Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
CRISIS EN EL PSOE

Puig se muestra rotundo y asegura que el PSOE no puede "ayudar" al PP a gobernar

Asegura que no le preocupa la división de voto en el PSPV y dice que no tiene "barreras de incomunicación" con sus compañeros

Ximo Puig: "En el PSOE se necesitaba un big bang"

El líder del PSPV-PSOE asegura que el partido no ha variado su posición respecto al PP

ATLAS
Ximo Puig y Pedro Sánchez, en febrero de 2015.

Ximo Puig y Pedro Sánchez, en febrero de 2015.

Ximo Puig y Pedro Sánchez, en un acto electoral de 2015.

ARCHIVO
Actualizada 02/10/2016 a las 14:23
  • E.PRESS. PAMPLONA
El presidente de la Generalitat y secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, señaló este domingo que el Comité Federal del PSOE celebrado "se cerró de la mejor manera posible" porque "se necesitaba un big bang, un punto de inflexión" en el partido, al tiempo que ha indicado que "el PP no ha hecho nada para obtener la confianza del PSOE", por lo que "no podemos conformar ni gobierno de coalición ni ayudar a su instauración en el poder".

Puig se ha expresado en estos términos tras participar en la inauguración de la Exposición de Jarque dentro de los actos programados con motivo del 9 d'Octubre, al ser preguntado por el Comité Federal del PSOE, que anoche se cerró con la dimisión del secretario general del partido, Pedro Sánchez, y la conformación de una gestora.

Ayer "no fue el mejor día ni de mi vida ni de la mayoría de socialistas", ha apuntado Puig, quien ha añadido que "la democracia a veces tiene también sus recovecos, incertidumbres y sus caras más amargas". "Creo que estamos en un momento complicado, cuando el país está un poco desconcertado, el PSOE también", ha señalado.

Respecto al Comité Federal, ha considerado que "se necesitaba un big bang, un punto de inflexión; creo que se cerró de la mejor manera posible, finalmente hubo acuerdo unánime respecto a la conformación de una gestora y a partir de ahí hay que superar enconamientos y conflictos y tener una percepción muchísimo más generosa y humilde", ha declarado.

A su juicio, "ahora se ha abierto un camino" en el que los socialistas tienen que "tratar de ser útiles a la sociedad, saber sumar y saber responder a las expectativas que los ciudadanos tienen puestas en un partido que tiene que intentar superar las desigualdades y ofrecer su mejor versión", con el objetivo de que "tanta gente que ha estado tanto tiempo apoyando al PSOE vuelva a ayudarle" y para conseguir "que haya gobiernos progresistas que sean capaces de cambiar las cosas, como aquí --en la Comunitat--, desde la diversidad", ha afirmado.

"Las cosas han cambiado y no van a volver a ser como eran, se trata de que la socialdemocracia aporte lo que aportó en otro tiempo", ha señalado, al tiempo que ha aclarado que no formará parte de la dirección federal. "Ni quiero ni estaré en ninguna dirección federal, ni ahora ni después del congreso, porque mi responsabilidad y ambición de país y de progreso esta aquí", ha insistido en referencia a la Comunitat.

NO ES PARTIDARIO DE TERCERAS ELECCIONES

Respecto a la posibilidad de unas terceras elecciones, Puig ha asegurado que no es partidario, pero ha matizado: "otra cosa es que si no se dan las circunstancias tendrá que haberlas". "Los ciudadanos --ha dicho-- no se han equivocado, sino que son los partidos los que no saben gestionar la diversidad. Dos veces son suficientes, y si no probablemente todos los partidos tendríamos que pensar si deberíamos cambiar de candidatos", ha opinado.

Inquirido sobre si el PSOE debería abstenerse y permitir un gobierno del PP, la opinión del presidente de la Generalitat "es clara: el PP no ha hecho nada para obtener la confianza del PSOE, no podemos conformar ni gobierno de coalición ni ayudar a su instauración en el poder".

"Otra cosa es que durante este tiempo se tenga que abrir un espacio, y la gestora lo tiene que hacer, de explicar con sinceridad las posibilidades reales que hay en este momento. Un debate sereno, no religioso, laico, no fanatizado ni demagógico", ha apuntado.

"RECHAZO" A LAS POLÍTICAS DEL PP

En la misma línea, Puig ha recordado que "el Comité Federal aprobó con total claridad el rechazo a las políticas de la derecha" y ha apostado por que "haya más pronto que tarde condiciones para gobiernos progresistas". "Yo he trabajado toda mi vida para que no haya gobiernos del PP, pero no solo eso, trabajo para mejorar la vida de los ciudadanos", ha defendido.

Sobre las negociaciones con Podemos para conseguir formar gobierno, Puig ha destacado que "Sánchez dio un paso hacia adelante y, finalmente, que no haya gobierno de esas características, no es por el PSOE". "Ahora hay que tirar hacia adelante, unir el conjunto del pueblo progresista y repensar como podemos ser mas útiles para la sociedad", ha reivindicado.

"EL PROBLEMA ES EL PP"

Asimismo, ha rechazado las afirmaciones del ministro José Manuel García Margallo, quien el sábado apuntó que el PP ya no tenía interlocutor en el PSOE para intentar la gobernabilidad. "Ayer, el PSOE eligió un presidente de la gestora", ha recordado, al tiempo que ha criticado que "el PP está cometiendo un error de base desde el principio: el problema no es el PSOE, sino el PP, que no tiene la capacidad de moverse para tener la confianza de otros grupos".

Sobre las tensiones internas en su partido, ha explicado que son "menos de lo que parece". "En el ámbito de nuestra delegación, con posiciones diferentes, hubo una cordialidad extrema, estuvimos todos juntos sabiendo que lo importante es trabajar por el gobierno valenciano y por la propuesta que tenemos para la Comunitat".

"ESPECTÁCULO NO GRATIFICANTE"

"Hubo sintonía y buen rollo", aunque ha reconocido que "también es verdad que hay personas y momentos donde puede haber algún tipo de crispación. Se vivieron momentos de tensión, porque estas cosas siempre pasan, pero no tanta como se ha querido decir".
Así, ha pedido perdón "a los ciudadanos y a los votantes socialistas" por lo acontecido el sábado en Ferraz, ya que "el espectáculo no fue gratificante ni fue el que tiene que dar el PSOE".

Al ser preguntado por si le preocupa la imagen que puede haber dado el partido, ha admitido que sí. "No se estuvo a la altura de las circunstancias, se produjeron desencuentros, conflictos, que incluso han tenido esas expresiones en la calle que me parecen especialmente duras", ha lamentado.

También se le ha preguntado por si cree que Pedro Sánchez volverá a presentarse a las primarias del partido. "Eso tendrá que decirlo. Cada uno hará lo que le corresponda, respeto absoluto", ha contestado.

"ALTA CONFORTABILIDAD" EN EL PSPV

Sobre si le preocupa la división de voto dentro del PSPV, Puig lo ha negado. "Hubo un ámbito de alta confortabilidad entre nosotros. Lo viví con cierta tristeza, pero hablé con todos con normalidad. No tengo barreras de incomunicación con mis compañeros aquí. Para el PSPV, lo más importante es gobernar adecuadamente la Generalitat Valenciana y los ayuntamientos, es nuestra responsabilidad y nuestra prioridad".

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual