Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Teatro Gayarre

El Archivo de Navarra recuerda la inauguración del Teatro Gayarre en 1932

Las primeras noticias sobre la existencia de un teatro en Pamplona datan del siglo XVII

Antigua decoración modernista del Teatro Gayarre.

Antigua decoración modernista del Teatro Gayarre.

EFE
Actualizada 04/05/2017 a las 13:43
  • Diario de Navarra. Pamplona

El 3 de mayo de 1932 reabrió sus puertas el Teatro Gayarre en un edificio de nueva planta construido en su actual emplazamiento al inicio de la avenida Carlos III. Sustituía así al edificio originario que pocos meses antes había sido demolido con ocasión de las obras de construcción de dicha avenida, convertida en uno de los principales ejes viarios de la ciudad.

La microexposición “85º Aniversario de la nueva sede del Teatro Gayarre (1932)”, es de acceso libre y gratuito y permanecerá abierta durante el mes de mayo en la galería baja del Archivo Real y General de Navarra.

Los horarios de visita son de lunes a viernes de 8:30h. a 14:30h. y de 17:00h. a 20:00 h., los miércoles de 8:30h. a 20:00h. y los fines de semana y festivos de 11:00h. a 14:00h.

Cuando se cumplen 85 años de aquella reapertura, el Archivo Real y General de Navarra dedica su microexposición del mes de mayo a recordar esa inauguración con la exhibición de ocho documentos y fotografías que reflejan las principales vicisitudes del Teatro Gayarre y de sus distintas sedes.

La Casa de Comedias

Las primeras noticias que se tienen sobre la existencia de un teatro en Pamplona datan del siglo XVII. Para esa época el teatro en España había adquirido un carácter comercial, que derivó en la organización de casas de comedias, en la realización de espectáculos y en la profesionalización de los comediantes como actores.

En el caso concreto de Pamplona, el actual callejero guarda recuerdo de aquel primer teatro, conocido como Casa de las Comedias, que se situaba en la confluencia de las calles Lindachiquía y Comedias coincidiendo con los actuales números 12, 14 y 16 de la calle Comedias. Durante los siglos modernos la Casa de Comedias acogió la representación de todo tipo de obras, desde los clásicos del siglo de oro hasta espectáculos musicales de diverso contenido. En el marco de la crisis general sufrida por el teatro a finales de la Edad Moderna, el reformismo ilustrado intentó aliviar a los empresarios teatrales de la carga de tener que ceder palcos gratuitos y de la doble censura que a veces ejercían las autoridades eclesiásticas a obras que ya habían obtenido licencia de la autoridad civil.

La micromuestra se abre precisamente con una real orden de 1800 comunicada al virrey por el ministro de Carlos IV Mariano Luis de Urquijo que, en un intento de promocionar la actividad teatral bajo criterios ilustrados, disponía se restringiese la carga económica que para los empresarios teatrales suponía tener que ceder gratuitamente palcos en las representaciones a las autoridades.

Preguntado el ayuntamiento pamplonés sobre las autoridades que disponían de palco gratuito en la Casa de Comedias, éste respondió en un oficio, que también se expone al público, que había nada menos que 7 palcos gratis: uno para los señores virreyes, otro para los ministros de los Tribunales Reales, otro para la Diputación del Reyno, otro para los Canónigos de la Santa Iglesia, otro para el Ayuntamiento, otro para los Consultores de la Ciudad y el séptimo para la familia del Regidor.

El Teatro Principal

Avanzado el siglo XIX, la antigua Casa de las Comedias dio paso al nuevo Teatro Principal de Pamplona, que abrió sus puertas en 1841 en un edificio situado en la entonces Plaza de la Constitución (actual Plaza del Castillo), que en 1903 sería renombrado como Teatro Gayarre en honor al ilustre tenor roncalés Julián Gayarre.

El carácter señero del edificio, obra del arquitecto Pedro María de Ugartemendía, con su imponente fachada de seis columnas jónicas diseñada por José de Nagusia, así como su propia situación cerrando la Plaza del Castillo por su lado sur, convirtieron a esta primera sede del Teatro Gayarre en uno de los edificios más característicos de Pamplona, como prueban las múltiples postales antiguas de la colección de Miguel Echagüe, en las que aparece reflejado el edificio, tres de las cuales se exhiben en esta oportunidad.

El nuevo Teatro Gayarre

En 1931, la necesidad de abrir la nueva avenida Carlos III como eje viario de conexión entre el casco antiguo y el Segundo Ensanche, llevó a derribar este primer edificio del Teatro Gayarre y a construirle una nueva sede en un solar cercano de la propia avenida Carlos III. Sin embargo, la significación que había alcanzado el antiguo edificio del teatro convenció al ayuntamiento de Pamplona de conservar su fachada. De este modo, el elemento más visible del antiguo edificio fue desmontado piedra a piedra para ser reconstruido en el nuevo edificio que, obra de José Yárnoz, mantiene por lo tanto entre otros elementos las seis columnas jónicas de la antigua fachada. Sin embargo, no todos los elementos se reconstruyeron y, por ejemplo, el frontón original no se incorporó a la fábrica construida en la Avenida Carlos III.

Varias fotografías procedentes del fondo “Diputación Foral y Provincial de Navarra” completan la microexposición mostrando el interior y exterior del Teatro Gayarre al poco tiempo de su inauguración. Las imágenes permiten comprobar que si bien la fachada se conserva prácticamente igual, el interior muestra una decoración completamente diferente a la actual. En concreto, las fotografías atestiguan el diseño original del escenario y del patio de butacas, que se realizaron en un novedoso estilo Art Déco, de gran influencia en ese momento en las artes decorativas. De hecho, el diseño de los interiores incluye elementos de formas geométricas y líneas ornamentales características de este estilo, que se perdieron irremediablemente después de las reformas realizadas en la década de 1950 que transformaron la decoración y dieron su aspecto actual al teatro.
 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra