Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Entrevista
Eva Hache, actriz y humorista

"El Club de la Comedia me dio mucho, pero mi salida fue abrupta, dolorosa"

La actriz segoviana es una de las protagonistas de Los vecinos de arriba, una obra que aborda con humor las relaciones de pareja. La comedia, que se encuentra en plena gira por España, llega el domingo al Teatro Gayarre

Foto de la actriz segoviana Eva Hache.

La actriz segoviana Eva Hache.

CEDIDA
Actualizada 23/02/2017 a las 16:34
Etiquetas

Hace unos años, una nueva pareja de vecinos se mudó al piso de arriba del que ocupaba el cineasta y ahora director teatral Cesc Gay. Pronto comenzaron a oir ruidos extraños a cualquier hora del día, entre los que no faltaban ciertos resoplidos. La banda sonora de la intimidad de estas personas acompañó el día a día de Cesc Gay y su familia. Hasta el punto de convertirse en la inspiración de Los vecinos de arriba, la obra de teatro que llega el domingo al Teatro Gayarre y que cuenta con un elenco encabezado formado por María Lanau, Andrew Tarbet, Eva Hache y Xavi Mira.

A pesar de que la obra presenta, en algún momento, el lado más triste de las relaciones de pareja, el humor es una constante en la hora y media que dura la función. Y sobre el escenario se encuentran unos actores que consiguen divertir al público en las distintas ciudades que han visitado en una gira que comenzó en abril del 2016 y que concluirá en el mes de junio de 2017. Desde el pasado mes de septiembre, Eva Hache es una de las protagonistas de la obra. Conocida por sus monólogos, su paso por El Club de la Comedia y ahora como jurado de Got Talent, también se reivindica como actriz, aunque Eva Hache ya se ha subido a varios escenarios para interpretar.

Le llamaron para formar parte del reparto seis meses después de estrenarse Los vecinos de arriba ¿Se lo pensó dos veces antes de aceptar el papel?
Ni un segundo. No lo dudé. María Lanau y yo nos incorporamos en septiembre. Pero yo tenía cierta ventaja... Conocía la obra porque fui a verla con Candela Peña y Pilar Castro. Y como público, me encantó. Así que ahora, estar arriba, en el escenario, es un placer. Disfruto mucho viendo cómo la gente se ríe durante la función, igual en el momento que menos esperas o con la frase que no piensas.

Más de un año de gira, entradas agotadas en la mayor parte de las ciudades que visitan. ¿Que secreto tienen Los vecinos de arriba?
Cesc Gay tiene la capacidad de hacer que las comedias no sean sólo comedias, sino que son obras que tienen mucha trascendencia por los temas que tratan que pueden ser cotidianos, reales, comunes a todos los mortales. En este caso, por ejemplo, trata sobre las relaciones de pareja.

Nuestra pareja no es perfecta. Todos lo sabemos. Incluso nuestra pareja. Lo dijo en un monólogo para El club de la comedia que tuvo mucha repercusión en Youtube. Ahora, interpreta a una mujer que ve cómo fracasa su matrimonio. ¿Es casualidad o de verdad le preocupan las relaciones de pareja?
Hombres y mujeres siempre estamos intentando vivir con amor. ¿Hay alguien a quien no le gusta ser feliz? Lo dudo. Pero todo lo demás es pura coincidencia. En la obra hay una pareja muy fresca y de recorrido corto que contrasta con la que interpretamos Xavier Mira y yo. Somos una pareja con cierto recorrido, que cae en la rutina, la falta de respeto y el desamor. Es una manera de mostrar las diferencias que pueden existir en las relaciones.

¿Para abordar el desamor, también es preciso el humor?
Más que humor, la obra es de risa, de carcajada. Ves que la gente se parte de risa y los actores, desde arriba, lo pasamos muy mal. Es uno de los principios de la comedia, la base del clown.

ACTRIZ Y UNIVERSITARIA

Siempre insiste en que desde joven quería ser actriz, aunque se hizo conocida como monologuista.
Con 15 años ya participaba en talleres de teatro y con 18 años, cuando me tocó decidir qué iba a estudiar, lo tenía claro. Quería estudiar Arte Dramático. Yo empecé haciendo teatro, pero han pasado muchos años. Entonces era anónima y nadie me conocía. Lo curioso es que dejé de ser anónima haciendo televisión.

Acabó estudiando Filología Inglesa, ¿por qué?
Mis padres, que eran profesores, me dijeron: estudia lo que quieras, pero estudia algo. Claro, yo soy muy mayor... sí, sí, me conservo muy bien pero tengo una edad (risas). Y en aquella época, cuando yo tenía 18 años, decir que iba a estudiar Arte Dramático era muy marciano. Ni siquiera estaba homologado como estudios. Si ahora todavía parece raro, imagínate entonces... Así que me matriculé en Filología inglesa, que también me interesaba, y el primer día de universidad me fui al aula de teatro.

Ha contado en alguna ocasión que, desde que acabó la carrera hasta que llegó a la televisión, le costó encontrar trabajo
Estuve varios años busca que te busca, pero nada, era imposible. Quería vender un perfil de artista, pero no funcionaba. Así que me dediqué a otros trabajos. En esos años vendí ropa, fui camarera, me convertí en profesora de inglés, en telefonista bilingüe. Por lo menos el inglés me sirvió para algo. Hasta para conocer a mi marido, que es extranjero, y al principio hablábamos en inglés.

¿Le recuerda algo Todo por la Talanga el Chou?
Pues que me lancé a la piscina, el principio de un cambio en mi vida. Después de cuatro años de trabajos diversos y estancia en Londres decidí que tenía que cambiar de estrategia. Me planté y decidí que tenía que intentar hacer algo artístico. Así que monté un espectáculo de cabaret con mi amiga Isabel Sobrino. Así surgió Todo por la Talanga el Chou, en el que cantábamos y hablábamos con mucha ironía y cinismo sobre la realidad.

¿Y si le pregunto por Eva María Hernández Villegas?
La conozco desde hace muchos años. Es mi nombre, el que cambié por Eva Hache, escrito con todas las letras. Aunque parece una cosa muy filológica, fue algo circunstancial. Cuando empecé a hacer cástings, pensando en que era una actriz forjada porque había trabajado con una compañía, me di cuenta que los trabajos estaban cogidos y que tenía que ir dejando el curriculum en muchos sitios. Pero, claro, el nombre de Eva Hernández no lo iba a recordar nadie, así que lo cambié. Y también fui Eva Hache en el espectáculo de cabaret.

MONÓLOGOS Y FAMA

Cada fin de semana sube a un escenario distinto para interpretar a una señora que poco tiene que ver con Eva Hache. ¿En qué se diferencia la interpretación del monólogo?
El registro es completamente distinto. Pienso que, para hacer monólogos, hay que tener cierto talento, como el que lo tiene para contar historias. Hay personas que te cuentan cualquier cosa y te dejan con los ojos abiertos. Yo tengo talento para contar las cosas con cierta gracia. Eso creo. En el monólogo eres uno mismo, siempre expuesto a los demás. No interpretas a nadie.

Llenar un teatro, una sala o un auditorio para ver un espectáculo de monologuistas está a la orden del día. ¿El público era igual de receptivo hace unos años?
Nada que ver. Es un registro duro y costó abrirse camino. Ahora todo el mundo conoce qué es un monólogo y tiene éxito. Pero cuando yo empecé, había momentos deprimentes. La gente decía: pero qué hace esa tía ahí hablando... por favor, que pongan música. No se sabía muy bien que hacíamos en el escenario, solos, con un micrófono.

El Club de la Comedia le hizo famosa y se le veía bien en su papel. ¿Su salida fue dolorosa?
Muy dolorosa. Más bien abrupta. El Club de la Comedia era como mi casa, me encontraba muy cómoda y, posiblemente, podría haber estado por mucho tiempo. Pero las situaciones llegan como llegan y hay que enfrentarlas. Tuve que tomar una decisión y lo hice. A mi me dura la tristeza 48 horas, más no, porque eso embrutece y y se te empieza a poner el alma negra. Tras la pena y el dolor, me quedo con lo bueno, con lo que estoy viviendo ahora. Si continuara en El Club de la Comedia es posible que no podría estar haciendo la gira de teatro ni presentar Got Talent. Lo bueno oculta lo malo.

Eva Hace hace reír al público. Pero cuando está en su casa, sin el papel de actriz o humorista, ¿también se ríe?
El humor no falta nunca, aunque es cierto que hay personas más risueñas que otras. Cuando fui a ver Los vecinos de arriba como público me reí a carcajadas. Y con cualquier humorista o monologuista también. Reírse es muy placentero, lo recomiendan hasta los médicos. La risa es consustancial al ser humano. Además, vivimos en un país en el que todo el mundo tiene el humor bastante desarrollado. Somos un país risueño.

La televisión vuelve a acercar a Eva Hache al público, ahora como jurado de Got Talent. ¿De verdad los miembros del jurado se asombran tanto con los concursantes como parece?
No hay nada fingido, de verdad. Todo lo que se ve en nuestras caras es absolutamente sincero y nuestras decisiones son espontáneas. No sabemos nada de las personas que suben al escenario, ni de sus actuaciones, ni de su vida personal. Nada de nada. Lo que pretendemos es ser rigurosos, profesionales y, también, muy generosos con las personas que llegan hasta ahí. Es un trabajo precioso, pero también duro porque hacemos audiciones de 10 u 11 horas. Los cuatro miembros del jurado (Edurne, Jorge Javier Vázquez, Risto Mejide y la propia Eva Hache) somos muy diferentes, pero nos llevamos bien. Sabemos perfectamente qué debemos hacer.

Entre el teatro y la televisión, ¿tiene algún nuevo proyecto por delante?
Estoy muy bien con estos dos trabajos y no tengo intención de adentrarme en nada más. No me da tiempo. Aparte del trabajo, tengo una familia que atender y procurarme tiempo libre para mí, que también es importante.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra