Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

Nacional Nacional

La Hemeroteca
POLÍTICA

Las elecciones vascas y gallegas apuntalarían a Rajoy

El sondeo del CIS apunta a que el PP revalidará la mayoría absoluta en Galicia por tercera vez consecutiva

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

Rajoy ensalza la figura de Alfonso Alonso y obvia a Soria

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

EFE
09/09/2016 a las 06:00
Etiquetas
  • COLPISA. MADRID
Los sondeos preelectorales del CIS fueron recibidos con alborozo en la Moncloa y en el cuartel general del PP en la calle Génova. Las encuestas apuntan a que el popular Alberto Núñez Feijóo revalidará con facilidad la mayoría absoluta y seguirá al frente de la Xunta de Galicia sin necesidad de pactar, mientras que en el País Vasco los populares experimentan un leve retroceso, pero pueden ser la llave del Gobierno del nacionalista Iñigo Urkullu.

Había satisfacción, sobre todo, por las perspectivas en Galicia, que se leen, además de como un éxito personal de Feijóo, como un aval a Mariano Rajoy y a su estrategia para la investidura tras las elecciones generales del 26 de junio. El PP obtendría entre 40 y 41 diputados en el Parlamento de Galicia, ahora tiene 41 de los 75 que componen la Cámara. La entrada en escena de Ciudadanos, según el sondeo, no ha hecho ni cosquillas a los populares. Ni la crisis ni los recortes ni la corrupción ni el nuevo escenario político han hecho mella en la fortaleza del PP.

El estudio también apunta a una cerrada lucha entre En Marea y el PSdG por la segunda posición. Los socialistas obtendrán 16 representantes y la coalición de izquierda entre 15 y 17. Un escenario que sí supone un vuelco respecto a lo que ocurrió hace cuatro años, cuando el PSdG fue el segundo con 18 escaños, y A Nova, el partido de referencia de En Marea, llegó a nueve.

Pero ahora con la incorporación de Podemos y en menor medida de IU la alianza ha mejorado sus expectativas. Los nacionalistas del BNG, en cambio, se hunden con dos diputados, según la encuesta, cinco menos que en 2012.

"Es un sueño", confesó el presidente de la Xunta, porque conseguir por tercera vez consecutiva la mayoría absoluta solo entraba en los mejores escenarios que maneja el PP. Anteriores sondeos, además, colocaban al PP en el entorno de los 37 diputados, a uno de la llave del Parlamento gallego. Si Feijóo sale fortalecido, Rajoy se beneficia por igual. La repetición de la candidatura del presidente de la Xunta fue un empeño personal suyo porque el gobernante gallego dudaba de la conveniencia de volver a ser el cabeza de lista del PP. Feijóo siempre ha sido uno de los nombres que figuraron en el cuarteto de aspirantes al relevo de Rajoy, y si el 25 de septiembre se confirman las buenas perspectivas electorales se colocará en la mejor posición en una hipotética línea de salida sucesoria.

SIN EFECTO PODEMOS

Si grande fue la dicha en la Moncloa y en el PP por las expectativas gallegas, también fue motivo para el alivio el sondeo electoral del País Vasco. El PNV volvería a ganar las elecciones con 27 o 28 diputados de los 75 de la Cámara de Vitoria, ahora cuenta con 27. Un buen resultado para los nacionalistas, que, aunque está lejos de la mayoría absoluta, limita a cero los efectos de la irrupción de Podemos en la escena autonómica. En las generales del 26 de junio, el partido de Pablo Iglesias fue el ganador en el País Vasco con el 29% de los votos, cuatro puntos más que los nacionalistas. Una situación que se ha dado la vuelta en el sondeo del CIS, que atribuye al PNV casi el 38% de la intención de voto por el 19% a los 'morados', el doble.

Podemos, incluso, no tiene garantizada la segunda posición porque EH Bildu, pese a la inhabilitación, o por ella, de Arnaldo Otegi, iguala sus expectativas de voto. La izquierda abertzale se mueve entre los 15 y los 17 diputados, y Podemos, 16, aunque Bildu le aventaja en más de un punto en intención de voto. Pero para preocupación la de los socialistas, que de ser tercera fuerza en el País Vasco, después de haber sido la segunda durante muchos años, pueden caer a la cuarta o quinta posición. El estudio apunta que el PSE pasará de 16 a ocho diputados, los mismos que el PP, pero con el consuelo para los populares de que su retroceso se limita a dos escaños. Ambos partidos, no obstante, serán decisivos para que el lehendakari Iñigo Urkullu renueve su mandato, y el PP puede intentar hacer valer el valor de sus votos en Vitoria con la mirada puesta en la investidura de Rajoy en Madrid. Los nacionalistas aseguran por activa y pasiva que los resultados no influirán en la postura de sus cinco diputados en el Congreso, pero nada está escrito para cuando llegue la hora de la verdad.

El PSOE, siempre de acuerdo al estudio del CIS, puede perder su papel de fuerza determinante en el País Vasco y no tiene sencillo mantenerse como segunda fuerza en Galicia. Todo un revés para Pedro Sánchez porque los candidatos en ambos territorios son de su absoluta confianza, y en el caso gallego, además, el aspirante cuenta con un fuerte rechazo interno porque aunque ganó las primarias, la confección de las listas bajo la tutela de la dirección federal reabrió viejas heridas.

Tampoco Ciudadanos encuentra razones para el consuelo. En el País Vasco el sondeo apunta a que no entrarán en el Parlamento de Vitoria, y en Galicia, con suerte, cosechará un diputado por Pontevedra.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual