Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

El arbitraje de máximo nivel decide plantarse

  • El colectivo aprobó no pitar duelos de Asobal hasta que no se les pague lo que se les debe

0
Actualizada 05/09/2011 a las 01:02
  • J.J.I. . PAMPLONA

Aunque ayer las Supercopas -tanto masculina como femenina- se disputaron con normalidad, la elite del arbitraje nacional está plantada ante la Asobal. Todas las partes confían en que a lo largo de esta semana, incluso puede que hoy mismo, se solucione el conflicto creado. Si no, los árbitros lo tienen claro: "Hasta que no nos paguen lo que se debe, no pitamos Asobal".

Los árbitros de máxima categoría decidieron el pasado viernes por la noche no pitar partidos de la División de Honor Masculina hasta que no se les abone la deuda que arrastran en la segunda vuelta de la pasada Liga. Una decisión avalada por la mayoría de colegiados -entre los que se encuentran los navarros Juan Belloso y Ion Bustamante- y que, si se mantienen las posturas, podría llegar a poner en peligro la primera jornada de la Liga, el próximo fin de semana.

La decisión tomada por los colegiados fue comunicada ese mismo viernes por la noche a Rodrigo Costas, presidente del Comité Técnico de Árbitros de la federación, y a Juan de Dios Román, presidente de la RFEBM.

El problema radica en que la Asobal adeuda cerca de 300.000 euros a la Federación Española de Balonmano, encargada de abonar los pagos a cada árbitro (400 euros por partido más, según los casos, kilómetraje, hotel, gastos, etc).




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual