Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

Pau se eleva sobre Nowitzki

  • España ganó a Alemania con sufrimiento y empaque en el final, y suma su segundo triunfo

Imagen de la noticia

Pau se eleva sobre Nowitzki

Un imperial Pau Gasol penetra entre los defensores germanos para machacar el aro. EFE

0
Actualizada 08/09/2011 a las 01:01
  • COLPISA. VILNIUS (LITUANIA) .

Las referencias a la similitud con las formas de la única derrota española en Lituania fueron constantes, surgiendo de los propios protagonistas que actúan en la cancha. Se pareció a lo de Turquía, cierto. La gran diferencia es que España carburó en el tramo final de una travesía incómoda y sí sumó más puntos que su rival.

Lo hizo a caballo entre una defensa muy agresiva que anuló a Nowitzki y la seguridad en ataque de Pau Gasol. Ambos estaban llamados a ejecutar la suerte del partido. Pero no partían en igualdad de condiciones. El alemán recibió el estandarte de los suyos y abanderó a la tropa germana. El barcelonés se asomó a la trinchera cauto, convaleciente aún de la última herida en acto de servicio, decidido a gastar un comodín con tal de ayudar al equipo a ganar un choque que, consumada la faena, libera de presión a España.

Nowitzki estaba mucho más entero que Pau, pero su ventaja, pese a llegar 9-0 al descanso, era testimonial. Preocupaba que España no dominara las cinchas con mayor determinación. Una lectura básica, elemental, del juego decía que si había equilibrio en el juego interior, la dependencia de los pequeños era la clave. Lo fueron San Emeterio como alternativa anotadora y Ricky Rubio con destellos que iluminaron su lúgubre existencia lituana.

Las dudas, razonables, se extendieron durante la primera parte. El ritmo cansino que acabó imponiendo Alemania dejaba a los de Scariolo con el freno echado. Se espabilaron con el paso adelante dado por Pau Gasol. Por fin se veía que España sabe correr y cuando lo hace apabulla a quien se interponga. El final resultó notable. Pau mordió cuanto tuvo a su alcance y sacó el coraje de los grandes. Necesitaba un escudero exterior y lo halló en San Emeterio. Misión cumplida. España ya tiene dos victorias y Alemania verá las próximas Olimpiadas desde casa. ALEMANIA 68 - ESPAÑA 77
Alemania: Hamann (7), Schaffartzik (7), Benzing (10), Nowitzki (19) y Kaman (15) -cinco inicial-; Herber (7), Schultze, Fleiss, Schwethelm (3), Staiger y Ohlbercht.
España: Calderón (2), Navarro (14), Rudy Fernández (6), Pau Gasol (19) y Marc Gasol (24) -cinco inicial-; Rubio, San Emeterio (12), Ibaka, Llull y Reyes.
Parciales: 15-16, 18-20 (33-36), 22-20 (55-56), 13-21 (68-77).
Árbitros: Christodoulou (GRE), Rocha (POR) y Cmikiewicz (POL). Sin eliminados.
Incidencias: 3.500 espectadores en el Siemens Arena de Vilnius, donde arrancó este miércoles la segunda fase del Eurobasket.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual