Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TRIBUNALES

Sánchez Barcoj dice que nunca excedió el límite de su tarjeta 'black'

El exdirector financiero de Caja Madrid confiesa que a veces prefería no saber lo que cobraban algunos consejeros de la caja

El exdirectivo de Caja Madrid Idelfonso Sánchez Barcoj a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares para declarar por el caso de las 'tarjetas black'.

Sánchez Barcoj dice que nunca excedió el límite de su tarjeta 'black'

El exdirectivo de Caja Madrid Idelfonso Sánchez Barcoj a su llegada a la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares para declarar por el caso de las 'tarjetas black'.

EFE
Actualizada 06/10/2016 a las 11:20
  • EUROPA PRESS. MADRID
El exdirector general de Auditoría, Medios y Financiero en Caja Madrid y Bankia, Ildefonso Sánchez Barcoj, ha asegurado este martes que él recibió su tarjeta 'black' -a la que cargó 575.079 euros- de manos del presidente de la caja entre 1996 y 2010, Miguel Blesa, y que se entendía como parte de su salario con un límite estipulado que nunca excedió.

A preguntas del fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón, Sánchez Barcoj ha dicho que en 1979 se le entregó una tarjeta para gastos de representación en calidad de director de zona en Barajas, San Blas y Hortaleza. Tras un periodo de actividad en un banco filial en Valencia y a su vuelta a Caja Madrid, ya con Miguel Blesa al frente de la entidad, le otorgaron la tarjeta 'black', que ha calificado de "remuneratoria".

Durante el interrogatorio al que se someten los 65 exaltos cargos y directivos de Caja Madrid y Bankia por el uso presuntamente fraudulento de las visas y cuyo monto total asciende a 12,5 millones de euros entre 2003 y 2010, Sánchez Barcoj, para el que la Fiscalía pide dos años de prisión, ha dicho que él jamás excedió el límite estipulado en la visa durante el tiempo que gozó de ella.

En línea con lo expuesto por sus antecesores -ha llegado a decir que Blesa ha precisado "muy bien" en su turno lo relacionado con los límites operativos de las tarjetas- Sánchez Barcoj ha dicho que él no cambió los límites autorizados en las tarjetas y que desconoce por qué había cuantías diferentes. "Ningún consejero se gastaba más dinero que el presupuestado anualmente por el presidente", ha agregado.

Preguntado por si sabía qué pasaba con las cantidades que no agotaban los consejeros que disfrutaban de una visa, se ha limitado a decir que esa situación no se llegó a dar porque esas cantidades sí se gastaron. Ha ido más lejos cuando, tras casi dos horas de interrogatorio, ha confesado que a veces prefería no saber lo que cobraban el resto de consejeros de la caja.

El exdirectivo, al que muchos apuntan como máximo responsable de la gestión de las visas, tampoco ha sabido responder por qué se canceló la suya en mayo de 2012 pero sí ha dicho que vino por mandato del entonces presidente Rodrigo Rato, quien tomó la decisión "en pleno uso de sus facultades".

Así, ha recalcado que él no podía anular ninguna tarjeta por su cuenta en tanto la competencia de esas acciones no era suya. "Cuando la presidencia me comunicaba que había que dar de baja alguna tarjeta, lo tramitábamos, pero mientras presidencia no dijera nada, nosotros no actuábamos", le ha respondido al representante del Ministerio Público.

RESPONDE A LA ACUSACIÓN

A diferencia de los expresidentes de la entidad Blesa y Rato, Sánchez Barcoj sí se ha sometido a las preguntas de la acusación, a quienes les ha aclarado que era el presidente de Caja Madrid el que distribuía las cantidades entre los directivos y posteriormente lo comunicaba al Comité de retribuciones.

El exdirectivo ha asegurado que Bankia era plenamente consciente de que las 'black' eran una retribución y alude a que el consejero delegado de la entidad (Francisco Verdú) -que no aceptó el plástico cuando se lo entregaron al considerarlo una "mala praxis"- era consciente de esta práctica y se lo podía haber comunicado a la presidencia.

Precisamente sobre Verdú ha dicho que no rechazó la tarjeta y se ha remitido a una conversación mantenida entre ambos en la que Sánchez Barcoj le comunicó que Rato le había dado una tarjeta visa a lo que su número dos le contestó que a él también le había dado otra y a José Manuel Fernández Norniella, consejero ejecutivo de Caja Madrid.

RETENCIONES

Además ha dicho que le llegó un certificado de Bankia en abril de 2013 en el que constaba que había percibido 311.000 euros de retribución dineraria resultante de sumar sus cuatro nóminas (260.000 euros) más 27.330 euros de la tarjeta elevado a bruto. Así dice que posteriormente le comunicaron que había habido un "error" en dicho certificado de retenciones y le mandaron uno nuevo en el que solo se incluían las cuatro nóminas. "Tengo los documentos y los puedo aportar", ha apostillado.

"Que Bankia se pierda al contabilizar la tarjeta me resulta sorprendente", ha declarado a preguntas del abogado de la entidad nacionalizada a quien le ha detallado que el departamento de contabilidad, "centro gestor de las tarjetas", recibía los gastos de representación de consejeros y directivos y lo derivaban a la cuenta destinada para tal efecto.

Sobre si él apreciaba una diferencia en el sistema de tarjetas como sí ha matizado Rato al afirmar que las tarjetas de Caja Madrid eran entendidas como retribución mientras que las de Bankia como concepto de liquidez, Sánchez Barcoj ha dicho que la única variación que él percibió fue que en la etapa de Bankia el límite de gasto era de 600.000 euros en base al Real Decreto Ley 2/2012 por el que se limitaba en esta cantidad los sueldos en los bancos con préstamos públicos.

Preguntado por una de las defensas de los encausados sobre si alguna vez infringió algún acuerdo relacionado con la Caja, el exdirectivo ha respondido que el "nunca" se excedió. "Nunca, jamás. He estado 34 años en la entidad y me despidió (el presidente de Bankia, José Ignacio) Goirigolzarri, pero no tengo nin una sola tacha. Ni por llegar tarde", ha sentenciado.

La sesión de este martes -que coincide con el inicio de la vista de la primera parte de la trama 'Gürtel'- se enmarca en los interrogatorios a los 65 exaltos cargos y directivos, entre los que se encuentran miembros del PP, PSOE, IU, los sindicatos de UGT y CC.OO y CEIM o CEOE, y a los que la Sección Cuarta de Lo Penal les juzga por delito continuado de apropiación indebida y administración desleal.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual