Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Entrevista
alejandro palomas, escritor

"Me expongo mucho en las novelas y ello me hace ser vulnerable"

El escritor catalán estará este jueves en el Club de Lectura de Diario de Navarra para hablar sobre su última novela, titulada 'Un perro'

El escritor Alejandro Palomas estará el jueves en el Club de Lectura para compartir con el público su última novela, titulada 'Un perro'.

"Me expongo mucho en las novelas y ello me hace ser vulnerable"

El escritor Alejandro Palomas estará el jueves en el Club de Lectura para compartir con el público su última novela, titulada 'Un perro'.

CEDIDA
Actualizada 04/10/2016 a las 11:38
Etiquetas
Cuando Alejandro Palomas escribió su primera novela, El tiempo del corazón, lo hizo por una "necesidad personal" de comunicarse con los demás y de compartir sus deseos, inquietudes y dudas vitales. Ahora, catorce años después y con su última novela titulada Un perro, el escritor catalán sigue escribiendo por la misma necesidad. Lo hace con intensidad porque, según reconoce, en cada novela, en cada personaje, desvela un trocito de su vida y de su manera de ser.

Con su manera de entender la literatura y con la facilidad con la que describe situaciones cotidianas, Alejandro Palomas ha conquistado a miles de lectores. Prueba de ello son las tres novelas publicadas en los últimos tres años que le han convertido en un autor de moda. A través de las novelas Una madre (2014), Un hijo (2015) y Un perro (2016), el escritor hace un canto a las relaciones familiares, a las madres, a los abrazos, a las muestras de cariño y la comunicación entre los seres cercanos. "Para vivir es necesario cuidar a los que están ahí, cerca, contigo", apunta.

Autor, traductor y filólogo español, Alejandro Palomas cursó estudios de Filología Inglesa por la Universidad de Barcelona, especializándose más tarde en Poesía en el New College de San Francisco, en Estados Unidos. Tras vivir en San Francisco, Nueva York, Santiago de Chile y Buenos Aires, desde hace tres años vive en Barcelona. A punto de publicar un nuevo libro el 20 de noviembre, Alejandro Palomas estará este jueves en el Club de Lectura de Diario de Navarra para compartir con el público su experiencia literaria y su última novela Un perro, en la que retoma la historia de esa familia que dio a conocer hace dos años con Una madre.

Una madre, dos hijas, un hijo y un perro asientan su novela. ¿Por qué decide que el perro sea el protagonista?

Quería recuperar a la familia y necesitaba un centro neurálgico para reunirlos. El perro es una figura que conozco muy bien. Tengo un perro como el de la novela, igualito, con el que mantengo una relación muy parecida a la que tiene el protagonista con el suyo. Esta cercanía para mí es muy importante. En el fondo me doy cuenta de que mi perro Rulfo es una de las cosas más importantes que tengo.

Cuando comenzó a escribir Un perro, ¿tenía claro que iba a ser la segunda parte de Una madre?

Es un libro independiente y se pude leer sin conocer el anterior. Lo que ocurre es que esa familia no murió cuando acabé el libro, los personajes no desaparecen de mi vida. Así que no tuve elección. Me puse a escribir y regresé al universo de esa familia. Fue como volver a mi casa. Escribiendo de ellos es como si estuviera volviendo al refugio. Y, sobre todo, me siento muy libre.

Tejer una nueva historia alrededor de los mismos personajes, ¿le supuso mayor presión?

Fue complicado. Tenía que desdoblarme entre lo que escribía y lo que callaba. La situación me tensionó mucho. Al final, tiré por la calle del medio, decidí que no podía escribir con esa tensión. Con presión no disfruto y cuando escribo con libertad todo fluye mejor. El inconsciente funciona, así que hay que fiarse de el.

HISTORIAS DE LA VIDA

Sus novelas cuentan historias tan reales como la vida misma, con las que el lector se identifica. ¿Es algo premeditado?

No tengo andamios, estructuras ni prehistorias antes de comenzar. Sólo estoy yo, mis pensamientos, mis momentos y mis ganas de escribir. Así soy yo. Es muy difícil ser de una manera en la vida y actuar de otro modo en la ficción. No sabría como hacerlo. Sería todo artificial. Cuando empiezo un libro no tengo nada, sólo sé que me gusta llegar , me gusta emocionar.

Para empezar de la nada, no le faltan sentimientos, emociones y reflexiones.

Es lo que me interesa. Me alimento del día a día, de mi familia, mi entorno, de lo que veo y lo que siento y pienso que es también lo que le interesa a la gente. Son historias que crean mucha empatía y el lector se mete en los personajes, hace una lectura con ellos, no hacia ellos. A mi me ocurre lo mismo y los adoro. Hablo con ellos, me río, lloro o me enfado con ellos. Es intenso.

La novela trata sobre el miedo de los hijos a perder a su madre, la vejez, el perdón, el cariño. ¿Cuesta mucho demostrar afecto?

Creo que más difícil que decir un "te quiero", es demostrarlo físicamente. Saber abrazar, saber pedir un abrazo es cada vez más complicado. Como cada vez cuesta más pedir perdón, una persona frente a otra. Es doloroso que las relaciones se estropeen por no pedir perdón a tiempo.

A pesar del cariño que siente por sus personajes, Amalia, la madre, es su ojito derecho...

Es una madre y con eso basta. No quiero que se muera. Es mi frase. Que no se mueran nunca las Amalias (madres) del mundo.

Se muestra como un escritor sensible, al que le gusta llegar al corazón. ¿También es así en su vida personal?

He tenido que bregar mucho con la hipersensibilidad que tengo. A veces me ha sido útil y a veces me ha hecho daño. Esa sensibilidad es mi línea de flotación y la he trabajado para modularla. He aprendido a llevar el dolor, a sobrevivir, a salvarme, a muchas cosas. Me expongo mucho y ello me hace ser vulnerable. La escritura y la respuesta de la gente me ha ayudado.

DEPORTE Y SILENCIO

¿Cómo lleva ser un escritor de éxito, que los lectores le busquen y quieran conocerlo?

Soy claro y transparente, tanto como escritor como persona. Si les gustan mis novelas, les gustaré yo. Si no, me detestarán, pues conmigo no hay término medio. Nunca imaginé que iba a gustar a alguien y, a veces, dudo de ello. Soy como los catalanes del Barça...(risas), que nunca se acaban de creer que van a ganar la liga, aunque tengan 20 puntos de ventaja.

Tres novelas en tres años. ¿Es un escritor disciplinado?

No. Me levanto, leo y repaso, desayuno, pienso, escribo, como cuando me acuerdo o me llaman para decirme que es la hora de comer. Necesito silencio y la seguridad de que nadie me va a interrumpir. Hago mucho deporte, pues soy multipsicosomático. Sufro contracturas al escribir y somatizo por todos los lados. Me cuido mucho físicamente.

¿Qué razones le llevaron a escribir su primera novela?

Me lo pregunto cada cierto tiempo y la respuesta varía según los años. Creo que fue por mi propia vida, por necesidad de demostrar que yo valía, por inseguridad, por complejos, por la soledad, por las ganas de que hubiera alguien al otro lado y no saber cómo comunicarme. Siempre temas personales.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual