Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
LUTO EN EL ROCK

'Johnny B. Goode' sonó en Pamplona: el día en que Chuck Berry tocó en San Fermín

El padre del rock and roll desgranó sus grandes éxitos un 12 de julio de 2008 en el escenario de la Plaza del Castillo

Chuck Berry, en el escenario de la Plaza del Castillo en los Sanfermines de 2008.

Chuck Berry, en el escenario de la Plaza del Castillo en los Sanfermines de 2008.

Actualizada 19/03/2017 a las 13:14

En 2008, Chuck Berry, fallecido este sábado a los 90 años de edad, visitó Pamplona para ofrecer un concierto en el escenario de la Plaza del Castillo el sábado de San Fermín. Esta es la crónica de aquella visita, publicada en Diario de Navarra y firmada por Ion Stegmeier.

"Una estrella fugaz llamada Chuck Berry"

El mítico rockero estadounidense hizo vibrar a una Plaza del Castillo en un concierto de menos de una hora

¿Para qué mandar la canción de 'Johnny B. Goode' en la nave Voyager I, como parte de los logros de la humanidad, por si se logra un eventual contacto con extraterrestres, con lo que cuesta eso, si la noche del sábado al domingo se oía la canción coreada por miles de personas desde Pamplona por todo el espacio?

Chuck Berry, el padre de la criatura y, según muchos, del rock and roll, brilló el sábado en Pamplona y no sólo por su espectacular camisa de lentejuelas rojas.

Antes de las doce de la noche el mítico rockero, contemporáneo de Marilyn Monroe, Isabel II o Fidel Castro, ya ocupaba el escenario de la Plaza del Castillo, que presentaba un llenazo casi completo.

Berry fue repasando sus grandes éxitos, en ese estilo entre el blues y el rock, con armónica, piano, guitarras y bajos y temas como 'Maybellene' que hicieron bailar a la amplia mayoría de plaza, y, por fin, a las 00.25 llegó 'Johny B. Goode', compuesta por él en 1955 y considerada una de las primeras canciones de rock and roll puro de las que se tiene constancia. "¡Right now!", animaba él a la multitud que levantaba los brazos y no paraba de bailar.

"¡Rise your hands!" ("¡Levantad las manos!"), pedía desde el escenario, una y otra vez.

"Go, Johnny, go, go, go...", coreaba la gente. "Grasias, grasias", respondió él, en una suerte de cortejo mutuo. Y la gente quiso corresponderle con un "oé, oé, oéeeeee", que él acompañó después con la guitarra.

-"¡One more time!"

-Oé, oé, oé, oeeeeee

El batería parecía un granjero de Iowa y el bajo un personaje de David Lynch en Una historia verdadera. Le faltaba el cortacésped.

"¿Pero Chuck Berry está vivo?", decía más de uno con la boca abierta. ¿Vivo? ¡Como para correr el encierro!

"Go Johny go, one more time!", insistía él desde el escenario.

La tocó dos veces. Ya parecía que todas las canciones acababan con 'Johnny B. Goode'.

Poco después, pidió que le acompañaran seis chicas a un lado y seis a otro para tocar la canción 'Sweet little rock and roller', y así ocurrió. También ascendió al tablao un chico que se puso de rodillas y le hizo el gesto de adoración de los egipcios a los faraones -a éste se lo llevaron-y al final la docena de espontáneas bailaron despepitadas y se entremezclaron entre los miembros de la banda, entre los que se encontraban un hijo de Berry (a la guitarra), y una hija (con la armónica). Y él, un mito del rock, se puso en una esquina del escenario.

A las 00.47 presentaron a la banda y a sus orígenes, el batería era de Francia, el guitarra de Noruega, el bajo de Estados Unidos, el que toca la armónica de Inglaterra... Y se fueron. Pocos minutos después recogieron todo para evitar peticiones de bises. No llegó a una hora el concierto. Pero Berry demostró que es una estrella, un mito de más de 80 años, y se le permite. A la 1.07 de la mañana salía de la parte trasera del escenario un Mercedes S320 plateado, con un brillo de lentejuelas rojo que se hacía familiar en su interior. Y, en vertical, Johny B. Goode, viajaba hacia el espacio.

Uno de los logros de la humanidad, ya se sabe.

Después le tomó el relevo en el mismo escenario el grupo local Lord Byron, de Peralta."


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra