Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
PLENO DE INVESTIDURA

Rajoy baraja no someterse a una investidura en octubre si se mantiene el bloqueo

El PP desiste de tentar al PSOE antes de la votación de mañana y reunirá este sábado al Comité Ejecutivo para analizar la nueva fase

El líder del PP, Mariano Rajoy.

El líder del PP, Mariano Rajoy.

Mariano Rajoy, en el Congreso.

Actualizada 02/09/2016 a las 11:46
  • COLPISA. MADRID
Mariano Rajoy esta vez sólo necesita más 'síes' que 'noes' en favor de su candidatura, pero con toda probabilidad el Congreso de los Diputados se opondrá de nuevo por la noche a la reelección del presidente del Gobierno en funciones. La votación de este viernes, la segunda de la semana, podría ser, además, la última ocasión para ver al líder del PP debatir en las Cortes en la actual legislatura. Así lo contemplan en la Moncloa, donde el entorno del jefe del Ejecutivo se plantea no concurrir en octubre a otra sesión de investidura si el bloqueo persiste y no hay garantías de éxito.

En realidad, nunca estuvo en los planes del dirigente popular acudir al hemiciclo y facilitar que el debate se convirtiera en una especie de moción de censura. En los últimos ocho meses una máxima ha guiado la actuación de Rajoy: a la investidura sólo se va para ganar. Sólo la presión de Ciudadanos, que a mediados de agosto condicionó toda negociación a marcar una fecha en el calendario, obligó a ceder al presidente, que este martes exponía sin ganas ni esperanzas su programa de Gobierno en el Congreso.

Un día después, se activó el "reloj de la democracia". Desde el miércoles a las 20:05 horas los grupos parlamentarios cuentan con dos meses para resolver su cometido antes de que las Cortes se disuelvan y se convoquen nuevas elecciones. Una vez activado el plazo, en el PP entienden que ya no hay necesidad de hacer pasar a su líder por el mismo trance.

Para analizar esta situación, Rajoy ha convocado este sábado a las once y media de la mañana a su Comité Ejecutivo Nacional en la calle Génova. Horas antes de volar hacia la cumbre del G-20 en China, el presidente de los populares dará a los suyos las pautas a seguir en esta nueva fase en la que, según fuentes del partido, no se plantea tirar la toalla hasta agotar todas las posibilidades. Lo advirtió él mismo el pasado lunes, tras el encuentro con Pedro Sánchez que el secretario general de los socialistas tildó de "prescindible". "Seguiré intentándolo con el PSOE ahora, después de la primera votación y, si fuera necesario, después de la segunda, porque es la llave", anticipó el líder del PP.

En las últimas 24 horas, sin embargo, no se han producido contactos para intentar sacar adelante la votación de mañana. Entre los populares se ha instalado la resignación y, dada la rotundidad del 'no' de Sánchez a una investidura del PP, han renunciado a intentos de acercamiento que intuyen estériles. "No hemos cambiado nuestra tesis ni nuestra posición y mantendremos todos los contactos que ellos (los socialistas) quieran, pero en los últimos tiempos he tenido la desgracia de comprobar que hay demasiadas llamadas nuestras que no son atendidas", reprochó en el Congreso el portavoz parlamentario de los populares, Rafael Hernando.

PIANO, PIANO

La sensación entre los populares es la de que "vamos hacia unas terceras elecciones", con el riesgo que conlleva la convocatoria de unos comicios de resultado imprevisible, aunque admiten que aún hay algunas equis de la ecuación por despejar. En primer lugar, recuerdan la importancia de las convocatorias electorales del 25 de septiembre en Galicia y País Vasco. Por otro lado, confían en los movimientos internos que se puedan producir en el PSOE en el momento en el que se convoque el Comité Federal.

La hipótesis que barajan es la de que un mal resultado de los socialistas en las urnas empuje a los sectores críticos a plantarse frente a Sánchez. Y esperan, escépticos, que, pese a los cálculos electorales que puedan estar haciéndose en el PSOE, federaciones como la extremeña o la andaluza se posicionen a favor de facilitar el Gobierno a Rajoy. Esto significa que en la composición del PP, las opciones de su candidato vuelven a quedar en manos de terceros.

Del mismo modo, los populares podrían transitar la vía del PNV pasado el 25-S. Pero aunque es una puerta que el partido no desea cerrar, algunos como Hernando ven "imposible" pactar con los nacionalistas vascos mientras reclamen un referéndum de autodeterminación.

Cualquier otro escenario ni tan siquiera se maneja. Así, la posibilidad de que Rajoy ceda el paso a un candidato popular más atractivo y con menos carga a sus espaldas, queda hoy por hoy totalmente descartado.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual