Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
presupuestos del estado

Las autonomías del PP y del PSOE recelan del acuerdo del Gobierno y el PNV

Los presidentes socialistas no ahorraron críticas a "la discriminación" que, a su juicio, supone el sistema del Cupo y las consecuencias que tiene para el resto de los territorios

alt

Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana.

ARCHIVO
05/05/2017 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid

El acuerdo entre el Gobierno y el PNV sobre el Cupo que sustentó el apoyo de los nacionalistas a los Presupuestos despertó un sentimiento de agravio comparativo entre las comunidades autónomas. El enfado no distinguió colores políticos, aunque las gobernadas por los populares se mostraron más mesuradas. Entre los partidos, sin embargo, se impuso el silencio, y solo Podemos se quejó de que el acuerdo presupuestario se haya limitado a la "compra de voluntades" de los nacionalistas vascos.

Las quejas fueron comunes, aunque su expresión fue diferente. Los presidentes socialistas no ahorraron críticas a "la discriminación" que, a su juicio, supone el sistema del Cupo y las consecuencias que tiene para el resto de los territorios.

Los gobernantes populares, por aquello de que Mariano Rajoy suscribió el pacto, modularon sus protestas y las limitaron más a la formas que al fondo. El aragonés Javier Lambán fue el más crítico con el acuerdo que obliga a Hacienda a devolver 1.400 millones de euros al Gobierno vasco y rebaja el Cupo que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu debe pagar este año a 956 millones, en vez de los 1.200 que Hacienda incluyó en los Presupuestos. Además de tachar de "injusto" el sistema foral, el presidente aragonés sostuvo que el pacto hace "absolutamente imposible" un sistema de financiación justo para el resto de comunidades. "Que les vaya muy bien a los amigos vascos", pero su acuerdo, afirmó el socialista Lambán, "va a lastrar" la negociación de las demás comunidades con el Gobierno porque habrá menos dinero a repartir en el resto de territorios.

El presidente de la Generalitat valenciana, el socialista Ximo Puig, también habló de "discriminación" que "lo único que genera es conflicto". No llegó a pedir la supresión de la figura del Cupo, pero reclamó al Gobierno que haga valer su papel de garante de "la equidad" y de que "no haya conflictos" entre comunidades. Cuando se aborde la reforma de la Constitución, agregó Puig, habrá que abordar "nuevas fórmulas" que permitan combinar "la igualdad de los ciudadanos" con la "la singularidad de los territorios". El extremeño Guillermo Fernández Vara apuntó que su comunidad no puede aspirar a esos pactos porque solo los consiguen los "partidos nacionalistas" y destacó la carestía del acuerdo para la Hacienda central porque cinco votos del PNV van a costar "muchos miles de euros".

El único presidente autonómico del PP que terció en el debate fue el gallego Alberto Núñez Feijóo, pero fue para reclamar "transparencia" en la explicación del acuerdo no para ponerlo en cuestión. El resto de los gobernantes populares guardó silencio o recurrió a segundos escalones para quejarse sin excesos. En Castilla y León, por ejemplo, fue la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, la que apuntó que el sistema del Cupo "para nada beneficia" a las demás autonomías, aunque se quedó con "la parte buena" de que el acuerdo permitirá aprobar los Presupuestos del Estado, y eso "será bueno" para Castilla y León.

BAJADA DE PANTALONES

Entre los dos grandes partidos, en cambio, las protestas fueron testimoniales. En el PP se olvidaron de los tiempos en que Rajoy acusaba a los socialistas de aceptar "una descomunal bajada de pantalones" ante el PNV. Lo hizo en 2008 y el motivo no fue otro que el apoyo de los nacionalistas vascos a los Presupuestos de José Luis Rodríguez Zapatero. Ahora, con Rajoy como firmante del acuerdo, no hubo apenas comentarios, y los pocos que hubo fueron para aplaudir la habilidad negociadora del presidente del Gobierno.

En el PSOE tampoco se escucharon comentarios críticos, labor que dejaron para sus barones territoriales. Los tres candidatos a las primarias callaron o fueron cautelosos, como Susana Díaz, que pidió al Gobierno de Rajoy que dé explicaciones con "claridad y con rigor" sobre el cálculo que ha hecho para renunciar a 1.400 millones y rebajar la suma a pagar por el Cupo. El dirigente de más alto nivel que tocó el asunto fue la secretaria general adjunta del grupo socialista en el Congreso, Isabel Rodríguez, que anunció que estudiarán con "rigurosidad" el acuerdo para ver "qué hay detrás de las cifras" que se manejan. Una discreción que tiene dos explicaciones evidentes. La primera que el Partido Socialista de Euskadi es socio del PNV en el Gobierno vasco y no puede tirarse piedras en su tejado; y la segunda es que el PSOE nunca ha puesto en cuestión el Concierto Económico del País Vasco y Navarra ni el Cupo.

Para Podemos y Ciudadanos la situación fue embarazosa. El partido de Pablo Iglesias, tercera fuerza en Euskadi, hizo equilibrios y su portavoz en el Congreso, Irene Montero, se quejó de que el PNV haya utilizado el Cupo, "un derecho de los pueblos", como "moneda de cambio". Reprochó asimismo al Gobierno que su habilidad negociadora se limite a "la compra de voluntades", aunque se cuidó de hablar de discriminaciones o de injusticias.

Albert Rivera, por su parte, echó la culpa al PSOE por no haber apoyado los Presupuestos y haber propiciado así rechazo "el intercambio de cromos" entre el PP y el PNV. Contrario al Concierto y al Cupo, el líder de Ciudadanos se vio votando a favor del "cuponazo", según sus propias palabras, codo con codo con los nacionalistas vascos, algo que tuvo que resultarle muy incómodo. Pero su gesto de desacuerdo se limitará al voto en contra de su partido cuando la ley de Cupo llegue al Congreso.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra