Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CATALUÑA

Rajoy avisa que frenará la consulta con la "fuerza del estado de derecho"

Puigdemont anunciará el jueves de la semana que viene la fecha y la pregunta del referéndum sobre la independencia 

Puigdemont en la sesión de control parlamentario de la Generalitat

Puigdemont en la sesión de control parlamentario de la Generalitat

EFE
03/06/2017 a las 06:00
  • Colpisa. Barcelona

Con el anuncio de la fecha y la pregunta del referéndum, el proceso soberanista entrará la semana que viene en la fase de aceleración, de consecuencias imprevisibles. Pero antes de que empiecen las hostilidades, el Gobierno central y el catalán siguen inmersos en un diálogo de sordos, que consiste en lanzarse dardos a través de los medios de comunicación. Días después de que Carles Puigdemont instara a Mariano Rajoy a aclarar si empleará la fuerza para impedir el referéndum, el Gobierno no respondió ayer ni que sí ni que no. "El uso de la fuerza será la fuerza del Estado de derecho, que es la que legitima la acción del Gobierno y en la que estamos todos los españoles", afirmó el ministro portavoz, Iñigo Méndez de Vigo.

Una respuesta lo suficientemente ambigua como para que sirviera de advertencia, pero al mismo tiempo no desvelara los planes de la administración central. El Ejecutivo del PP sigue sin mostrar sus cartas y amaga las medidas que tiene preparadas para frenar el proceso, aunque lleva semanas lanzando avisos, de la misma manera que el Palau de la Generalitat se apoya en toda la carga simbólica que tiene el concepto del uso de la fuerza, pero no aclara a qué se refiere.

Tras la reunión semanal del Consejo de Ministros, el Gobierno evitó valorar "hipótesis de futuro" sobre si tomaría el control de los Mossos d'Esquadra en caso de que la Generalitat intentara celebrar el referéndum, aunque sí se mostró convencido de que los funcionarios cumplirán la ley y obedecerán al Constitucional. Fue un aviso para navegantes a los Mossos y a los empleados del Departamento de Educación de la Generalitat: los primeros, porque podrían ser requeridos por un juzgado para que requisen las urnas o para que las retiren de los colegios electorales, y a los segundos porque serían los encargados de abrir las escuelas para las votaciones.

El otro asunto que dirimen el Gobierno central y el catalán a través del fuego cruzado en los medios es la oferta lanzada por Rajoy a Puigdemont para que acuda al Congreso a defender su plan soberanista. Una propuesta trampa, según entienden en la parte catalana, que no busca más que una derrota por goleada del proceso en Madrid, como ya le ocurrió al lehendakari Ibarretxe. El presidente de la Generalitat siempre ha respondido al Gobierno que solo iría al Parlamento español para discutir un acuerdo cerrado previamente entre los dos ejecutivos. Según 'La Vanguardia', el dirigente nacionalista estaría dispuesto a variar su posición y viajar al Congreso si se ponen sobre la mesa las condiciones previas de la negociación sobre la consulta.

Una respuesta que para la Moncloa denota que el dirigente catalán "al final no quiere ir" al Parlamento. Aun así, Méndez de Vigo insistió en que el Gobierno no puede negociar un referéndum y reiteró la invitación a Puigdemont para que acuda al Congreso a "hacer las propuestas que quiera", pero con "tranquilidad". La única fecha que tiene que anunciar, remató el ministro, es el día que acudirá al Congreso.

SEMANA DE VÉRTIGO

Sería toda una sorpresa que Puigdemont llevara su plan secesionista a Madrid, pero lo que seguro que hará la semana que viene es fijar la fecha y la pregunta del referéndum, como gesto de compromiso ya irreversible con la celebración de la consulta. El anuncio será con toda probabilidad entre el miércoles y el jueves, después de que el martes se reúna el Pacto Nacional por el Referéndum y el presidente de la Generalitat sepa a ciencia cierta cuáles son sus apoyos para convocar una votación unilateral.

De momento, cuenta con el respaldo del PDeCAT, ERC y la CUP (que tienen mayoría absoluta de escaños pero no de votos) y está por ver cuál acaba siendo la posición de Catalunya en Comú.

Días después del anuncio solemne, el domingo de la proxima semana, las entidades civiles soberanistas celebrarán un acto de apoyo a la consulta con el que quieren dar el pistoletazo de salida a la campaña de movilizaciones permanentes hasta el 1 de octubre, fecha prevista para el referéndum.
 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra