Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
LITERATURA

El dramaturgo irlandés Oscar Wilde, autor de 'Salomé', vuelve a la cárcel

La celda en la que estuvo condenado se ha reabierto al público

Oscar Wilde

Oscar Wilde

Oscar Wilde.

15/09/2016 a las 10:24
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
"Yo, en aquellos momentos, no tenía nombre alguno", escribió Oscar Wilde en su última carta en prisión, la impactante 'De profundis'. Se dirige con dura franqueza a su "querido Bosie", Lord Alfred Douglas, amante y causante de su humillante declive. En la cúspide del éxito y la popularidad, el dramaturgo fue condenado a dos años de trabajos forzados, entre 1895 y 1897, "por actos de grave indecencia con varones".

"En la vasta prisión donde estaba encarcelado, no era más que el número y la letra de una pequeña celda de una larga galería, uno entre mil números sin vida, como entre mil vidas sin vida", lamenta en la epístola.

La celda C.3.3 del ahora clausurado penal de Reading se ha abierto al público. Es un rectángulo de casi cuatro metros de largo, dos de ancho y tres de altura. Se sitúa en la planta tercera de una estructura arquitectónica en cruz diseñada por George Gilbert Scott en 1844. Fue un nuevo modelo de presidio, con un régimen de aislamiento total. La prohibición de contacto, incluso visual, entre los reos se extendía a los servicios religiosos en la capilla.

Ahora una serie de lecturas de 'De Profundis' retumban entre sus paredes. El dramaturgo Neil Bartlett fuel el primero, el pasado agosto, en leer la epístola y cederá la palabra en los próximos domingos a Ralph Fiennes, Patty Smith, Colm Toínbín y Ben Whishaw, entre otros. Todos se han propuesto recitar la carta completa desde una tarima que el creador francés Jean-Michel Pancin ha construido en las medidas exactas del cubículo en que estuvo encerrado Oscar Wilde. La puerta original de su celda preside este emotivo escenario.

Las lecturas forman parte de un sobrecogedor homenaje al autor anglo-irlandés organizado por Artangel, productora de eventos artísticos. 'Inside: Artists and Writers in Reading Prison' (Dentro: Artistas y escritores en la prisión de Reading) desvela la reacción, respuesta y reflexiones de 31 creadores internacionales a la obra y la experiencia en prisión de Wilde. La propuesta adquiere una triple vertiente. Por una parte, artistas visuales como Steve McQueen, Nan Goldin, Wolfgang Tillmans y Doris Salcedo, entre otros, exhiben obras en distintas celdas o pasillos de la cárcel.

"Los prejuicios sobre la homosexualidad salen a relucir en la respuesta de muchos artistas. Pero la exposición también trata de la experiencia de la reclusión, el aislamiento y la relación entre un estado mental interior y el mundo exterior", explica James Lingwood, co-director de Artangel.

En otras celdas el visitante puede escuchar grabaciones de cartas de una decena de autores que, en muchos casos, han estado en prisión o en situaciones de opresión. Ai Weiwei escribe a su hijo explicándole por qué desapareció de casa durante 81 días en 2011. Danny Morrison, que fue encarcelado en Irlanda del Norte en los años 70 y 90, adopta en su misiva el papel de un rebelde republicano convicto por tomar armas en 1916.

La notoria cárcel de Maze, a las afueras de Belfast, está muy presente en 'Inside'. Rita Donagh muestra planos de su estructura en forma de H que facilitó la segregación de reos de los distintos grupos paramilitares. De Richard Hamilton se exhiben montajes fotográficos de presos del IRA durante la 'protesta sucia' de los años setenta, cuando se negaron a lavarse y embadurnaron las paredes de sus celdas con excrementos y restos de comida.

Es la primera vez en sus 172 años de historia que la cárcel de Reading se abre al público. El penal cerró en 2013 y el edificio está oficialmente protegido pero su futuro aún es incierto. Artangel ha aprovechado este paréntesis montando un excepcional proyecto que se puede visitar hasta el 30 de octubre. Una manera diferente de viajar por las 55.000 palabras de la carta donde Oscar Wilde retrató el amor, la traición, el sufrimiento, el perdón, la soledad.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual