Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Senado

Barberá seguirá de senadora, pero se da de baja del PP a petición del partido

Éste ha sido el resultado de una jornada de constantes llamadas telefónicas entre Barberá y la sede nacional, principalmente el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo y María Dolores de Cospedal

La ex alcaldesa de Valencia y senadora del PP Rita Barberá.

Rita Barberá se excusa y no acudirá esta tarde al Senado

La ex alcaldesa de Valencia y senadora del PP Rita Barberá.

EFE (ARCHIVO)
Actualizada 15/09/2016 a las 11:04
  • EUROPA PRESS . MADRID
La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se ha dado de baja como militante del PP a petición de su partido, pero no ha abandonado el acta de senadora, pues haber renunciado a ella "podría entenderse como una asunción de culpabilidad", señala la exregidora.

Tras una mañana de rumores sobre la dimisión de Barberá, la Oficina de Prensa del Partido Popular ha emitido un comunicado antes de las 18.00 horas para anunciar que la exalcaldesa causaba baja del partido, pero no de la Cámara Alta.

Un comunicado con el nombre de la propia Barberá en el que ella constata: "Expreso mi voluntad de NO DIMITIR (así, en mayúsculas) del Senado y de permanecer en él, tal y como me ampara la Ley, porque de lo contrario podría entenderse como una asunción de culpabilidad".

Añade justo a continuación: "He solicitado mi baja del Partido Popular porque así me lo ha pedido el Partido".

Éste ha sido el resultado de una jornada de constantes llamadas telefónicas entre Barberá y la sede nacional, principalmente el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, aunque también la secretaria general, María Dolores de Cospedal, según han indicado fuentes del PP.

Diversos cargos consultados han explicado, además, que la pretensión inicial consistía en que la exalcaldesa valenciana renunciara a su acta de senadora, lo que implícitamente provocaba la suspensión de militancia, en concreto la suspensión temporal de militancia, que es la que el PP aplica a aquellos cargos inmersos en procesos judiciales tras ser imputados, según el código interno.

Finalmente, Barberá deja de ser militante del PP porque así se lo ha pedido el partido, en palabras de la política valenciana, pero mantiene el acta parlamentaria, sobre la que la dirección de los populares no puede hacer nada si no renuncia a ella su titular. El acta es personal e intransferible, recuerdan las fuentes.

Por tanto, Barberá, al romper sus vínculos con el PP, deja de estar inscrita en el grupo popular del Senado, pero, como mantiene el acta, pasará al Grupo Mixto, conservará su aforamiento y será juzgada por el Supremo.

Además, se da la particularidad de que en el Mixto coincidirá con los tres parlamentarios que en esta Cámara tiene Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, advirtió ayer de que, si la dirección de Rajoy no lograba la expulsión de la exalcaldesa, se acabaría el apoyo al candidato.

Fuentes del PP han indicado que una de sus prioridades, en las conversaciones con Barberá, ha sido la preservación del acuerdo de investidura suscrito entre ambos partidos, cuyo punto 93 plantea la expulsión de los cargos públicos que sean imputados.

Ese acuerdo, que decayó a raíz de la investidura fallida del candidato del PP, Mariano Rajoy, el pasado 2 de septiembre, no compromete ahora mismo a ambos partidos, pues se trataba de un acuerdo sólo para tratar que el líder de los populares saliera investido, pero las fuentes populares lo consideran vigente.

La tensión y la expectación, en definitiva, han marcado un día que pone fin a la relación de quien ha sido una de las alcaldesas más elogiadas por los populares.

Su gestión siempre se ha puesto como ejemplo, pero la relación con el caso Imelsa, acerca de un presunto delito de blanqueo de dinero en el Ayuntamiento valenciano, y el auto de ayer del Tribunal Supremo para iniciar una investigación sobre su papel en los supuestos hechos, han desembocado en la total ruptura.

Ruptura que ha cristalizado en un comunicado de Barberá, en el que esta decisión "dolorosa" es también vista por ella como "una muestra más" de su "entrega" al partido. "Evito que nadie se ampare en mí para responsabilizarme de cualquier perjuicio o para esconder sus resultados políticos y electorales", explica.

Indica en la nota que esperaba la apertura de la investigación, ya que resultaría "incoherente" no proceder a ella al no existir "testimonio directo de incriminación" contra su persona.

Descarta Barberá que tenga privilegios de alguna clase a pesar de la "burda manipulación" que a su juicio se ha hecho sobre ese extremo.

Y declara su interés en que pronto pueda tomar declaración para "el esclarecimiento definitivo" de los presuntos hechos y de la "inexistencia de ilícito alguno".

Las reacciones políticas no han tardado. Compromís ha criticado que Barberá se aferre al Senado, en tanto que Podemos ha pedido una reforma del proceso de designación autonómica de senadores para revocar a la exregidora, pues su escaño proviene precisamente del nombramiento de Les Corts Valencianes.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual