Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EXTERIORES

El relevo de 65 embajadores españoles, paralizado por la falta de Gobierno

Los mandatarios de los grandes países de la UE se reúnen para tratar temas de vital interés para España sin invitar a este país

El ministro de asuntos exteriores, José Manuel García Margallo, en su participación durante la conferencia organizada por el Grupo de Amigos de la Alianza de las Civilizaciones, que se celebra en Nueva York.

El relevo de 65 embajadores españoles, paralizado por la falta de Gobierno

El ministro de asuntos exteriores, José Manuel García Margallo, en su participación durante la conferencia organizada por el Grupo de Amigos de la Alianza de las Civilizaciones, que se celebra en Nueva York.

EFE
Actualizada 24/09/2016 a las 12:58
  • EFE. MADRID
El relevo de 65 embajadores españoles se encuentra paralizado por la situación del Gobierno que continúa en funciones desde hace casi nueve meses y que está provocando una situación inédita en la diplomacia de España.

En este momento hay 44 embajadas por cubrir porque han vencido los plazos y dentro de tan sólo dos meses habrá otras 21 legaciones pendientes de ser asignadas.

"Es una situación absolutamente grotesca, sin precedentes en Europa", afirma el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo.

Un Gobierno en funciones ve limitada su área de operaciones internacionales, con consecuencias que reducen la eficacia de la acción exterior, según diversas informaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Así, la decisión de no realizar nombramientos ha supuesto no sólo la suspensión del proceso de rotación de embajadas del año 2015, sino el mantenimiento de plazas vacantes y la continuidad de embajadores en edad de jubilación (seis en concreto).

Han quedado vacantes varias embajadas importantes como la India o Bélgica, después de que el titular de esta última, Ignacio Jesús Matellanes, fuera cesado en abril tras una inspección en la legación de Bruselas y el de Nueva Delhi, Gustavo de Arístegui, presentara su dimisión el pasado mes de diciembre por la investigación judicial de un presunto cobro ilegal de comisiones.

En estos países, según los datos de Exteriores, las relaciones a nivel de encargado de Negocios reducen la capacidad de acción de las embajadas y se ceden espacios y oportunidades que aprovechan los países competidores.

Como consecuencia de la limitación de la capacidad de compromiso del Gobierno y de los representantes diplomáticos, Exteriores señala que España se ve "progresivamente excluida de aquellos centros de poder en los que se toman las grandes decisiones".

"Se suceden de este modo las reuniones de mandatarios europeos e internacionales a las que normalmente acudirían los miembros del Gobierno español, que son marginados ahora por no poder asumir directamente los compromisos que se han de tomar", afirma.

Y añade Exteriores que esta situación "tiene un coste para el prestigio de España, que ve frenada su condición de potencia".

Si esto ocurre a niveles de Gobierno, lo mismo se produce tanto en la diplomacia multilateral como en la bilateral.

Poco a poco, según las informaciones de Exteriores, las invitaciones a formar parte de grupos informales, de avance en organizaciones internacionales, foros diplomáticos o dentro de los propios países "se van restringiendo", lo que supone "una pérdida de perfil de los representantes españoles y una reducción de la capacidad para influir en las decisiones internacionales y proteger los intereses".

Los mandatarios de los grandes países de la UE se reúnen para tratar temas de vital interés para España (Brexit o Unión Económica) sin invitar a este país al ser un Gobierno en funciones.

Igualmente, los embajadores y representantes diplomáticos ven cómo paulatinamente se les recibe con menor frecuencia en las cancillerías extranjeras, o a menor nivel, "perdiendo el peso que se ha ganado con la proyección exterior reforzada de los últimos años".

Esto afecta directamente a gestiones ante otros Gobiernos para asuntos de interés nacional, como pueden ser los concursos y licitaciones de empresas.

Además, la interinidad del Gobierno ha provocado que se pospongan viajes y visitas de Estado, con el consiguiente "detrimento" de las relaciones bilaterales con los países con los que estaban programados o en ciernes, dejando espacios que ocupan competidores.

De hecho, se han cancelado, pospuesto o abandonado planes para viajes de Estado a Arabia Saudí, Marruecos, Japón, China, Corea del Sur, Argentina o Chile y visitas de jefes de Estado o de gobierno de países como Argentina, Brasil, Costa Rica, El Salvador, Israel, Catar, Nigeria o Canadá.

También las reuniones de Alto Nivel o Comisiones Binacionales se han visto afectadas, y no se han programado las de México, Turquía, Marruecos y Argelia en las fechas que se debía.

Además, están pendiente de ratificación por las Cortes más de 40 tratados y acuerdos, como la prórroga del Acuerdo de Cooperación Científica sobre la Estación de Seguimiento de la NASA en Robledo de Chavela (2003), el nuevo Convenio Bilateral de Seguridad Social con Estados Unidos o la revisión de la Asociación para la Paz, el Crecimiento y la Innovación con Japón, entre otros.

Al menos 18 directivas comunitarias que requieren normativa con rango de ley están pendientes de transposición (serán 36 a final de año), lo que conlleva "un alto riesgo de imposición de multas por parte de la Comisión Europea por incumplimiento de una obligación que atañe a todos los Estados miembros".

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual