Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
HISTORIA

Nuevo ciclo de los Martes en el Museo dedicado a los hallazgos en Navarra

Protagonizan los encuentros tres importantes yacimientos: el de la Edad de Hierro de Turbil (Beire), el poblado neolítico de Los Cascajos (Los Arcos) y la necrópolis de El Castillo (Castejón)

Fachada del Museo de Navarra.

Fachada del Museo de Navarra.

ARCHIVO
19/09/2016 a las 06:00
  • DN.ES. PAMPLONA
El Museo de Navarra comienza el otoño 2016 con la programación de un nuevo ciclo de Martes en el Museo titulado “3000 años, 3 lugares, 3 historias” y destinado a difundir las novedades que los estudiosos de la Arqueología han aportado recientemente sobre tres importantes yacimientos navarros: el de la Edad de Hierro de Turbil (Beire), el poblado neolítico de Los Cascajos (Los Arcos) y La necrópolis de El Castillo (Castejón).

Las piezas procedentes de dichos yacimientos, exhibidas en la sala de Prehistoria del Museo de Navarra, podrán visitarse en horario prolongado hasta el momento de iniciarse las conferencias, a las 19:30 horas.

Las charlas tendrán lugar en el salón de actos, de acuerdo con el siguiente programa:

LA ESTATUA-ESTELA PRERROMANA DE TURBIL (BEIRE)

El arqueólogo Javier Armendáriz hablará, el 20 de septiembre, sobre el reciente descubrimiento de una estela antropomorfa de varón armado en el oppidum (ciudad fortificada) de la Edad del Hierro de Turbil (Beire). Confirma la hipótesis anteriormente formulada de que este yacimiento navarro estuvo en el primer rango de las ciudades prerromanas que estructuraron este territorio. Datado entre los siglos IV y III a. C., este monumento es la realización escultórica más antigua que exhibe desde el mes de junio el Museo de Navarra.

Su inequívoca relación técnica e iconográfica con la cultura ibérica revela que las élites aristocráticas de Turbil conocían el modelo de guerrero armado de su estatuaria y fueron capaces de trasladarlo a la piedra construyendo un monumento singular, único hasta el momento en la región, cargado de un simbolismo que todavía está por descifrar.

EL POBLADO NEOLÍTICO DE LOS CASCAJOS (LOS ARCOS)

La charla, el 27 de septiembre, correrá a cargo de Jesús García Gazólaz y Jesús Sesma Sesma, arqueólogos del Gobierno de Navarra, que desvelarán los pormenores del poblado neolítico de Los Cascajos (Los Arcos). Es uno de los mejores exponentes en España de los primeros asentamientos al aire libre, que emprendieron una vida alejada de la caza y la ocupación de las cuevas.

La amplia excavación realizada entre 1996 y 2006 por el Gobierno de Navarra ha permitido conocer múltiples aspectos de estas primeras comunidades campesinas, como sus viviendas, costumbres funerarias, herramientas, etc., a lo largo de dos milenios (VI-V a. C.) y ha culminado con la reciente declaración del yacimiento como Bien de Interés Cultural.

LA NECRÓPOLIS DE EL CASTILLO (CASTEJÓN)

El reciente estudio integral de esta necrópolis ha servido para identificar y reconstruir los distintos actos que formaban parte de los funerales, lo que también ha permitido documentar aspectos relacionados con la evolución temporal de esas ceremonias y con los cambios que se produjeron en la manera de celebrar los ritos, en los objetos utilizados, en la construcción de las tumbas, o en el modo de amortizar los ajuares.

El arqueólogo José Antonio Faro contará, EL 4 de octubre, como la investigación ha demostrado que las comunidades asentadas en el extremo occidental del valle medio del Ebro, entre los s. VI – III a. C., alcanzaron un alto grado de desarrollo económico y social. El carácter multifronterizo de este territorio y su valor geoestratégico fueron factores determinantes en la irrupción, desde fechas tempranas, de sociedades complejas y estratificadas.

El control ejercido sobre la vía de comunicación que seguía el cauce del Ebro facilitó el contacto con otros pueblos, tanto del entorno más cercano como de ámbitos más alejados. Un horizonte que tiene su reflejo en la extraordinaria diversidad de los ajuares depositados en la necrópolis de El Castillo.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra