la marcha cicloturista más dura de Navarra, la Irati Xtrem, que salió el sábado a las 9:00 de la mañana de Ochagavía para finalizar en el mismo punto a partir de las 13:00 horas. La Consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, fue la encargada de cortar la cinta que dio inicio a la carrera. Los niños abrieron la marcha durante los primeros dos kilómetros y la cola de ciclistas atravesaba la localidad de punta a punta.


Más de 1.500 participantes recorrieron la marcha de 128 kilómetros y 3.600 metros de desnivel, con 15 de esos kilómetros con más del 10%. El punto más duro y que congregó a la mayoría de espectadores, que no cesaban de animar a esos ‘héroes’ sobre ruedas, fue el puerto de Larrau. Sus 1.585 metros de altitud y 1.085 metros de desnivel es el último gran ascenso en esta carrera que celebra ya su decimoprimera edición. Raúl Turégano Romero fue quien recorrió más rápido la Cronoescalada, con 44 minutos y 59 segundos, el único tramo de la carrera que es competitivo. Doce kilómetros con un desnivel medio del 8% que comienzan al pie del puerto de Larrau y que acaban cuando el ciclista lo encumbra y atraviesa la alfombra que detiene el cronómetro. Amaia Urkidi fue la más rápida en la categoría femenina, con 58 minutos y 6 segundos; y Carles Grau, en la categoría paraolímpica, con 1 hora 10 minutos y 27 segundos. No obstante, Víctor Andueza, portavoz de la organización, insiste en que es una carrera “no competitiva”. Está pensada para autoexigirse y disfrutar del paisaje del Pirineo. “Hay mucha demanda, podríamos aumentar las inscripciones a 2.500 e incluso incrementar el precio del dorsal, pero queremos mantenerla como una carrera de calidad exigente”, explica Víctor. Los ciclistas coinciden en que al no estar perseguidos por el reloj, administran su energía para encarar el ascenso a Larrau, a 20 kilómetros para el final de la marcha, y acabarla.

 

BAJO UN SOL XTREM


“El año pasado fue la lluvia y la niebla; éste, el calor”, dice Víctor Andueza. En esta edición la carrera hizo honor a su nombre con temperaturas de más de 30 grados en un recorrido que ya es de por sí durísimo. Ante las previsiones meteorológicas, aumentaron los puntos de hidratación: 7.000 litros de líquidos en ocho zonas de avituallamiento de líquidos. Una por cada 20 kilómetros. Se agotaron.


Para evitar problemas, el dispositivo de seguridad y de atención sanitaria fue extensísimo. Cruz Roja movilizó a 34 personas, 4 ambulancias, un hospital de campaña y varias unidades motorizadas. La Guardia Civil estuvo presente con dos unidades motorizadas y un helicóptero, por la mañana. Sólo hubo que lamentar dos caídas y asistencias sanitarias por golpes de calor. Las ambulancias tuvieron que atender un accidente ajeno a la carrera que sucedió cerca, en la parte francesa de Larrau.

 

CAMPAÑA ANTI ATROPELLOS


La tradición en las ediciones anteriores de la Irati Xtrem establecía que ningún ciclista llevara el dorsal uno, que era dedicado simbólicamente a los ciclistas fallecidos durante el año. El sábado, sin embargo, decidieron que todos portaran un dorsal negro con el número “1” resaltado además del propio. En él se podía leer: “Ni 1 +, SOS Ciclista, + Seguridad, + Respeto”. Se unieron de esta manera a la campaña “Ni uno más”, que pide “más respeto y más seguridad” en la carretera para los ciclistas. Más de 1.500 espaldas reivindicaron la correcta convivencia con los vehículos a motor en carretera.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra