Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Cataluña

El PDeCAT somete el referéndum de Puigdemont a una votación en el Congreso

La antigua Convergència propondrá a la Cámara citar a Puigdemont en la Comisión Constitucional una vez fracase su moción

Carles Puigdemont.

Carles Puigdemont.

Efe
Actualizada 20/06/2017 a las 21:27
  • Colpisa. Madrid

No hará falta que Carles Puigdemont acuda a las Cortes Generales para que su propuesta de referéndum se someta a examen en el Congreso. La Cámara baja votará este miércoles una moción en la que el PDeCAT insta al Gobierno a "respetar" la hoja de ruta de la Generalitat y, por lo tanto, la convocatoria de una consulta independentista el próximo 1 de octubre. Aun abocada al fracaso, la iniciativa permitirá constatar la mayoría parlamentaria que, encabezada por PP, PSOE y Ciudadanos, rechaza el plan "ilegal" del Ejecutivo autonómico. "Tampoco es la primera vez que ocurre", relativizan fuentes de la formación nacionalista.

El 8 de abril de 2014, el Parlamento catalán ya llevó al Congreso una proposición de ley para celebrar una consulta sobre el futuro de Cataluña. El texto interpretaba que el artículo 150.2 de la Constitución, el que regula la transferencia de competencias a las comunidades, permitía al Gobierno ceder a la Generalitat la capacidad de convocatoria de un referéndum de autodeterminación. 299 diputados del PP, PSOE, UPyD, Foro Asturias y UPN no compartieron el análisis.

La moción de la antigua Convergència va camino de obtener el mismo resultado. En realidad, el texto fue modificado este martes. El original, que reclamaba al Ejecutivo de Mariano Rajoy negociar la fecha y la pregunta de la consulta prevista para después de verano, caducó el día que Puigdemont fijó en el 1 de octubre la cita con las urnas. Y en las circunstancias actuales, los populares dan por sentado que contarán con el respaldo del PSOE.

"No hay duda de que Pedro Sánchez va a estar contra un referéndum ilegal en Cataluña", sostuvo este martes un cargo nacional del PP. Ahora bien, el partido conservador no tiene tan claro que los socialistas compartan la estrategia del Gobierno ante el conflicto secesionista. Garantizan fuentes de la Moncloa que en los últimos meses la gestión del desafío de la Generalitat se había consensuado tanto con Ciudadanos como con la gestora dirigida por Javier Fernández. Pero el fin de la interinidad en el PSOE aboca al nuevo secretario general y al jefe del Ejecutivo a abordar este asunto pendiente.

CORREO POSTAL

En lo inmediato, deberán estudiar la carta en la que Puigdemont acepta comparecer en el Congreso para explicar las razones por las que promueve la celebración de un referéndum. Por ahora, el Gobierno sostiene que ese debate debería concluir con una votación que refleje si los representantes de la "soberanía nacional" dan o no su aval al planteamiento soberanista. Un escenario que trata de evitar el presidente catalán.

Puigdemont no quiere llevar al Congreso una reforma constitucional ni mandato alguno del Parlamento autonómico que permita a los diputados pronunciarse. Siendo así, en el Gobierno se estudia la posibilidad de convocar una sesión que concluya con una propuesta de resolución -un papel, en definitiva- que pueda votarse. Fuentes del PDeCAT, sin embargo, plantean como alternativa que Puigdemont sea citado a la Comisión Constitucional, un marco para intercambiar impresiones con los grupos.

Siendo una cuestión de voluntad política y no de reglamento, los contactos oficiales para buscar un encaje no han comenzado. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, aún esperaba este martes la llegada de la misiva. "En España hay un problema gravísimo con Correos", ironizó el diputado catalán Carles Campuzano. Tanto el PP como la antigua Convergència, sin embargo, se muestran escépticos y apuntan al "escaso margen de maniobra" de ambas partes antes del 1 de octubre. En este sentido, en la moción que este miércoles discutirá la Cámara baja se llama a abrir un espacio de diálogo parlamentario tras la consulta. Será entonces, vaticinan fuentes del Gobierno, cuando el PDeCAT pueda "necesitar" una votación en el Parlamento que zanje su aventura secesionista. Correr, en definitiva, la misma suerte que el Plan Ibarretxe.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra