Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
POLÍTICA

Sánchez se enroca en el 'no' a Rajoy pese al riesgo de las nuevas elecciones

El secretario general socialista se muestra impertérrito frente a las presiones a su derecha e izquierda para que mueva ficha

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez.

Mariscal (Efe)
15/08/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Al PSOE le llueven los cantos de sirena a derecha e izquierda, y siga la llamada que siga, corre el riesgo de acabar ahogado. PP, Ciudadanos y Unidos Podemos insisten un día sí y al otro también en que la pelota está en el tejado de los socialistas y en que lo que suceda de aquí a final de año será responsabilidad suya y solo suya. Unos le urgen a permitir un nuevo Gobierno de Mariano Rajoy para superar el bloqueo político y los otros a dar el paso de conformar una mayoría progresista en la que los independentistas catalanes resultan imprescindibles. Y, repiten sus adversarios políticos, si el PSOE no se decanta por una de estas dos opciones, se irá a una terceras elecciones, un escenario que ningún partido quiere y menos aún un electorado hastiado de la incapacidad de entendimiento de los políticos. Ante esta situación, los socialistas están obligados a elegir entre cuatro opciones.

ABSTENCIÓN A LA PRIMERA

Esta opción parece casi descartada. Pese a la presión de dirigentes históricos, con Felipe González a la cabeza, Pedro Sánchez y su círculo más cercano no se cansan de repetir que "no, es no" y que si Rajoy quiere ser investido busque los apoyos en la derecha. El secretario general ha defendido desde la noche electoral el voto en contra a Rajoy y nada apunta a que vaya a cambiar de posición, ni siquiera ante la enorme presión a la que se va a ver sometido durante las próximas semanas. Pero no está claro que tampoco pueda rectificar aunque quiera. La férrea defensa que Sánchez ha hecho del veto al candidato del PP desde el 26 de junio le ha metido en un hoyo del que ahora le resultaría muy difícil salir sin que su imagen quede hecha trizas en el partido. Aunque nadie lo reconozca, hay otro factor que anima a los dirigentes socialistas a mantenerse en el no, y éste es el regocijo de ver cómo Rajoy se estrella, como le ocurrió a Sánchez, en la sesión de investidura.

ABSTENCIÓN A LA SEGUNDA

Si Rajoy fracasa en un primer intento se pondrá en marca el "reloj de la democracia", fórmula con la que Sánchez se refiere al plazo de dos meses hasta la convocatoria automática de unas terceras elecciones. Una de las frases más repetidas en los pasillos del Congreso tras la fallida investidura del secretario general socialista es que en 60 días pueden ocurrir muchas cosas. Una de las que podría hacer cambiar de opinión al PSOE es que el PP presentase un candidato distinto a Rajoy. Ahí, sí, los socialistas podrían tener una salida airosa ante sus bases por entregar el Gobierno a la derecha. Al menos, podrían decir, jubilaron al presidente que más recortes ha acometido en la historia de España. El hecho de que los dirigentes de Ferraz insistan siempre en el "no a Rajoy" en vez de en el "no al PP" puede apuntar a esta vía. Sin embargo, en el círculo más próximo a Sánchez se defiende que el veto se extendería a cualquier candidato popular. El paso a un lado de Rajoy choca con otro obstáculo que a día de hoy se antoja insalvable. El candidato del PP no tiene ninguna intención de salir por la puerta de atrás, aunque su perseverancia por seguir en el cargo conduzca a unas nuevas elecciones. Rajoy defiende que es él quien, por dos veces, ha ganado las elecciones y que de tener que marcharse alguien tendrán que ser aquéllos que fueron derrotados. Tampoco parece que en el PP nadie vaya a hacer cambiar de parecer a su líder.

UNA MAYORÍA ALTERNATIVA

Podemos ya ha anunciado que sería "muy flexible" con el PSOE en las negociaciones para formar una coalición de izquierda. El problema es que los socialistas y Unidos Podemos apenas reúnen 156 diputados, 20 menos de la mayoría absoluta. Para alcanzarla necesitan del apoyo de independentistas catalanes y nacionalistas vascos. El PNV y el Partido Demócrata Catalán -la antigua Convergència- ya han avanzado que estarían dispuestos a negociar con Sánchez. Esquerra, en cambio, se mantiene firme en su reivindicación de que a cambio de su apoyo a la investidura se convoque un referéndum en Cataluña. Aunque Sánchez se ha mostrado ambiguo sobre la posibilidad de buscar una mayoría progresista si Rajoy fracasa, en Ferraz se da por descartada esta posibilidad. Y ello a pesar de que algunos barones regionales como la balear Francina Armengol o el catalán Miquel Iceta se mostraron favorables a explorar esta posibilidad. Sánchez ya rechazó esta opción en la pasada legislatura, en la que se negó siquiera a sentarse a negociar con fuerzas independentistas.

TERCERAS ELECCIONES

El PSOE, como el resto de fuerzas, mantiene que una nueva repetición de las elecciones sería una pésima noticia para los españoles. El problema está en que si los socialistas se niegan a pactar a derecha e izquierda no quedará más opción que un nuevo regreso a las urnas. Pese al fracaso que supondría la convocatoria electoral, el PSOE ha visto como el CIS de la pasada semana lo situaba como el único de los cuatro grandes partidos que cosecharía unos mejores resultados. La opinión de que a la tercera el PSOE podría convertirse en una sería alternativa al PP ha calado en algunos sectores socialistas. No sólo por la encuesta del CIS. En junio, el PSOE consiguió sobreponerse al anunciado 'sorpasso' de Unidos Podemos. Esta coalición, además, pasa por sus momentos más bajos, lo que invita a pensar que tal vez el PSOE podría recuperar algunos de los muchos votos que le ha robado Pablo Iglesias a lo largo de los dos últimos años. A favor de no evitar las terceras elecciones juega también el coste que supondría permitir gobernar al PP. A las puertas de un congreso en el que se decidirá quién lidera el partido socialista los próximos años, ningún aspirante a la secretaría general quiere cargar con semejante sambenito.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual