Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

Semejanzas y diferencias de los dos pactos

Los acuerdos de C's con PP y PSOE se parecen en el área social y difieren en laboral, libertades y reformas institucionales

30/08/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Ni tan iguales como pretende transmitir Albert Rivera ni tan distintos como se esfuerza en hacer ver Pedro Sánchez. Los pactos que Ciudadanos cerró con PSOE, en febrero, y el PP, este domingo, tienen muchas coincidencias en el capítulo social y educativo, pero también notables diferencias en el área laboral, en el de derechos y libertades y en el de reformas institucionales.

Economía. Ambos documentos se comprometen con la estabilidad presupuestaria, el pacto de pensiones y la reforma de financiación autonómica, pero el del PSOE quería reformar el artículo 135 de la Constitución para que el déficit y la deuda no ahogaran al estado social. También preveía el cierre de centrales nucleares y un mayor porcentaje de inversión en I+D+i.

Fiscalidad. Coinciden en terminar con las bonificaciones fiscales a grandes empresas, recuperar lo perdonado en la amnístia fiscal y con no subir el IRPF a trabajadores y clase media. El documento del PP reducirá dos puntos el de la renta en cuanto el déficit baje del 3% y solo bajará el IVA cultural del 21% al 10% para espectáculos en directo. En el del PSOE la bajada del IVA cultural era total, aboagaba por impuestos más progresivos y uno para grandes fortunas.

Laboral. Comparten en reducir los contratos a tres (indefinido, formación y de protección creciente), en crear la ‘mochila austriaca’, y en rebajar cargas a los autónomos, pero el del PSOE anulaba los puntos clave de la reforma laboral del PP, pedía una subida el SMI de al menos el 1%, y recuperaba el subsidio para parados sin ingresos de más de 52 años.

Emergencia Social. Ambos documentos destinan notables fondos al complemento salarial y a los planes de lucha contra la pobreza infantil y el fracaso escolar, pero el del PSOE incluía unos 2.000 millones anuales más, pues sumaba un ingreso mínimo vital para familias sin recursos.

Política social. Los dos apuestan por una pacto nacional por la educación (con paralización de la Lomce) y otro contra la violencia de género, por aumentar los permisos paternales por hijo, por revertir los recortes en dependencia, o por facilitar la dación en pago y limitar los desahucios, pero el de los socialistas planteaba la devolución de la tarjeta sanitaria a los ‘sin papeles’ y el PP solo habla de universalizar la sanidad.

Ley electoral. Ambos apuestan por impulsar una ley electoral más proporcional, pero el del PP además pide elección directa de los alcaldes y reducción de tiempo de campaña y gastos. En el del PSOE se apoyaba la obligación de celebración de primarias y la prohibición del pluriempleo de diputados y senadores.

Libertades. El PP acepta «revisar» la ‘ley mordaza’ (el PSOE derogaría todos los artículos recurridos). Los socialistas, además, preveían revisar los acuerdos con la Santa Sede y una ley de libertad religiosa, mantener la ley de plazos del aborto, recuperar la jurisdicción univeral y derogar la prisión permanente revisable.

Diputaciones. El PSOE abogaba por la supresión de las diputaciones y la conversión del Senado en una cámara «estrictamente territorial» y con 100 miembros. El PP solo acepta abaratar la estructura de las diputaciones y solo habla de reducción «sustancial» de senadores.

Constitución. El firmado con el PSOE planteaba el inicio de un amplia reforma constitucional (estado federal, blindaje de derechos, sucesión en la Corona, etc.) y el del PP solo acepta crear una mesa de expertos que debatan los límites y contenidos de «una revisión» constitucional, sin comprometerse a iniciarla.

Poder Judicial. El PP acepta que los doce vocales del CGPJ sean elegidos por la carrera judicial y no por el Parlamento sin tocar el órgano. El suscrito con el PSOE acepta bajar los vocales de 20 a 10, pero mantenía la elección de los vocales por las Cortes, aunque con garantías de independencia. Además se pedía la eliminación de los plazos límite para instruir causas y que instruyan los fiscales.

Anticorrupción. Los paquetes anticorrupción son similares, pero el PP acepta que se separe a los cargos públicos imputados por corrupción sin esperar (como decía el del PSOE) a la apertura de juicio. El acuerdo con los socialistas bloqueaba cinco años el uso de ‘puertas giratorias’ por los altos cargos cesados.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual