Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
POLÍTICA EXTERIOR

Los barones del PSOE descargan en Sánchez la decisión del tratado con Canadá

Susana Díaz afirma que apoyará la decisión de no aceptar el acuerdo porque no tiene "otro remedio" 

alt

Pedro Sánchez defiende el carácter plurinacional de España

ARCHIVO
24/06/2017 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid

Algunos barones socialistas no se sienten concernidos por la decisión de no apoyar el Tratado de Libre Comercio de la UE con Canadá y trasladaron la responsabilidad y las consecuencias de la decisión a Pedro Sánchez en exclusiva. En el PSOE nadie critica de forma abierta la negativa que refrendará este lunes la comisión ejecutiva, pero tampoco abundan las muestras de apoyo, salvo entre los miembros de la dirección del partido. Una situación que recuerda las creadas por algunas decisiones de Sánchez en su primera etapa al frente del PSOE.

La más gráfica en sus comentarios fue la presidenta de la Junta de Andalucía, que vino a decir que asumía la negativa a respaldar el acuerdo comercial por obediencia debida. "Voy a respetar la posición del PSOE; no me queda más remedio que aceptarla y respetarla", explicó resignada Susana Díaz. Uno de sus hombres de confianza, el que fuera portavoz de la gestora socialista, Mario Jiménez, fue aún más claro y apuntó que las "consecuencias en términos políticos" de esta decisión habrá que reclamárselas a sus promotores porque la posición del PSOE "era otra". El giro, precisó, es responsabilidad "exclusiva" de Sánchez y su ejecutiva.

También el presidente extremeño, Guillermo Fernández-Vara, mostró su extrañeza por el rechazo al acuerdo de la UE con Canadá porque ese debate no se había abierto en el PSOE. "En nuestra casa no hemos podido confrontarlo" y es un tema de "mucha complejidad" como para despacharlo de un plumazo. No fue un plumazo, fue un 'tuit' de la presidenta del partido, Cristina Narbona, el que anticipó el cambio de posición.

El secretario general de los socialistas y su núcleo duro han justificado la nueva postura con una resolución aprobada hace una semana en el 39 Congreso Federal sobre los tratados internacionales que señala que deben firmarse "con condiciones y regulaciones que aseguren la universalización de derechos y con las protecciones sectoriales sensibles en cada caso". Además, dice la misma resolución, deben tenerse en cuenta los "estándares de dignidad social, laboral, de protección de los consumidores y medioambiental, así como defendiendo los servicios públicos y los intereses nacionales". Un texto genérico que puede casar para el tratado con Canadá como para cualquier otro convenio internacional. El congreso socialista no aprobó ninguna declaración específica respecto al CETA.

DISPUTA CON PODEMOS

Pero desde la dirección del PSOE negaron que la decisión responda a un movimiento táctico para disputar el espacio electoral a Podemos, como afirman en voz baja los críticos con la medida. El portavoz de la ejecutiva federal, Oscar Puente, sostuvo que la negativa al tratado fue decidida "por convencimiento" no "por conveniencia" ni por atraer a votantes socialistas que se fueron a Podemos. La presidenta del partido y motor del cambio estratégico también rechazó que se trate de una operación de abordaje al electorado de Podemos, es, subrayó, una posición "autónoma". Tampoco es, aseguró, una ocurrencia de última hora porque la postura contraria al tratado con Canadá formaba parte desde febrero del programa de las primarias de Sánchez, aunque no fuera de los aspectos más conocidos del texto. Narbona negó asimismo que la negativa signifique una defensa del proteccionismo. "No cuestionamos la globalización -advirtió- sino una forma de globalizar encaminada a la libertad plena de capitales a costa de los derechos ambientales, sociales y laborales".

Desde el Gobierno no entraron en el debate de los socialistas, pero Mariano Rajoy confió en que al menos el PSOE opte por la abstención en la votación del Congreso de la próxima semana. Una postura que permitiría a España ratificar el tratado, algo indispensable para que entre en vigor porque se requiere la unanimidad de los socios de la Unión Europea. "Lo importante es que salga -señaló el presidente desde Bruselas- porque a mí sí que me sería muy difícil explicar aquí (Bruselas) que por culpa de España no tendríamos tratado de libre comercio".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra