Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
POLÍTICA

El PP presionará a Ciudadanos para que entre en un Gobierno de Rajoy

Los populares extienden la obligación de separar a los cargos públicos imputados por corrupción a autonomías y ayuntamientos.

Los portavoces parlamentarios del PP, Rafael Hernando (i), y de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (d), durante la firma del pacto anticorrupción.

Los portavoces parlamentarios del PP, Rafael Hernando (i), y de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (d), durante la firma del pacto anticorrupción.

Los portavoces parlamentarios del PP, Rafael Hernando (i), y de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (d), durante la firma del pacto anticorrupción.

EFE
20/08/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Albert Rivera solo ofrece un pacto de investidura, limitado a que Mariano Rajoy alcance la Presidencia del Gobierno, pero el PP insiste en que quiere más. El portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, confesó este viernes que aspiran a que la negociación que ambos partidos abrieron esta tarde, para ver si son capaces de alcanzar un pacto de compromisos políticos y reformas que permita al partido de Rivera dar el 2 de septiembre un 'sí' a Rajoy, acabe "en un gran acuerdo que en el futuro se convierta también en un pacto de gobierno". La idea que transmitió Hernando es que tienen claro su objetivo final, pero que quieren ir "paso a paso". Ahora tratarán de cerrar un pacto de investidura, pero si Rajoy supera la votación y puede formar Gobierno aprovecharán el acuerdo programático ya firmado para convencer a Rivera de la necesidad de que entre en el Ejecutivo para asegurar su ejecución con la formación de una mayoría parlamentaria estable, de 169 diputados, para toda la legislatura. "Estamos en el principio de un gran amor", comentó Hernando optimista, entre bromas y veras, parafraseando el famoso diálogo final de la película 'Casablanca'.

Su pretensión, sin embargo, choca, al menos por el momento, con los planes de Ciudadanos, que según confirmó este viernes Juan Carlos Girauta, su portavoz parlamentario y cabeza del equipo negociador, no tiene intención alguna de superar el acuerdo de investidura. Su objetivo es lograr un pacto que incluya sobre un centenar de reformas y políticas que ambos grupos parlamentarios se comprometan a impulsar durante la legislatura, pero que, fuera de la votación conjunta de estas iniciativas, la formación liberal sea un grupo más de la oposición, con libertad para controlar al Gobierno, y que decida, ley a ley, con quien cierra alianzas. En este sentido, Rivera reafirmó el jueves que nunca entrará en un Ejecutivo presidido por Rajoy, porque sigue pensando que su responsabilidad por la corrupción en su partido le inhabilita para encabezar la nueva etapa política.

El portavoz popular también dotó de un muy amplio contenido al primer punto de los seis que componen el pacto anticorrupción que este viernes firmaron con Ciudadanos, que era la condición previa e indispensable de la formación naranja para que se pudiese abrir el diálogo. El texto dice que ambos partidos se comprometen a la "separación inmediata de cualquier cargo público que haya sido imputado formalmente por corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento". Ciudadanos, según fuentes de la dirección, en un principio, y dado que se trata de un pacto nacional, solo exigía que esta medida se tomase con las imputaciones que puedan afectar a miembros del Gobierno central y a diputados y senadores, como puede ser en pocas semanas el caso de Rita Barberá.

Sin embargo, Hernando aclaró que ellos entienden que la disposición rige para todos los representantes políticos, nacionales y locales, incluidos los cargos políticos en ejecutivos y parlamentos autonómicos, diputaciones y ayuntamientos. Pero al tiempo, también recordó que el acta -sea de parlamentario o de concejal- es por mandato constitucional nominal -propiedad durante la legislatura del electo-, por lo que, aunque el partido pueda exigir dimisiones, los ceses solo se producirán si los acepta el propio investigado. Caso contrario, lo más que se puede hacer es expulsarlo de la formación, pero seguirá ejerciendo su cargo en la institución para la que fue elegido.

NEGOCIACIÓN EXPRÉS 

La firma del pacto anticorrupción permitió que las conversaciones para el acuerdo de investidura se iniciasen ya este viernes, a las cuatro de la tarde, con la primera reunión de los equipos negociadores. En un encuentro de poco más de una hora acordaron los grandes bloques a negociar, quedaron en iniciar el intercambio de documentos y propuestas este mismo fin de semana, y en volverse a reunir el lunes.

Ambas partes preven una negociación exprés, con un borrador de acuerdo hacia el próximo viernes, que recoja medidas muy concretas y no demasiado detalladas, porque su aprobación en el Congreso, si arranca la legislatura, siempre exigirá el concierto con otros partidos. Los dos equipos hablaron de ser flexibles y de eludir las líneas rojas para facilitar el entendimiento.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual