Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Récordman

Las piernas más rápidas de Navarra

  • En un sábado redondo, el plusmarquista de 100 y 200, Javi Sanz, también batió con el relevo el récord de 4x100

Javi Sanz Alemán, ayer en el interior de las instalaciones de Larrabide.

Javi Sanz Alemán, ayer en el interior de las instalaciones de Larrabide.

Actualizada 23/06/2017 a las 11:35
Etiquetas

Es el navarro más rápido de la historia. Así dicho, suena fuerte, pero es la realidad. Javi Sanz Alemán no es solo el mejor velocista, sino que lo acaba de refrendar el pasado sábado con una actuación antológica. El atleta de Zizur batió en pocas horas su plusmarca de 100 metros lisos en una centésima, con el mérito añadido de hacerlo cuatro años después, y la de 4x100, al ser integrante de un cuarteto en el que también figuraban Javi Colomo, Jorge Illarramendi y Adei Montiel. Tiene las piernas más rápidas de navarra y es capaz de correr a 34.12 km/hora, pero Javi sigue sin perder la sencillez.

Es un hombre al que no se le borra la sonrisa de la cara después de ratificar, por fin, en una buena carrera y en una situación favorable, las sensaciones que él mismo tenía. A punto de cumplir 28 años, Sanz culmina esta semana de oro con la posible inclusión de última hora en la lista de la selección española de la Copa de Europa, que se disputa este fin de semana en Lille. La lesión de uno de los componentes del relevo 4x100, Daniel Rodríguez, le abre las puertas justo en el momento en que ha conseguido una marca que le ha costado batir. Iría de suplente.

EL CAMBIO DE LA MANO DE FÉLIX NAVARRO

El sábado, en el horno de Ciudad Real, logró hacer la carrera soñada. “Llevaba varias competiciones en las que me encontraba bien, sobre todo en la última jornada de la Liga. Estaba logrando marcas más o menos buenas, pero no pillaba el día bueno, por las condiciones de la pista, el clima... El calor me viene bien, aunque no tanto para dormir -bromeaba recordando lo ocurrido en Ciudad Real, donde los atletas vivieron una odisea, con un hotel sin aire acondicionado-. Es cierto que dormimos mal, aunque yo no fui de los peores”, recordaba ayer Javi Sanz.

Llegó el momento de la prueba. “Me centré en calentarme con cabeza, para no fundirme. No había viento y las condiciones eran buenas. Iba ilusionado. Y salió”, afirmaba sin disimular su alegría. “No hice la salida de mi vida, pero los últimos metros corrí mucho, que es donde antes pinchaba. Iba segundo y le adelanté al final”, rememoraba.

Javi Sanz ha mejorado sus prestaciones gracias a su nuevo entrenador, Félix Navarro, artífice del buen rendimiento de atletas como los vallistas Íñigo Monreal, Txema Romera y Sergio Fernández. “Estaba muy rápido, pero en los 80 metros perdía mi marca. Ahora con Félix hago trabajo de series y entreno con Íñigo Pérez, que es un máquina, es mejor que yo. ¡Es buenísimo!”, insiste Sanz sobre su compañero, atleta navarro del Barcelona especialista en 200 y 400. “He trabajado toda la vida con una salida bastante fiable y una transición para levantarme que he mantenido con el tiempo”, puntualiza.

En 100 metros, apenas da tiempo a pensar. Pero Javi cumple con tres pasos que no fallan: “Lo primero, pongo el pie atrás en el taco. Mucha gente no lo hace y se tiende a levantar al salir. Lo segundo, salir agachado con el máximo posible de apoyos. Lo tercero, intentar ir suelto, a tope pero relajado. La velocidad es lo que tiene, que si te agarrotas no corres. Mira Bolt”.

Una fórmula triunfal cuyos frutos han vuelto, después de unos años en los que él mismo admite que se estancó. Permaneció en la Residencia Blume entre 2008 y 2011, pero no llegaron las marcas esperadas. “Es la época en la que más entrené, la de más sacrificio. Pero se supone que tenía que hacer mejores marcas y me estanqué. Aun así, gané el absoluto de 200 y fui a la Copa de Europa en 4x400”, narraba Javi.

Ahora, cuando menos presión se está poniendo, han llegado los récords. “Era mi objetivo en lo que me queda de atletismo. Por eso estoy feliz de estar en estas marcas después de tantos años”, admitía el atleta del Grupompleo Pamplona Atlético. “Ahora no tengo presión, porque estoy trabajando y no dependo del atletismo”, explicaba el velocista, que es fisioterapeuta en Zentrum, de Barañáin. “Llevo una vida tranquila. Hago tres cuartos de jornada y entreno para disfrutar. Ahora es cuando más estoy disfrutando del atletismo. Escucho más a mi cuerpo, si me duele lo respeto y no fuerzo. Si estoy cansado, descanso”, revelaba. “Voy muy a gusto a trabajar, y además me sirve para mí, para entrenamientos, lesiones, dolores...”, añadía el velocista. Atleta, fisio, y aficionado al surf desde los 11 años. “Lo hago por hobby. Suelo ir a Zarautz o Hendaya”, informaba el de Zizur.

Ser el más rápido de la historia en tu Comunidad es motivo de orgullo. “Da cosa. Es guay, es una satisfacción”, afirmaba con un punto de timidez. Sabe que hay más atletas de nivel. “El de 200 me lo van a quitar seguro, Jorge (Illarramendi) o Íñigo (Pérez). Quiero que lo hagan, los récords están para batirlos”, reflexionaba sin un ápice de rivalidad.

Después de la posible participación en Lille, su objetivo es el Campeonato de España absoluto de Barcelona (22 y 23 de julio), para el que no se pone metas. “Prefiero ir tranquilo, que sea lo que tenga que ser. Depende mucho de los rivales y de quién participe. Yo soy del montón, unos años cuela y otros no”, precisaba un modesto Javi Sanz.

EL 'PÁJARO' Y USAIN BOLT

Los 100 metros son la carrera más mediática del atletismo, pero Javi Sanz es la antiestrella. Quizá por eso se fija más en Ángel David Rodríguez, el Pájaro, plusmarquista nacional, que en los grandes reyes de la velocidad. Eso sí, no oculta su admiración por Usain Bolt. “Me gusta mucho. La prensa dice siempre que va a haber un sucesor, pero luego llega él y gana. Y nunca falta el respeto a nadie”, recalcaba el navarro. “Por lo demás, no sigo mucho a los atletas famosos. Sigo más a los nuestros”, indicaba, señalando a los hermanos Quijera, que se encontraban ayer en las mismas instalaciones. “Tienen mucho mérito. Conozco a Adrián (Vallés) de toda la vida, porque su hermano es uno de mis mejores amigos y he visto su progresión. Por eso me ha hecho mucha ilusión lo que ha conseguido”.

Javi Sanz Alemán es un hombre feliz y tiene motivos para ello. Sus padres, Ángel y Maravillas, su hermano David, de 26 años, su novia y sus amigos siempre han estado a su lado. Y no quiere olvidarse de ellos. “Mi padre se ha jubilado y ha mejorado la vida de todos los que le rodeamos porque nos cuida y nos hace todo. Y mi madre ha superado un cáncer de mama y un tratamiento de radioterapia. Ella sí que es un ejemplo de superación mucho más valioso”, concluía Javi.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra