Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
MADRID

Las obras maestras del impresionismo de la Phillips Collection, en Madrid

Piezas icónicas de Picasso, Manet, Monet, Degas y Van Gogh, entre otros recalan en CaixaForum hasta octubre

01/08/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
De Ingres a Pollock, de Manet a Rotkho, CaixaForum Madrid propone un intenso viaje por la modernidad concentrada en 60 obras maestras de 44 genios de la pintura. Es una selección de las joyas de la legendaria Phillips Collection, el primer museo de arte moderno en Estados Unidos y el que más y mejores piezas maestras atesora. Madrid es tras Barcelona y Roma, el último destino europeo de este impagable, brillante y didáctico tesoro pictórico que rara vez sale de casa. Un regalo para los sentidos y una ocasión excepcional para disfrutar de obras de Ingres, Degas, Matisse, Van Gogh, Picasso, Braque, Gris, Modigliani, Sisley, Bonnard, O’Keeffe, Pollock o Rothko. De la excepcional calidad de las piezas da prueba el estratosférico precio de los seguros de la muestra más costosa de las organizadas hasta ahora por la Obra Social La Caixa.

Duncan Phillips (1886-1966), crítico de arte y multimillonario heredero de una familia de magnates del acero, viajó a España a principios del siglo XX. Su visita al Museo del Prado y su admiración por sus grandes maestros resultó crucial en su determinación de abrir en su Washington natal un santuario del arte moderno. "Quería que fuera como el Prado pero con pintores modernos", dice Susan Behrends Frank, conservadora de la Phillips Collection y comisaria de una muestra que visitaron más de 200.000 personas en Barcelona.

Confiando en su instinto para detectar el talento y con "una visión de conjunto", acertó a reunir una colección excepcional, una altísima concentración de genio en piezas muy selectas. "Creó un pequeño museo íntimo combinado con un centro de experimentación", según el propio Phillips, que inauguró en 1921 el primer museo dedicado al arte moderno en Estados Unidos que celebra ahora su 95 aniversario. Casi un siglo después "la Phillips Collection sigue fiel a su misión y a su esencia", asegura la comisaria.

A diferencia de otros museos creados en el periodo de entreguerras del siglo XX, Phillips adquirió obras que conectaban distintas épocas. "Quiso siempre apoyar a los artistas jóvenes, comprando las obras por sus méritos y no porque pertenecieran a tendencias específicas o fueran reconocidas", explica la comisaria.

"Apostó por la idea de la modernidad como un diálogo entre pasado y presente, sin ningún tipo de restricción geográfica, nacional ni histórica", insiste Susan Behrends. "Le interesaban las conexiones entre las obras y estaba dispuesto a arriesgar respaldando a jóvenes artistas de diferentes temperamentos estéticos" señala. Las apenas 200 obras con las que abrió su hoy legendaria galería son ahora cerca de 4.000. En España recalan hasta octubre 60 pinturas firmadas por 44 artistas esenciales de los dos últimos siglos. Es un paseo por los principales movimientos pictóricos desde el siglo XIX hasta la segunda mitad del siglo XX, del realismo y el romanticismo hasta el expresionismo abstracto, pasando por el impresionismo o el cubismo.

‘La pequeña bañista’, pintada por Jean Auguste-Dominique Ingres en 1826, abre un recorrido que no da tregua al espectador, conduciéndole de hito en hito por seis espacios ordenados cronológicamente que cubren casi dos siglos: Clasicismo, romanticismo y realismo; Impresionismo y posimpresionismo; París y el cubismo; Intimismo y arte moderno; Naturaleza y expresionismo, y Expresionismo abstracto. Conectados por una plaza central el periplo concluye ante piezas como ‘Composición’, realizada por Jackson Pollock en 1938, o ‘Sin título’, un Rothko de 1968.

LENGUAJE PRÁCTICO

Parte de los genios de principios del siglo XIX, artistas que revolucionaron la pintura europea como Ingres, Delacroix, Courbet o Manet, en estrecho diálogo con los grandes maestros impresionistas como Van Gogh, Cézanne, Degas, Monet y Sisley. Ocupan un espacio central los maestros modernos que forjaron el lenguaje plástico del siglo XX, incluyendo a Bonnard, Braque, Gris, Kandinsky, Kokoschka, Matisse, Modigliani, Picasso, Soutine y Vuillard, junto con los estadounidenses Arthur Dove y Georgia O’Keeffe.

Cualquier museo del mundo mataría por poseer algunas piezas de esta muestra, verdaderos iconos del arte como ‘Ballet español’, de Manet (1862); ‘Casa en Auvers’, paisaje de Van Gogh de 1890; ‘Bailarinas en la barra’, un apabullante Degas de 1900; ‘La habitación azul’, soberbio Picasso de 1901 que se exhibe junto a ‘Corrida de toros’ y ‘Mujer con sombrero verde’; un ‘Autorretrato’ de Paul Cézanne pintado 1880; el legendario ‘Interior con cortina egipcia’ (1948) del último Matisse; ‘Otoño II’ (1912), de Wassily Kandinsky o el retrato de Elena Povolozki que Amedeo Modiglaini pintó en 1917.

La muestra finaliza con trabajos seminales a cargo de artistas americanos y europeos que forjaron el lenguaje expresionista en la segunda mitad del siglo XX, como De Staël, Diebenkorn, Gottlieb, Guston o Mark Rothko, a quien el museo consagró dedicándole una sala-santuario en 1960.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual