Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ATLETISMO

El récord navarro que cayó dos veces en una tarde

  • Ambas fondistas hicieron frente a algunos imprevistos que pusieron en peligro su actuación en la capital lusa

Vanesa Pacha (Hiru Herri) y Ana Llorens (Pamplona Atlético), ayer por la mañana tras su regreso de Lisboa.

Vanesa Pacha (Hiru Herri) y Ana Llorens (Pamplona Atlético), ayer por la mañana tras su regreso de Lisboa.

Vanesa Pacha (Hiru Herri) y Ana Llorens (Pamplona Atlético), ayer por la mañana tras su regreso de Lisboa.

dn
0
Actualizada 01/04/2014 a las 00:35
  • DN. PAMPLONA
El pasado sábado, durante el Campeonato de España-Trofeo Ibérico en Lisboa, el récord navarro femenino de los 10.000 metros en pista se batió dos veces en apenas tres horas. En un primer momento Ana Llorens Pérez, atleta del Pamplona Atlético, mejoró la marca que desde el pasado año tenía Nerea Ábrego al parar el crono en 36:10.86. En una serie posterior, Vanesa Pacha Urteaga, atleta del Hiru Herri, debutaba en una carrera de 10 kilómetros en pista y batía la marca recién lograda, dejándola en 36:00.34.

Se da la circunstancia que la propia Pacha, una semana antes en Laredo, ya había mejorado el récord navarro absoluto de los 10 kilómetros en ruta con 35:31. Nerea Abrego, del Beste Iruña y actualmente en Brasil, veía así como se batían así en una semana sus dos récords: el 10.000 en ruta y el 10.000 en pista.

Este lunes, Llorens y Pacha se reunieron tras regresar del fin de semana en Portugal y comentaron lo ocurrido y, sobre todo, las circunstancias que se pusieron en su contra y dieron un aire muy especial a la competión lusa.

"Mi idea al ir a Lisboa era bajar la marca pero sin obsesionarme. Era el primer 10.000 que corría en pista y no es fácil llegar a ese tiempo si te quedas sola en carrera", explicaba Pacha.

"Al batir el récord me quedé muy satisfecha y sorprendida por mi marca. Intenté ir a mi ritmo, yendo de menos a más, pero no lo esperaba. Eso sí. Tenía claro que Vanesa lo iba a batir después. La semana anterior habíamos estado en Laredo las dos y vi cómo estaba. Nunca es fácil batir un récord, pero veía que lo tenía en su mano", indicaba por su parte Llorens.

Precisamente, la atleta del Pamplona Atlético tuvo que superar en Lisboa una sorpresa nada agradable que estuvo a punto de truncar su participación. "En principio tenía que haber corrido en la misma serie que Vanesa, a las 19 horas. Estudié los ritmos de las rivales, me planifiqué todo, comí tarde... Y cuando estaba echando una siesta, nada más acabar de comer, me llamó mi entrenador para avisarme que me cambiaban de serie. Iba a correr 3 horas antes", explicaba sonriente Llorens.

"Fue un shock.Se rompieron todos mis esquemas. Me enfadé muchísimo. Fui casi con la comida en la boca. No tenía la ropa preparada... nada. Así que llegué al estadio sin tiempo para calentar y salí a correr sin saber ni quiénes eran mis rivales. Fue una locura", aseguraba la pamplonesa que, pese a todo ese estrés, supo encontrar su ritmo e ir "rebajando tiempos cada vuelta" para acabar primera y batir -con una vuelta final "rapidísima" a juicio de Pacha- el que, por entonces, era nuevo récord navarro.
Con ese cambio de última hora, Pacha se quedó sola en la serie final con buena parte de la elite nacional de la distancia. Sabía que Llorens había rebajado la marca de Ábrego pero no le importó. "Sólo pensaba en ir al ritmo que tenía previsto. A 3:30 o 3:35 el kilómetro. Batir el récord en pista me resultaba más complicado que el de ruta. Me siento mejor en pruebas fuera de la pista, me gustan más y mentalmente me cuesta menos que estar dando vueltas", apunta.

Todo arrancó bien. La de Iraizoz iba a su ritmo pero el panorama varió antes del ecuador de la prueba. "Fue en el kilómetro 4. Vi a una rival que empezó a tener flato (dolor en el costado) e, inmediatamente, lo comencé a sufrir yo. No sé. Traté de mantener el ritmo pero, al final, se me fue muchísimo. Acabar la última vuelta, los últimos 200 metros, me costó de lo lindo", afirma la actual recordwoman navarra de la distancia, que ostenta además la mejor marca en 3.000 obstáculos (10:31.23).
Ahora, una y otra se centrarán ya en la pista al aire libre. Llorens, en los 5.000, y Pacha, en los 3.000 obstáculos con la clasificación para el Nacional en mente. "El actual récord de los 10.000 se mantendrá al menos un año, hasta que se vuelva a estas alturas de temporada", coincidieron en apuntar.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual