Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ARTE

El Prado prorroga la exposición del Bosco

Ha recibido ya casi 430.000 visitantes y permanecerá abierta hasta el 25 de septiembre, con horario nocturno durante los dos últimos fines de semana

Exposición de El Bosco en el Museo del Prado, Madrid.

Exposición de El Bosco en el Museo del Prado, Madrid.

Exposición de El Bosco en el Museo del Prado, Madrid.

Efe
Actualizada 26/08/2016 a las 13:53
  • M. LORENCI. MADRID
Las colas para visitar la muestra 'El Bosco'. La exposición del V centenario' que el Museo del Prado dedica al enigmático genio holandés no cesan. Tal es la demanda, que el museo que dirige Miguel Zugaza y la Fundación BBVA, patrocinadora la exposición, han decidido prorrogarla casi un mes. Hasta hoy han disfrutado de la muestra más de 428.527 visitantes y la media no baja del las 4.000 visitas diarias.

Debía clausurarse el 11 de septiembre, pero permanecerá abierta hasta el próximo 25 de septiembre. Y lo hará con un horario excepcional, ya que los dos últimos fines de semana se podrá visitar hasta las 12 de la noche. Va camino de batir el récord de asistencia al museo que mantiene la gran muestra dedicada a Velázquez con medio millón de visitas. Para facilitar la adquisición de entradas y evitar esperas, debido a que se requiere pase horario, el museo recomienda la compra anticipada, seleccionando fecha y hora de acceso, disponible tanto en taquillas como a través de internet (www.museodelprado.es).

La histórica exposición es la más extensa realizada jamás sobre el enigmático y seductor maestro holandés muerto hace 500 años. Con seis obras de las ocho del Bosco que hay en España, el Prado disponía ya de la más notable y envidiada colección de este fascinante precursor del surrealismo, Jheronimus Van Akaen, (Hertogenbosh, hacia 1450-1516), El Bosco en su naturalización española, donde se le apreció antes.

Con las 56 obras de la exposición, -21 pinturas y ocho dibujos originales del artista copiado e imitado hasta la saciedad- la pinacoteca se reafirma como 'la casa del Bosco'. Reúne el 75% de sus obras conservadas en todo el mundo -entre 21 y 25 según los autores- y que se muestran en un laberinto que realza el embrujo del Bosco.

La estrella más fulgurante es uno de los tesoros del Prado, 'El jardín de las delicias', el enigmático tríptico del genio flamenco que adquirió Felipe II y que convive en el museo con la 'Adoración de los Magos', pieza de madurez no menos magistral, recién restaurada, y tenida por uno de los mayores logros del Bosco. Para Miguel Falomir, subdirector del museo, esta obra "es la piedra de Rosetta para la pintura del Bosco y no hay otra que se conserve tan bien". Comparte protagonismo con 'El carro del heno', el 'Camino del Calvario', de El Escorial, y 'San Juan Bautista', de la Fundación Lázaro Galdiano.


IRREPETIBLE

Incluye joyas que muy rara vez se prestan, como el 'Tríptico de las Tentaciones de San Antonio Abad', cedido por el Museo de Arte Antiga de Lisboa gracias a un permiso especial del gobierno portugués, y 'La coronación de espinas' (Los improperios), de la National Gallery de Londres.

Las obras se exhiben en medio de un complejo y atractivo laberinto que el Prado califica de "sorprendente y espectacular". La disposición de las obras permite rodear los trípticos y contemplar en todo su esplendor las tablas que el Bosco pintó por ambas caras. Escudriñar en detalle los monstruos, diablillos, ángeles y santos y engendros de toda índole que habitan el peculiar universo del Bosco.

La muestra, literalmente irrepetible, se divide en seis secciones que distribuyen las obras por temáticas. Se inicia con 'El Bosco y 's-Hertogenbosch', que sitúa al creador en la ciudad en la que vivió hasta su muerte, y que está centrada en torno al tríptico del 'Ecce homo' de Boston. La segunda sección es 'Infancia y vida pública de Cristo' y está centrada en el tríptico 'Adoración de los Magos', restaurado recientemente por el Prado. La tercera es 'Los santos' y en ella, la más numerosa, se puede disfrutar de obras legendarias como 'Las tentaciones de San Antonio'.

​​​​​​​'Del paraíso al infierno' pivota en tono a 'El carro de heno', mientras que 'El jardín de las delicias' incluye, además de la pintura más emblemática, una reflectografía infrarroja y la radiografía de la obra, que permite apreciar los cambios que realizó el Bosco desde el inicio del dibujo subyacente. 'El mundo y el hombre: pecados capitales y obras profanas', es el último espacio de la muestra que discurre en torno a la 'Mesa de los pecados capitales' y el tríptico incompleto del 'Camino de la vida'.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual