Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

Rivera da otro paso hacia el 'sí' a Rajoy

Exige seis medidas anticorrupción para sentarse a negociar la investidura del líder de los populares.

Rivera da otro paso hacia el 'sí' a Rajoy

Rivera da otro paso hacia el 'sí' a Rajoy

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

AFP
Actualizada 11/08/2016 a las 00:13
  • COLPISA. MADRID
Albert Rivera, respaldado por la ejecutiva de Ciudadanos, hizo este martes una oferta a Mariano Rajoy que, de ser aceptada y llegar a buen término, podría poner fin en días al bloqueo que la política española vive desde hace siete meses y medio, evitar otras elecciones y terminar por permitir la constitución de un Gobierno.

El líder de la formación naranja comunicó a Rajoy, con quien se entrevistará mañana, que si acepta firmar un pacto con seis medidas contra la corrupción y por la regeneración y fijar de inmediato la fecha en la que acudirá al Congreso a someterse a la sesión de investidura está dispuesto a cambiar su posición y a sentarse a negociar un acuerdo para dar el 'sí' de los 32 diputados de Ciudadanos a su designación como presidente del Ejecutivo. Eso sí, le advirtió de que ni el contenido del pacto anticorrupción ni la obligación de fijar de inmediato la fecha para el debate son negociables. Si no responde sí a ambas cosas en un plazo razonable no habrá negociación ni apoyo en la investidura.

El respaldo de los liberales, de ser al final posible, elevaría de 137 a 169 los apoyos directos a la candidatura de Rajoy -170 si también se incorporase al acuerdo Coalición Canaria-, le dejaría a solo seis o siete votos de la mayoría absoluta, y pondría al PSOE muy difícil negarle la abstención que automáticamente permitiría al líder del PP continuar en la Moncloa.

La oferta de Rivera sin embargo es limitada. Si el proceso de negociación se abre y termina en acuerdo, Ciudadanos solo le garantizará su 'sí' a la investidura. Negocien lo que negocien, no contempla la posibilidad de firmar un pacto que les convierta en socios de legislatura y garantice en el Congreso la estabilidad del Ejecutivo, pero, sobre todo, lo que el líder de la formación naranja descartó es que su partido vaya a entrar en el Gobierno.

Indicó que haya acuerdo o no, Ciudadanos estará en la oposición y pactará con el Gobierno o con el resto de partidos, según se tercie a sus intereses, ley a ley. Dijo que no puede ser de otra manera, porque si termina por dar su apoyo a Rajoy -porque acepte sus condiciones- lo hará con la nariz tapada y porque no ve más alternativa para evitar elecciones. Su primera oferta, imposible por las negativas de PP y PSOE, era un Gobierno de los tres con un presidente que no fuese Rajoy. Nunca, volvió a repetir, entraría en un Ejecutivo de Rajoy porque sigue pensando que está inhabilitado para liderarlo por sus implicaciones con las tramas de corrupción.

Rivera justificó el nuevo cambio de postura -hace 15 días ya había pasado del 'no' de la campaña electoral a la abstención- por un ejercicio de "responsabilidad con España". Lo hace, destacó, porque no ve a los demás partidos dispuestos a romper el bloqueo, sobre todo el PSOE, que cree que "se ha desentendido de España" pese a que es la única formación capaz de asegurar la investidura de Rajoy. "Hay que mojarse. Es el paso de Ciudadanos para desbloquear el país, porque nos importan más los españoles que nuestro propio partido", aseguró.

BARBERÁ, EN LA DIANA

Las condiciones 'sine qua non' que Rivera obliga a firmar a Rajoy para que pueda abrirse una negociación son muy similares a las que impuso a Cristina Cifuentes en Madrid o a Susana Díaz en Andalucía antes de facilitar sus presidencias, o las que contemplaba el pacto de marzo con el PSOE.

La primera, la separación de todos los cargos públicos investigados (imputados) por casos de corrupción apunta ya de entrada a la senadora popular Rita Barberá, como antes le costó los cargos en Andalucía a Manuel Chaves y José Antonio Griñán. La segunda, la eliminación del aforamiento ante el Tribunal Supremo de los miembros del Gobierno y de las Cortes. La tercera, la reforma de la ley electoral para hacerla más proporcional. La cuarta, el fin de los indultos a corruptos. La quinta, la limitación a dos mandatos del presidente del Gobierno. Y la sexta, creación de una comisión de investigación en el Congreso por el 'caso Bárcenas', la más dolorosa para el PP, pero a la que probablemente le habría abocado la oposición en cualquier caso en cuanto se iniciase la legislatura.

La firma del pacto no asegura el acuerdo, solo abre la negociación. El pacto del 'sí' solo llegará -si es que llega- si Rajoy está dispuesto a aceptar llevar a cabo otra serie de reformas y cambios que le impondrá Ciudadanos. En la lista de exigencias, no faltará la puesta en marcha de un pacto nacional por la Educación y la Ciencia, que reforme la Lomce y revitalice el I+D+i; la supresión de las diputaciones provinciales y la simplificación de la Administración; la reforma del mercado laboral y la demanda de un contrato único e indefinido; la implantación de ventajas fiscales a los autónomos con bajos ingresos; medidas por el empleo; o la recuperación de 2.800 millones de la amnistía fiscal de 2012.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual