Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ARTE

Un libro pone en valor la pintura modernista con Picasso, Casas o Rusiñol

  • El historiador del arte Francesc Fontbona publica el volumen antológico 'El Modernisme'

'Joven decadente', de Ramón Casas.

'Joven decadente', de Ramón Casas.

03/04/2016 a las 06:00
  • EFE. BARCELONA
Picasso, Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Miquel Utrillo, Hermen Anglada-Camarasa, Isidre Nonell o Carles Casagemas son algunos de los artistas incluidos en el volumen antológico 'El Modernisme', coordinado por el historiador del arte Francesc Fontbona.

Fontbona ha explicado en una entrevista que este volumen de grandes dimensiones, encargo de Enciclopèdia Catalana, "pretende poner en valor la pintura modernista, siempre menos conocida que la arquitectura modernista".

El libro, del que se han editado 3.000 ejemplares que estarán a la venta a 595 euros, reproduce a gran tamaño unas doscientas obras de 70 pintores, todos escogidos por Fontbona, siguiendo un marco cronológico que va desde 1885 a 1910.

Como conocedor de esta época, Fontbona diseñó el libro como si se tratara de una exposición antológica, "siendo consciente de que para una exposición algunas obras no las podría conseguir", y los artistas más importantes están mejor representados, con hasta una decena de obras, mientras que del resto se muestran una o dos piezas.

El relato es estrictamente cronológico, desde los modernistas más antiguos, los plenos y centrales como Casas, Rusiñol, Junyent, Riquer o Brull, hasta los posmodernistas, que se atrevieron a hacer un modernismo más nuevo, como Anglada Camarasa, Mir y Nonell, acabando con Picasso que es el más joven de todos.

Se han incluido algunas obras inéditas, "consideradas no tanto por ser hallazgos, sino por la poca accesibilidad o la poca atención que se les presta, como es el caso de 'La justicia y la ley', de Llimona, un conjunto importante que se encuentra en una sala del Palacio de Justicia de Barcelona, y que nunca se ha reproducido ni de forma completa ni en color, apunta Fontbona.

Uno de los criterios que ha utilizado Fontbona en la selección ha sido que en igualdad de condiciones ha preferido poner cosas poco divulgadas que están en museos poco conocidos, como es el caso de una obra de Félix Mestres (1895), "un pintor que no es especialmente modernista, sino que es más académico, pero que hizo una 'Marina con figuras o A la playa', que está en una colección privada".

Junto a estas "joyas desconocidas", el lector encuentra en las páginas del volumen las obras maestras del modernismo pictórico como 'Garrote vil', 'Tándem', 'Corpus' o 'La carga' de Ramon Casas; 'La morfina' y 'Figura femenina' de Santiago Rusiñol, y 'Azoteas de Barcelona', 'Interior dels Quatre Gats', 'La flor del mal' o 'La muerte de Casagemas' de Pablo Picasso.

El grueso de obras, algunas de ellas icónicas del modernismo, se encuentran, según recoge el libro, en el MNAC (entre 40 y 50) y en el Museo de Montserrat (casi una veintena).

Sin embargo, hay también pinturas en otros museos internacionales como algunas obras de Anglada Camarasa: 'Danza española'(1901) en el Hermitage de San Petersburgo (Rusia), 'Ver luissant' (1904) en la Thielska Gallery de Estocolomo, 'Vendedor de gallos' (1904) en el Museo de Bellas Artes de Asturias en Oviedo, 'Jóvenes de Alcira' (1906) en el Museo Goya de Castres en Francia, o la célebre 'Sonia de Klamery' (1913), que se encuentra en el Reina Sofía de Madrid.

En opinión de Fontbona, "el Modernismo catalán puede jugar la 'Champions' del modernismo internacional, "como ya se demostró en una gran exposición que hubo hace unos años en el Grand Palais de París en la que un magnífico Mir se exhibía al lado de un impresionista francés, pero ese discurso no ha acabado de calar".

En el caso de Isidre Nonell, recuerda el autor, "acostumbra a salir en los libros de pintura de final de siglo, normalmente como un precursor del Picasso azul, una etiqueta demasiado reduccionista si pensamos que se trata de un artista que se está inventado un impresionismo muy particular".

Piensa Fontbona que "no ha habido un trabajo de mantenimiento de la fama y de los valores de estos artistas, algo que deberían haber hecho los sucesivos Ministerios de Cultura, que para eso existen".

El libro, apunta su coordinador, "no abre nuevas vías, sino que se aprovecha de que ha habido en los últimos años numerosas investigaciones y tesis doctorales como las de Brull, Pitxot, Utrillo (una tesis hecha en Francia) o la de Gaspar Camps, hecha por la burgalesa Pilar Saéz aunque leída en la universidad francesa de Clermont-Ferrand.

Justifica Fontbona que el Año Casas no tenga una gran exposición antológica en Barcelona, pues "de Casas se han hecho muchas antológicas y la última gran exposición fue hace doce o quince años, por tanto, no es de los artistas más desatendidos".

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra