Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Música

El día grande de las escuelas de música

Barañáin acogió la cuarta edición del Día de las Escuelas de Música, una jornada en la que participaron unas veinte escuelas provenientes de todo Navarra

La jornada concluyó con la interpretación conjunta de tres canciones por parte de todas las escuelas asistentes.

La jornada concluyó con la interpretación conjunta de tres canciones por parte de todas las escuelas asistentes.

Día de las escuelas de música en Barañáin II 19 Fotos

Día de las escuelas de música en Barañáin II

Día de las escuelas de música en Barañáin

T.B.
Día de las escuelas de música en Barañáin 61 Fotos

Día de las escuelas de música en Barañáin

Barañáin se viste con sonidos en el Día de las escuelas de música de Navarra

Jesús Caso
Actualizada 15/05/2017 a las 09:10
Etiquetas
  • Beatriz Martínez de Olcoz

Álvaro Resano (12) sujetaba el clarinete desde las siete de la mañana. El madrugón le había pesado, pero el mañanero junto a sus compañeros Daniel Orduña, Mario Chivite, Izan Villafranca y Alberto Gutiérrez, todos de 13 años e integrantes de la Escuela de Música de Peralta, consiguió aminorar la desazón. “Para la próxima, estas cosas mejor por la tarde”, apuntaban ayer entre risas los pequeños. Como ellos, fueron muchas las personas que quisieron acompañar durante toda la jornada a los alrededor de 1.400 músicos repartidos entre las veinte escuelas provenientes de toda la geografía navarra.

El día se levantaba amenazando lluvia y con unas nubes que fueron despejando para dar paso a la cuarta edición del Día de las Escuelas de Música de Navarra que, tras dos años de espera por el carácter bienal del certamen, acogió la jornada de Barañáin. “Es una forma de decir a todo el mundo que sin las escuelas de música, la educación no se entiende”, apuntaba ayer Juan José Torres, director de la Escuela de Música Luis Morondo de Barañáin. “En toda Navarra somos alrededor de doce mil personas”, recalcaba, “eso es mucho y se nos tiene que tener más en cuenta”. La jornada, que dio comienzo a las nueve y media de la mañana, estuvo guiada por ochenta ‘chalecos reflectantes’; voluntarios padres y madres de los niños de las escuelas “sin los que no hubiese sido posible el evento”, decía ayer Torres agradeciéndoles su presencia.

MÚSICA EN RUTA
Íker Uriarte, profesor de percusión de la Escuela de Música de Alsasua, calentaba motores con los pequeños de su compañía. Habían conseguido formar un corro expectante en la plaza del ayuntamiento antes de partir hacia la ruta establecida; al igual que el resto de pasacalles que animaron las principales avenidas del municipio. Y es que la música en directo también se llevó a cabo en enclaves diferentes. Fueron cinco los escenarios preparados (ayuntamiento, avenida Comercial, Plaza de los Castaños, anfiteatro del lago y Cubo, situado al final del Lago de Barañáin) en donde tuvieron lugar las actuaciones de las veinte escuelas, aclamadas todas ellas por el público asistente, como Pedro Lana y Mari Cruz Lozano. El matrimonio, vecino de Barañáin, acudía para escuchar a uno de sus nietos: “En casa tenemos una orquesta”, decía ayer entre risas Mari Cruz Lozano, “casi todos nuestros nietos tocan algún instrumento”, apuntaba mientras intentaba encontrar con la mirada a alguno de ellos en un lago repleto de músicos.

Invadida por los peques de la Escuela de Música de Sangüesa, una de las zonas verdes del lago se convertía así en un entorno clave en el que disfrutar gracias al buen tiempo que reinó durante toda la jornada. Tras su actuación de las once de la mañana en el ayuntamiento, los peques, que rondaban entre los doce y quince años, descansaban mientras hacían tiempo para una actuación final que llegó tras la recepción de todas las escuelas en el ayuntamiento. Cientos de bolsitas naranjas cargadas a la espalda invadían así la Plaza Consistorial de Barañáin.“Les hemos dado a todos una mochila con almuerzo apto para celíacos”, apuntaba Juan José Torres. El reloj marcaba la una de la tarde cuando cada escuela recibió “ una figurita que ha realizado Anfas de Barañáin con mucho cariño”, decía Torres.

ÚLTIMAS CANCIONES
La jornada llegaba al final con un emocionado Joaquín Lecumberri, director de la banda de música de Barañáin, sobre el escenario de la Plaza Consistorial y dispuesto a dirigir las tres canciones finales interpretadas por todos los músicos asistentes. “Que cada escuela siga con este trabajo porque, aunque haya dificultades, salís siempre adelante”, apuntaba, “y al final, el resultado es este. Y al menos, cada dos años, se muestra en una localidad lo mejor de cada pueblo”.

Euskal Musikaren Goresperak y Agur Jaunak fueron las encargadas de cerrar la cuarta edición del Día de las Escuelas de Música que terminó concluyendo con “una canción que nos da siempre mucha fuerza para acabar y comenzar el curso. Y ahora que pronto comienzan las fiestas, más”, apuntaba el director refiriéndose a Ánimo pues, un himno intergeneracional que invadió el ayuntamiento y terminó de conquistar a todos los asistentes con su ambiente festivo y de convencer, seguro, del buen y merecido madrugón a la banda de Peralta.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra