Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Pactos de Gobierno

​Rajoy amenaza con seguir en funciones hasta que Sánchez y Rivera cedan

No tiene intención de poner fecha a la investidura ni de acudir al Congreso salvo que ambos partidos le garanticen un acuerdo

El PP anuncia en Twitter que Rajoy se va a presentar a la investidura

El PP anuncia en Twitter que Rajoy se va a presentar a la investidura

El presidente en funciones, Mariano Rajoy.

EFE
09/08/2016 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID
Mariano Rajoy parece decidido a utilizar la carta que tiene en su mano, la de congelar la investidura, como forma de incrementar la presión sobre Pedro Sánchez y Albert Rivera para que muevan su respectivas posiciones. Su exigencia es que el primero permita con la abstención su designación como presidente y que el segundo, con el paso a un 'sí', ayude a mover a los socialistas del férreo 'no' y, además, se convierta por el camino en su socio preferente para lograr cierta estabilidad del Ejecutivo en una compleja legislatura.

El problema es que Sánchez, con el respaldo oficial y por ahora unánime del Comité Federal socialista, no está dispuesto a retratarse, al menos en solitario, con una cesión con la que sus oponentes de Podemos le pondrían en tela de juicio su capacidad para reclamarse líder de la izquierda y de la oposición. Rivera, por su parte, considera que pasar de un 'no' a una abstención ya es cesión bastante para contribuir a poner fin al bloqueo y que, de ninguna manera, va a respaldar a un candidato a la Presidencia que cree invalidado por la corrupción, por lo que tampoco negociará y cerrará con él acuerdo de legislatura alguno. Por ahora, solo está dispuesto a pactar unos Presupuestos, para evitar la sanción de la UE y que el país se pare, pero solo cuando ya haya Gobierno.

La conclusión de Rajoy es que mientras el líder del PSOE y el de Ciudadanos sigan atrincherados en sus actuales posturas, que no parecen dispuestos a variar, ignorando sus ofertas programáticas y demandas de negociación, no tiene ni la más mínima oportunidad de acudir al Congreso con alguna esperanza de ser investido. Su respuesta al bloqueo, al menos a tenor de las palabras de su portavoz parlamentario, Rafael Hernando, es que por ahora continuará de presidente en funciones 'sine die', porque, aunque tiene prisa por tener un Gobierno y poder aprobar unos Presupuestos en tiempo y forma, no está dispuesto a someterse a una investidura -por ejemplo a finales de agosto- sin saber de antemano que cuenta con los votos precisos para superarla. Así se entiende que dirigentes conservadores como Andrea Levy ya no descarten un retraso del debate hasta después de la autonómicas gallegas y vascas del 25 de septiembre. La advertencia se produce cuando Sánchez sigue desaparecido y justo dos días antes de que Rajoy vuelva a entrevistarse con Rivera.

EL BUCLE

Convencido como está el líder popular de que no existe alternativa posible a que él sea el próximo presidente de España, ya que cree que la decisión que debe tomar la oposición es o permitir su designación o encaminarse a terceras elecciones, ni pondrá fecha al debate, pese a que ya se lo demanden a diario, ni acudirá a la investidura mientras Sánchez y Rivera no le garanticen que es para ganarla. Este planteamiento, de enquistarse, tiene un efecto automático, que la interinidad del Gobierno, que ya dura siete meses y medio, no tendrá fecha de caducidad y el bloqueo político entraría en un bucle indefinido, pues al no haber investidura fallida tampoco empieza a correr el plazo de dos meses para disolver las Cortes y convocar elecciones si no hay nuevo Ejecutivo.

Hernando no pudo ser más claro. "Si no hay un acuerdo no hay posibilidad de investidura, y si no hay posibilidad de investidura no tiene sentido un debate", explicó. "Sería temerario y desproporcionado fijar una fecha de investidura cuando todavía no hay manera de formar un Gobierno con un procedimiento exitoso", aclaró. "La responsabilidad de Rajoy es llegar a un acuerdo de gobierno para ir a una investidura no fallida", aseguró. "Lo demás son discusiones entre constitucionalistas", zanjó, en referencia a la supuesta obligación constitucional del candidato de ir sí o sí al debate.

La tesis de Hernando es que los españoles "nos dijeron que tenemos que entendernos" y que están hartos. Su opinión es que "ya no valen vetos (por C's) ni bloqueos (por el PSOE)" y que "Sánchez y Rivera deben variar sus posiciones" porque "todo lo demás es inútil y estéril". No perdió la oportunidad para aclarar que nadie espere un paso al lado de Rajoy, que es el único candidato.

Eso sí, aunque pidió a los dos que se muevan sin poner la excusa de que el otro lo haga primero, la dureza la reservó para el PSOE. "Todo pasa -dijo- porque Sánchez salga del 'no', sin la abstención del PSOE la legislatura es inviable y habrá elecciones". Con Ciudadanos aspira a que deje el veto a Rajoy y acepte empezar a negociar una sociedad. "Espero que con Rivera esta semana se puedan dar nuevos pasos", dijo.


Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual